Caja Orellana

[Visto: 981 veces]

Pocho

Pese a que el empresario Rodolfo Orellana, cabecilla de una red criminal dedicada al lavado de activos, se encuentra en la cárcel, sus tentáculos siguen moviéndose.
Ayer, la fiscal supraprovincial Marita Barreto asestó un duro golpe a este clan criminal al impedir que una mujer vinculada a esta organización retirara dinero en efectivo -trascendió que se trataba de S/.2.5 millones-, joyas y documentos que se encontraban en dos cajas fuertes.
Al cierre de esta edición, la diligencia continuaba.
OPERATIVO RESCATE
La mujer, de aproximadamente 50 años, acudió a la sede del Banco de Crédito del Perú (BCP) ubicada entre las calles Juan de Arona y Rivera Navarrete (San Isidro) al promediar el mediodía. Ella tenía la intención de retirar el dinero y se acercó hasta la plataforma para acceder a las cajas fuertes que había alquilado en el BCP.
Según fuentes judiciales y policiales, la mujer es familiar directo del expresidente del Club Alianza Lima, Guillermo ‘Pocho’ Alarcón, detenido días atrás al estar acusado del delito de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.
La mujer, quien sería la esposa del exdirigente deportivo, habría sido objeto de un seguimiento y hasta se habrían interceptado sus teléfonos, en una labor de inteligencia realizada por la fiscal Barreto y agentes de la Policía Nacional.
LA ESCUCHARON
Fue mediante la escucha de una de sus conversaciones que se habría tenido el dato de que esta persona acudiría a una de las agencias del BCP y haría el retiro de parte del dinero que habría amasado el clan Orellana.
Fue así que la fiscal Barreto avisó al BCP para que sus agencias estén alertas.
Cuando la mujer se acercó a la entidad bancaria en San Isidro, inmediatamente el personal dio cuenta de su presencia a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y esta le informó a la fiscal Barreto, quien acudió al Poder Judicial para pedir la incautación de las dos cajas fuertes a nombre de la mujer.
Con los elementos en mano, el titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria, Ricardo Manrique Laura, expidió la resolución de descerraje e incautación del contenido de las cajas fuertes.
Sin embargo, y pese a la rapidez con que se actuó, la mujer, que había ido con la intención de retirar el dinero, logró escapar del lugar antes de que los empleados o algún agente de seguridad pudiera detenerla.
LLUVIA DE MILLONES
Al promediar las 12.30 horas, es decir, media hora después de haber ‘sonado las alarmas’, la misma fiscal Barreto, junto a un grupo de cinco efectivos de la Policía de Lavado de Activos, se constituyeron en la agencia bancaria para ejecutar la incautación.
Las sospechas de la fiscal Barreto fueron correctas: las dos cajas fuertes estaban repletas de dinero, joyas y algunos documentos de presuntos depósitos de dinero en el extranjero.
Por más de 12 horas, la fiscal Barreto, junto a un grupo de agentes, realizó la contabilidad de dinero, monto que superaba los S/2.5 millones.
Aunque los montos deben ser objeto de confirmación, las joyas incautadas estarían valorizadas en 3 millones de dólares.
Cada uno de los movimiento del personal fue minuciosamente vigilado por la fiscal Barreto, quien ordenó la filmación de la diligencia para usarla dentro del proceso judicial.
Este dinero, según las investigaciones, sería parte de los S/.7 millones que el clan Orellana le arrebató a la región Arequipa luego de que esta suscribiera un contrato con la empresa Oncoserv, presidida por el socio de Orellana, Eddy Manfreda Geraldino.
En febrero de 2013, Oncoserv le ganó un proceso arbitral al Gobierno Regional de Arequipa por haber anulado su contratación como empresa prestadora de servicios de salud.
Fue ‘Pocho’ Alarcón quien habría hecho el lobby para que dicho contrato se firme y por ello habría recibido parte del dinero.
Fuente: Diario Correo.

Puntuación: 4.88 / Votos: 34

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *