Diálogo de buena fe

[Visto: 639 veces]

Luis Ortigas Cuneo

Por Luis Ortigas Cúneo- Presidente de Perupetro

Perupetro asumió, en el año 2012, con optimismo y compromiso, el encargo de implementar la consulta previa en actividades de exploración y explotación de hidrocarburos. Hoy podemos afirmar con satisfacción que hemos logrado avances importantes en este proceso, porque estamos convencidos de que el diálogo es el mejor instrumento democrático que permite a ciudadanos y al Estado alcanzar consensos que impulsen el desarrollo y lo hagan sostenible en el tiempo.

En diciembre del 2013, Perupetro suscribió el acta de la primera consulta previa a nivel país, por el lote 169, con cuatro pueblos indígenas de Ucayali. Este importante esfuerzo por institucionalizar el diálogo, ha permitido celebrar a la fecha cinco procesos de consulta. Es un trabajo intenso, pero fructífero.

Como siempre hemos manifestado, la consulta previa es un aprendizaje constante, tanto para el Estado como para las comunidades y, por supuesto, perfectible en el camino; hay muchas lecciones aprendidas que nos permitirán ir mejorando, pero lo más importante es que estamos implementando una nueva política pública con los desafíos que ello conlleva. Cabe resaltar, además, que el Perú ha sido el primer país de la región en crear instrumentos para cumplir con el Convenio 169 de la OIT.

Hoy, nos parece importante destacar el proceso de consulta previa del lote 192, que más allá de la aprobación de una medida administrativa para el desarrollo de un proyecto, debe ser entendido como un mecanismo que fortalece los canales de comunicación entre el Estado y los pueblos indígenas.

Los primeros pasos ya se han dado. Perupetro y las federaciones vinculadas al lote 192, suscribieron el “Acta de Lima del 10 de marzo del 2015”, documento que recoge los acuerdos que permitirán iniciar este acercamiento en abril próximo.

Perupetro implementará un diálogo, claro, respetuoso, transparente y de buena fe, principios que constituyen la base para alcanzar consensos y conciliar posturas.

También representa una valiosa oportunidad para demostrar que la inversión y los pueblos indígenas no son irreconciliables, que sí es posible la inversión con desarrollo sostenible, con inclusión, con respeto a sus derechos y con las mayores exigencias ambientales, de acuerdo a la normativa vigente.

El lote 192 es el de mayor producción de petróleo en el Perú y representa el 17 por ciento de la producción total del país. Las regalías recaudadas en los últimos 10 años ascendieron a 1,687 millones de dólares y el canon fue de 785 millones de dólares. Sin duda, recursos de vital importancia para la región Loreto.

Estamos convencidos de que este proceso de diálogo de buena fe no termina con la firma del acta de consulta, sino que será la oportunidad para demostrar que Estado-empresa-pueblos indígenas actúan como socios comprometidos con un mismo propósito, el desarrollo sostenible con respeto y equidad, para beneficio de todos los peruanos.

Fuente: Diario Gestión.

Puntuación: 5 / Votos: 34

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *