FIFA y CONMEBOL

[Visto: 718 veces]

Agencia Reuters

En medio de todo el escándalo que desató la detención de siete altos directivos, en la FIFA se celebraron las elecciones donde Joseph Blatter volvió a ser reelegido y tendrá un quinto mandato en su haber.
Lo pintoresco de esta reunión fue que el ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol, Manuel Burga Seoane estuvo presente en la ceremonia y se acercó a saludar fraternamente al reelecto dirigente.
Burga es veedor de la FIFA desde que dejó el cargo en la FPF, y Edwin Oviedo es su sucesor, quien también estuvo en el 65° Congreso del máximo ente rector del fúbol en el mundo.
A pesar que el principe de Jordania, Ali bin Al-Hussein iba a ir a una segunda vuelta con Blatter, decidió renunciar al proceso y con eso dejarle el camino libre al custionado directivo.
Manuel Burga estuvo al mando de la Federación Peruana de Fútbol desde el 2002 y recién el 2014 dejó el cargo a su sucesor Edwin Oviedo.
Fuente: Diario Deportivo Líbero.

Dirigente de la FIFA y CONMEBOL

El escándalo que envuelve a la FIFA también habría salpicado al ex presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) Manuel Burga. Un cable de la agencia Reuters dio cuenta de una denuncia que está en plena investigación por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos.
Todo tiene que ver con un multimillonario caso de soborno en la Conmebol para la adjudicación de los derechos comerciales de tres ediciones de la Copa América – incluida la de este año en Chile – y de su torneo Centenario que se realizará el próximo año en EE.UU. 
De acuerdo con el auto de acusación, la empresa Datisa, fundada en 2013, obtuvo los derechos comerciales exclusivos para transmitir la Copa América del 2015, 2019 y 2023, así como la Copa América Centenario que se efectuará el 2016.
Según el documento que tiene en sus manos el Departamento de Justicia de EEUU, para lograr ese objetivo Datisa desembolsó fuertes sumas de dinero en sobornos.
“(Datisa) acordó pagar US$100 millones en sobornos a funcionarios de la Conmebol, que eran funcionarios de la FIFA, a cambio del contrato de la Copa América (acordado en) 2013: US$20 millones por la firma del contrato y US$20 millones por cada una de las cuatro ediciones del torneo”, según el documento.
El Departamento de Justicia especificó que cada pago de US$20 millones se dividía en US$3 millones para el presidente de la Conmebol, tres para el presidente de la asociación de Brasil y tres millones para el jefe de la asociación de Argentina. Cada uno de los líderes de las otras siete federaciones –entre los que se encontraría Manuel Burga– se llevaba US$1,5 millones.
La denuncia nombra como implicados en este esquema al uruguayo Eugenio Figueredo (ex vicepresidente de la Conmebol), el venezolano Rafael Esquivel (presidente de la federación de su país), el paraguayo Nicolás Leoz (ex presidente de la Conmebol) y el brasileño José María Marín (ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol).
La empresa Datisa fue formada por Alejandro Burzaco, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, empresarios argentinos acusados en el esquema de corrupción que implica a la FIFA.
[FIFA: Conoce los escándalos que salpicaron a Joseph Blatter en su gestión]
La investigación de las autoridades estadounidenses se suma a la redada de la Policía de Suiza, que arrestó a siete de los ejecutivos más poderosos de la FIFA, entre ellos cinco dirigentes latinoamericanos, y anunció una investigación criminal sobre la adjudicación de las dos próximas Copas del Mundo.
A través de su cuenta de Twitter, el congresista oficialista Daniel Abugattás sostuvo que Manuel Burga estaría implicado en este escándalo.
Fuente: Diario Perú21.

FIFA

La Oficina Federal de Justicia de la Confederación Helvética confirmó que los latinoamericanos Eugenio Figueredo, Eduardo Li, José Maria Marin, Julio Rocha, y Rafael Esquivel se encuentran entre los siete altos dirigentes de la FIFA detenidos.
En un comunicado, la Oficina recuerda que fueron detenidos seis altos dirigentes en el hotel Baur au Lac de Zúrich, donde se alojaban, y que un séptimo, fue arrestado durante la mañana en un lugar sin identificar.
Todos los detenidos fueron arrestados por la Policía suiza a petición de la Justicia estadounidense que les acusa de organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros, y estarán bajo custodia helvética hasta que puedan ser extraditados.
Los detenidos son, según el orden dado por el ministerio: el uruguayo Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Confederación sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) y vicepresidente de la FIFA; el costarricense Eduardo Li, presidente de la Federación costarricense de fútbol (FEDEFUTBOL) y funcionario de la FIFA.
El brasileño José Maria Marin, miembro ejecutivo de la Confederación sudamericana de fútbol (CONMEBOL); el nicaragüense Julio Rocha, expresidente de la Federación nicaragüense de fútbol y funcionario de la FIFA.
El británico Costas Takkas, exsecretario general de la Federación de Fútbol de Islas Caimán; el británico Jeffrey Webb, presidente de la Confederación de Fútbol de América del Norte, de América Central y del Caribe (CONCACAF) y vicepresidente de la FIFA.
Y el venezolano Rafael Esquivel, presidente de la Federación venezolana de Fútbol y miembro ejecutivo de la Confederación sudamericana de fútbol (CONMEBOL).
El departamento de Justicia de Estados Unidos hizo público un comunicado en el que anuncia que los siete detenidos, más otras personas están acusadas de “organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros”.
La investigación penal que lleva a cabo la Fiscalía de Nueva York versa sobre la atribución de derechos mediáticos y de derechos de mercadotecnia y de patrocinio de competiciones organizadas en Estados Unidos y en América del Sur.
Según esta investigación, los acusados estarían implicados en la obtención de sobornos por valor de más de 150 millones de dólares.
Fuente: Diario Deportivo El Bocón.

Puntuación: 5 / Votos: 40

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *