Hackers y chuponeadores

[Visto: 807 veces]

Rafael Revert

PAGABA A ESPÍA ESPAÑOL CON RECURSOS DE LA MLM
Destape sobre el español Rafael Revert –involucrado en un escándalo de espionaje político en Colombia– en la comuna de Lima abre un nuevo capítulo en muchas coincidencias a favor de la alcaldesa.
Acusado de espionaje in­formático contra el pre­sidente cafetero, Juan Manuel Santos, el his­pánico figuraba como “proveedor” de la administración de Susana Villarán desde el 2012. La prensa internacional lo señala como un hacker que colaboraba con la cam­paña del candidato colombiano Óscar Iván Zuloaga.
Y es que, desde que postulara a la Municipalidad de Lima Metropolita­na (MLM), la también exministra de la Mujer se ha visto beneficiada por la difusión de comunicaciones íntimas de sus rivales políticos. Muchos ana­listas concuerdan en que la difusión del “potoaudio” de Lourdes Flores fue determinante para que ganara los co­micios ediles del 2011, donde superó a la candidata del PPC por menos del uno por ciento.
Otro evento que ayudó a Villarán de la Puente se dio en plena campa­ña de revocatoria. Un audio grabado furtivamente a Luis Castañeda sirvió para debilitar la iniciativa de Marco Tulio Gutiérrez. Aquí también la bur­gomaestre se salvó por menos de un punto porcentual.
En el caso de Revert, trabajaba en la Municipalidad de Lima en el proyec­to “Desarrollo del plan de tecnología de aplicaciones de E-Gob para Mun­Lima”. En LinkedIn menciona que su labor continúa “hasta la actualidad”, pero en una reciente entrevista dijo que solo trabajó acá hasta el 12 de fe­brero de este año, cuando decidió mu­darse a Colombia para trabajar junto a Zuloaga y otro hacker colombiano: el hoy denunciado Andrés Fernando Sepúlveda.
El 21 de mayo último admitió en el diario El Tiempo, de Bogotá, que fue contactado para estar en Lima por el propio Sepúlveda, quien le dijo que “buscaba una persona especializada en seguridad informática, con mucho conocimiento en campañas políticas, y llegamos a un acuerdo en tres con­versaciones vía Skype. Así es como, el 12 de febrero pasado a las 8:15, he llegado a Bogotá. Estaba en Lima, vi­viendo y trabajando allá”.
Aunque no precisa cuándo comen­zó a brindar sus servicios para la ges­tión Villarán, lo llamativo es que el in­greso de Revert coincide con el año en el que comienzan a recogerse firmas para la revocatoria a la alcaldesa de Lima, y su labor se extendió durante el proceso electoral que puso en vilo su permanencia en el cargo. Y, según lo que narró a la prensa colombiana, él no era un simple operador de compu­tadoras, sino que se presentaba como “especialista en seguridad informá­tica con conocimiento en campañas políticas”.
“CAMPAÑA NEGRA”
Incluso sostuvo que en Colombia su tarea fundamental era la de “asegurar que la campaña del candidato Óscar Iván Zuloaga no tuviese ningún pro­blema de seguridad ni interceptacio­nes, elevación de la imagen pública, todo el tema relacionado con la parte de seguridad informática” (sic), con­firmando así que su especialidad era el hacking, es decir, la capacidad de infil­trarse en redes informáticas.
Revert explica el modus operandi del comando de Zuloaga para realizar una “campaña negra” contra políticos adversarios a través de internet y redes sociales. “A Santos, con el desarrollo de memes, controversia de las declara­ciones que él daba, por redes sociales se le hacían ataques. Se le bloqueó una vez una actividad que hizo en Twitter; se compraban cuentas de Twitter ma­sivas” (sic), afirmó.
Durante el proceso de revocato­ria, cada vez que un líder de opinión criticaba públicamente a Villarán, in­mediatamente era víctima de bullying en las redes sociales, con los populares memes, los cuales privilegian la sorna antes que el debate de obras y pro­puestas.
El hacker ibérico lamentó que toda lo ocurrido le haya traído resultados negativos en lo profesional. “Para mí, jodido, porque ya pusieron en medios mi cara, mis nombres completos, mi perfil… Yo trabajo en temas de seguri­dad informática”, declaró.
Según afirma el exproveedor de la MLM, está declarando a la justicia de su país porque tuvo miedo de que se descubra lo que hacía el comando de campaña de Zuloaga y él terminara implicado en “asuntos ilegales”. Como ya se informó, Revert expuso a Sepúl­veda y Zuloaga en actos de espionaje a sus rivales políticos y ha sido acogido como “colaborador eficaz”.
Como testigo protegido de la Fis­calía, ha llegado a confesar que el ex­presidente colombiano Álvaro Uribe estaba al tanto de las actividades de es­pionaje de Sepúlveda. “Él [Sepúlveda] dijo en alguna ocasión que Uribe sí sa­bía lo que se estaba haciendo”, afirma el español, indicando que el exman­datario conocía “de la campaña negra que es la parte de las redes sociales”.
Fuente: Unidad de Investigación de la Revista Velaverde.

Puntuación: 5 / Votos: 33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *