Solos y mal acompañados

[Visto: 582 veces]

Por Enrique Chávez- Revista CARETAS
El viernes 24, la bancada oficialista se reunió en Palacio de Gobierno con el presidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia, también presidenta del Partido Nacionalista.
A la salida, el “acuerdo” estaba claro. Gana Perú no iba a presentar candidato propio para suceder a Ana María Solórzano en la presidencia del Legislativo y votaría por la lista encabezada por Vicente Zeballos de Solidaridad Nacional. Hacerlo por Luis Iberico de Alianza por el Progreso, apoyado por el fujimorismo, resultaba inaceptable para la pareja presidencial.
La votación del domingo 26 se anunciaba ajustada y a su entrada los propios candidatos reconocieron en declaraciones al paso que la elección se daría “voto a voto”.
El mínimo para hacerse de la Mesa Directiva era de 63 votos. Al final no fue necesaria una segunda vuelta. Iberico tuvo 70 votos y Zeballos, 55.
El propio Iberico había dado por seguros 52 sufragios provenientes de Fuerza Popular (35), Concertación Parlamentaria (9) y su propia bancada PPC-APP (7).
El oficialista Santiago Gastañadui reconoce que esperaban, como máximo, “una diferencia de repente de uno, dos, hasta tres votos”. Pero les sacaron quince.
“Esos votos vinieron de Perú Posible y, sí, de nuestra bancada”, admite. “Quedará en la conciencia de ellos no respetar el acuerdo consensuado. No hay mejor almohada que la propia conciencia. Cuando tomas un acuerdo tienes que respetarlo. Partido también significa disciplina, lealtad”.
“La disidencia del oficialismo a todas luces es clara”, añade el solidario Gustavo Rondón. “Eso se sintió en la votación”.
En el nacionalismo calcularon que unos siete u ocho votos de la bancada favorecieron a Iberico. Varios no asistieron a la reunión palaciega del viernes 24. Los reclamos internos se dirigieron hacia el ayacuchano Walter Acha, el cusqueño Hernán de la Torre y el arequipeño Tomás Zamudio.
Cenaida Uribe, que el domingo llegó al hemiciclo cuando la votación ya había empezado, también figura en la presunta lista rebelde. Celia Anicama, conocida como “Robacable”, oficializó su renuncia a la bancada con su voto por Iberico. Y en su caso lo dio a conocer.
Para explicar por qué Espinoza no había sido y no sería candidata a la Presidencia del Congreso, el lunes 20 Heredia había declarado a ATV+ que “el presidente de la República siempre señaló que no podría ser presidenta del Congreso porque debe existir un equilibrio de poderes. Y teníamos, como tenemos hasta ahora, una sola vicepresidenta de la República”.
El lunes 27, Espinoza respondió que no se presentó como candidata “para evitar fisuras en la bancada” pero aclaró que bajo su punto de vista no había incompatibilidad. “En política los antecedentes sientan precedentes, no solo en los últimos años, desde la época de Guillermo Billinghurst”. Se refería al vicepresidente durante la gestión de Nicolás de Piérola, que también encabezó el senado entre 1896 y 1897.
“Mi amigo es el Presidente y la señora Nadine es la esposa de mi amigo”, declaró Chehade el 23 de julio.
Si bien ninguno de los dos mostró sus cédulas a las cámaras, a pesar de todo tanto Chehade como Espinoza salieron a declarar después de la elección que votaron por Zeballos.
El primero tiene ya un pie fuera del nacionalismo. Pero Espinoza ha visto subir sus bonos en un sector del nacionalismo. Hay quienes, con la debacle judicial de Daniel Urresti, la consideran una opción para ser la candidata presidencial del nacionalismo. Eso sí, siempre y cuando pueda limar asperezas con Heredia.
CAMINO DE SOLEDAD
La votación del domingo no solo escribió el último capítulo de la disidencia interna oficialista, en una bancada de ahora 32 escaños que ni siquiera votan de modo disciplinado, sino que también reflejó el camino recorrido para llegar a la actual soledad presidencial.
Iberico no colocó en la primera vicepresidencia a Esther Saavedra, la ex oficialista integrante de la bancada de Dignidad y Democracia (10 asientos), que como el propio ex FIM había sido cuestionada por vinculaciones con el caso de Rodolfo Orellana.
Como recién estrenado presidente del parlamento, Iberico ha tenido intervenciones correctas, de marcadas formas democráticas. Pero llegó al cargo sin revelar los detalles del pedido de Orellana que le trasmitió en 2013 a Víctor Andrés García Belaunde, cuya candidatura por cierto se quedó en el camino. El mafioso buscaba reunirse con el congresista que lo denunciaba en los medios. Iberico sostuvo que esto le fue comunicado por una persona que conoció en su carrera política. El ex congresista Ernesto Gamarra, que cumplió sentencia de cárcel por un vladivideo, condujo para Orellana un programa rentado en radio San Borja. Fue compañero de Iberico en el FIM.
¿Quién le pidió a Iberico transmitir pedido de Orellana en 2013? Ernesto Gamarra, su ex colega del FIM, trabajó para el mafioso.
Finalmente a la primera vicepresidencia fue Natalie Condori, de la misma bancada, que en julio del año pasado renunció a GP en protesta a la designación de Solórzano. Consultada por CARETAS, se limitó a decir que en Palacio “no saben escuchar”.
Los votos que Iberico pescó en D y D fueron muy importantes, aunque no todos fueron por allí. Algunos integrantes de esa bancada, como Sergio Tejada, se declararon en contra de ir con el fujimorismo.
También fue determinante la segunda vicepresidencia asignada a Mariano Portugal de Unión Regional: siete votos escindidos sobre todo de Perú Posible.
En la Chakana, reducida a nueve integrantes, tampoco hubo homogeneidad. Pesó el papel de Zeballos como presidente de la comisión de fiscalización, cuyo informe recomendó al Ministerio Público investigar a Alejandro Toledo. Hoy el MP pide el embargo de los bienes del expresidente.
“Perú Posible ha sido leal con el gobierno en estos 5 años y ahora que su líder tiene este problema con la fiscalía, Toledo le ha mandado un mensaje a Humala”, dijo la pepecista Lourdes Alcorta.
El aprista Javier Velásquez Quesquén, muy activo en esta pesca de votos, añadió que “24 horas antes de la elección, el oficialismo no tenía candidatura. Improvisan una sabiendo que no tienen fuerza de persuasión en el parlamento. Solo van en contra de nosotros”.
¿Este entendimiento tiene algún correlato hacia el 2016? Los guiños entre el fujimorismo y Alianza Para el Progreso de Iberico, liderado por el gobernador regional de La Libertad, César Acuña, son parte del esfuerzo que conduce Keiko Fujimori para integrar a viejos adversarios. Además de dialogar con Fernando Rospigliosi, lo hace con el ex chakano Juan Sheput.
¿Sin saberlo el Apra le dio una ayudita? La enemistad de Acuña con los compañeros es muy marcada.
El fujimorismo ha transmitido a Palacio que la presidencia de Iberico no escalará tensiones. Dicen estar enfocados en un panorama electoral lo más apaciguado posible. Keiko Fujimori calificó el mensaje de Humala como la “pérdida de una gran oportunidad”. Salía de saludar a su padre Alberto por su cumpleaños, encarcelado en la base de la Diroes.
Humala no está confiado. En su mensaje no se centró en la economía ni la seguridad ciudadana, los temas que la oposición reclama en el centro del debate. En la fiesta que se armó en la Plaza de Armas en la noche del martes, el Presidente advirtió con talante cuartelero que el próximo gobierno no debía retroceder en los avances sociales. Hubo pifias. Pero, sin ser una ovación cerrada, al final los aplausos le permitieron retirarse con dignidad. Luego la orquesta siguió retumbando.
Puntuación: 5 / Votos: 31

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *