Novela urbana

[Visto: 2169 veces]

Belaunde Lossio

Paradero desconocido
El empresario Martín Belaunde Lossio se encuentra en el Perú, según el reporte de Migraciones. Su último viaje fue a Venezuela, donde estuvo entre el 27 y el 30 de enero. La pregunta es: ¿por qué no se pone a derecho? En todo caso, las autoridades (léase la Policía Nacional del Perú) ya deben estar rastreando el paradero de Belaunde Lossio para evitar que fugue del país. No vaya a ser que el empresario opte por evadir a la justicia usando las influencias que tendría en las altas esferas del poder.
El titular del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior del Santa, Richard Concepción Carhuancho, ordenó 18 meses de prisión preventiva para el presidente regional interino de Áncash, Florencio Román Reina, el empresario Martín Belaunde Lossio, al alcalde del Santa, Luis Arroyo Rojas, y al hijo del congresista de Perú Posible Víctor Crisólogo, Carlos Crisólogo, por el llamado caso La Centralita.
El juez Concepción Carhuancho sostuvo que Florencio Román era una persona muy cercana al preso presidente regional César Álvarez y que, al reconocer que había asistido a la Centralita, “tenía conocimiento de los actos que allí se realizaban”.
Román Reina, Belaunde Lossio, Arroyo Rojas y Crisólogo, además de otras 14 personas, son investigados por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir, lavado de activos y peculado.
El titular del tercer juzgado dictó también la orden de captura de estos cuatro personajes y deberían ser detenidos en las próximas horas.
Román da sus descargos 
Minutos después de conocer que tenía una orden de prisión, el presidente regional interino de Áncash se comunicó con una emisora local y aseguró no saber qué actividades se realizaban en la llamada Centralita.
Además, aseguró que en las próximas horas se pondrá a derecho y que no conocía la existencia de la llamada red criminal que supuestamente lideraría el ahora preso presidente regional de Áncash, César Álvarez.
¿Cacería de brujas?
El legislador peruposibilista Víctor Crisólogo consideró injusto que su hijo sea enviado a prisión, por haber trabajado como camarógrafo de ‘La Centralita’. Agregó que Carlos Crisólogo solamente sacó una línea telefónica para ese local, porque Jorge Burgos, uno de los principales asesores del presidente regional de Áncash, César Álvarez, no podía hacerlo, porque en el 2007 no tenía residencia en Chimbote.
“Mi hijo trabajaba fuera (de esa oficina), en el campo como camarógrafo, a él lo llevaban a los sitios donde inauguraban las obras […] Él nunca iba a suponer que ahí iban a hacer lo que estaban haciendo (presunto espionaje a opositores de Álvarez)”, refirió.
Para concluir, indicó que no sabe dónde está su hijo y dejó entrever que este no se entregaría, porque, según él, no hay garantías de un debido proceso.
62 integrantes e investigados
El fiscal Anticorrupción, Laureano Añanca Chumbe, quien investiga el caso “La Centralita” sostuvo en su teoría del caso que todos los que operaban en este supuesto centro de espionaje, integraban una organización jerarquizada dedicada a cometer hechos delictivos. De acuerdo a la investigación del magistrado, son al menos 62 las personas que están presuntamente involucradas en esta red de operadores que servía para ensalzar al presidente regional César Álvarez Aguilar y eliminar a sus enemigos políticos:
– César Álvarez Aguilar (Presidente regional de Áncash) – Luis Arroyo Rojas (Alcalde provincial del Santa) – Florencio Román Reyna – Nelson Vásquez Vaca – Juan Espinoza Linares – Sandor Renilla Horna – Rosa Alicia Olivares – Martín Belaunde Lossio (Empresario) – Carlos Crisólogo Saavedra – Hernán Molina Trujillo – Víctor Joel Cerna Baes – Víctor Revilla Yengle – Luis Arroyo Guevara (Abogado de Álvarez) – Patricia Cárdenas Ávalos – Lleana Corcuera Reyes – Kelly Pineda Bermúdez – Luis Burgos Guanilo – José Arqueros Chávez – Abel Sánchez Cruz – Rafaela López Pineda – Juan Cortez Bravo – Julio Minchola Chumioque – María Burgos Guanilo – Ingrid Casas Calderón – María Acosta Sánchez.
INVESTIGADOS
– Milagros Asián Barahona – Abel Ramírez Huayaney – José Luis Carmen Ramos – Arnulfo Moreno Corales – Jorge Chang Soto – Martín Espinal Reyes – Felipe Bermúdez Mendieta – Gisella Saavedra Toro – Ericka Boza Palacios – Antonio Boza Flores – Verónica Bermúdez R. – Juan Méndez Gómez – Daniel Martínez Núñez – Gladys Ríos Ubillus – José Rupay Tarazona – Evaristo Chauca Huete – Rusell López Sánchez – Antonio Rodríguez Meysen – Milagros Medina Moncada – Dirse Valverde Varas – Víctor López Padilla – Modesto Mondragón Bermudez – Ricardo Patiño Marmanillo – Hugo Mayo Cortez – Luis Villaverde Robles – Yonnel Bonilla Luna – José Contreras Salazar – German Ramos Tafur – Heli Lecca Cruzado – Anabel Tarazona Hervias – Danilo Meléndez Ponce – Ricardo Santos Monzón – José Milla Inca – Juan Calderón Altamirano – Darwin Espinal Adriano – Edward Príncipe Calvario – Ivon Pereyra Olivares.
Correo ha obtenido el expediente de la Fiscalía N.- 01651-2012-2501-JR-PE-01, de ampliación de formalización y continuación de la investigación preparatoria, en el que se detalla la identidad de cada uno de los involucrados en este sonado caso y su grado de participación.
LUGARTENIENTE
Luis Humberto Arroyo Rojas, alcalde de la provincia del Santa, considerado cómplice primario en el delito de peculado y coautor del delito de asociación ilícita. Se reunía en el local la “Centralita”, con el presidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, con la finalidad de asesorarlo.
Arroyo Rojas es de la misma jerarquía que César Álvarez en la toma de decisiones.
Hernán Molina Trujillo, exgerente del Gobierno Regional de Áncash, detenido en la Dirincri, involucrado también en el asesinato de Nolasco. Es considerado como cómplice primario del delito de peculado, coautor del delito de asociación ilícita y cómplice primario en lavado de activos. De acuerdo a la información del colaborador eficaz, este funcionario se reunía con César Álvarez Aguilar en la “Centralita”, para coordinar actividades en el manejo de la entidad. Tendría varios vehículos y propiedades a su nombre.Martín Espinal Reyes, consejero regional de Áncash, considerado como cómplice secundario del delito de peculado y coautor del delito de asociación ilícita. Iba a la “Centralita” a reunirse con César Álvarez Aguilar. Un colaborador eficaz señaló que fueron reiteradas veces que lo vio en el interior del local.
Florencio Román Reyna, vicepresidente regional de Áncash, actualmente ocupa el cargo de presidente regional. Se le considera coautor del delito de asociación ilícita. Concurría al local la “Centralita” y aparece en las diversas tomas fotográficas de los viajes del presidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar. Tiene otro proceso por lavado de activos.
EN APRIETOS 
Arnulfo Moreno Corales, exgerente del Proyecto Especial Chinecas, entre los años 2007 al 2009, se le considera coautor de los delitos de peculado y asociación ilícita. Según un colaborador eficaz permitió que uno de sus choferes fuera destinado a trabajar en la “Centralita” y cobraba su sueldo por planilla de Chinecas.Víctor Joel Cerna Baez, exgerente del Proyecto Especial Chinecas en el 2010, considerado cómplice secundario del delito de peculado y coautor del delito de asociación ilícita. Se reunió en varias ocasiones con César Álvarez, en la “Centralita” y permitió durante su gestión que trabajadores de Chinecas identificados como Julio Minchola Chumioque y Juan Barrios Avalos, trabajaran en la “Centralita”.
MALA IMAGEN
Patricia Cárdenas Ávalos, jefa de imagen del Proyecto Especial Chinecas, considerada cómplice primaria del delito de peculado, coautor del delito de asociación ilícita y cómplice primario del delito de lavado de activos. Pagó 50 soles a personeros que trabajaron en el proceso de reelección de César Álvarez. De acuerdo al colaborador eficaz, recibió 180 mil soles para hacer efectivo ese pago.
Acudía al local la “Centralita” para entregar videos de las actividades de Chinecas. Monitoreaba canales de televisión para identificar a los periodistas y medios que “atacaban” a César Álvarez. Este “trabajo” lo hacía en el local la “Centralita”.
Felipe Bermúdez Mendieta, jefe de imagen de la Subregión Pacífico, considerado cómplice primario del delito de peculado y coautor de asociación ilícita para delinquir. También trabaja en la “Centralita”, se encargaba de editar y poner la voz de los videos y spot; disponía dinero de la caja chica de la Subregión Pacífico para poner paneles y afiches del presidente regional. Pagaba 1200 soles por el trabajo de instalación.
ASISTENTES 
Lleana Corcuera Reyes, asistente de imagen del Proyecto Especial Chinecas, considerada cómplice primario del delito de peculado y coautora del delito de asociación ilícita. Asistía a la “Centralita” y en una oportunidad, según un colaborador eficaz, entregó 1800 soles a una persona cuyo esposo estaba internado en un hospital.Kelly Pineda Bermúdez, adjunta de imagen de la Subregión Pacífico, considerada cómplice del delito de peculado y coautora del delito de asociación ilícita. Ella también trabajaba en la “Centralita” monitoreando los programas de televisión para identificar a periodistas y medios que atacaban a César Álvarez.
MÁS INVOLUCRADOS
Milagros Asián Barahona, esposa del presidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar. Se le considera cómplice secundario del delito de asociación ilícita. Ella participaba de la reuniones en la “Centralita”. Según el documento de la fiscalía, estuvo presente cuando se hizo el desalojo al local tras enterarse que los fiscales anticorrupción iban a intervenir.
Luis Arroyo Guevara, cuando era director de la Dirección Regional de Producción (Direpro), se reunía con César Álvarez en la “Centralita” y como abogado conformaba el aparato legal de asesoramiento del presidente regional. Es considerado coautor del delito de asociación ilícita.
Gustavo Ramírez Huayaney, conocido como “Gustavito” o “Cuy mágico”, era el encargado de reanudar los diezmos, por eso siempre había dinero en la “Centralita”. No era funcionario, ni trabajaba en la “Centralita”, pero tras recibir el dinero de las obras se las entregaba a Jorge Burgos Guanilo. Participó en la campaña de reelección de César Álvarez y en una ocasión entregó a Patricia Cárdenas 180 mil nuevo soles, para pagar a los personeros. Esto ocurrió en el restaurante Doña Esperanza. Es considerado cómplice primario del delito de peculado y coautor del delito de asociación ilícita.
José Carmen Ramos, conocido como “Látigo”, se desempeñaba como asesor de César Álvarez. Era el encargado de traer el dinero en sobres manila y entregarlos a Jorge Burgos Guanilo. Segundo recaudador de los diezmos de las obras. Se le considera cómplice primario del delito de peculado, coautor del delito de asociación ilícita y cómplice primario de lavado de activos.
EL MUNDO DE LAS COMUNICACIONES
Martín Belaunde Lossio, dueño del diario La Primera y gerente de la productora Ilios Producciones,se encargaba de realizar los spots del gobierno regional; también pancartas y gigantográfias. Se reunió en la “Centralita” con César Álvarez dos días antes del allanamiento al local. Un colaborador eficaz dijo que Belaunde le pidió dinero al presidente César Álvarez, para que pueda publicar su diario La Primera y José Carmen Ramos y Jorge Burgos eran los encargados de pagarle. Se le considera cómplice secundario de peculado y coautor del delito de asociación ilícita.
“Yo fundé “La Primera”. Ahora mi padre está en “La Primera”. Era el diario vocero de la izquierda. En ese momento, Humala era la izquierda peruana. No nació para defender a Humala, sino para darle voz a la izquierda”, dijo hace unos días en una entrevista que le dio a la periodista Milagros Leiva en América Televisión.
En esa ocasión, Belaunde Lossio admitió que le pagó US$ 30 mil a Nadine Heredia por un supuesto estudio de mercado para introducir un producto capilar francés. Además, su padre, Arturo Belaunde Guzmán, le hizo una transferencia a la presidenta del Partido Nacionalista por US$ 50 mil por otro estudio sobre la palma aceitera.
“Fue una buena consultoría: (Nadine) hizo un buen trabajo”, indicó.
El mismo Belaunde Lossio contó que en el 2008 llegó a Áncash y le presentó al presidente regional César Álvarez el proyecto de la llamada ‘Centralita’. Según dijo, su empresa, Ilios Producciones, hizo un trabajo a profundidad para relanzar la imagen de Álvarez.
“Muéstrame un video, un audio o a una persona que haya sido víctima de ‘chuponeo’. No hay eso, porque eso es una mentira. Yo no iba mucho a esa oficina, yo no vivo en Chimbote, iba una vez al mes. Solo había dos cámaras, una sala de edición y dos computadoras para hacer seguimiento de información, que no es otra cosa que resúmenes de los medios”, señaló.
Belaunde Lossio indicó que no le cobró ni un sol a Álvarez por esta asesoría en comunicaciones, porque su intención era mejorar la imagen de la autoridad y luego ofrecer sus servicios a otros presidentes de región.  Sin embargo, lo canceló porque Áncash no tenía dinero para financiar esa iniciativa.
Dos años después, en las elecciones del 2010, Belaunde vuelve a Áncash para apoyar la reelección de Álvarez.
En octubre del 2006, Belaunde Lossio le vendió la empresa Todograf al nacionalista Santiago Gastañaduí. Un año después, el ahora legislador nombró gerente de esa compañía a Ilan Heredia, el hermano de la primera dama.
Belaunde Lossio tiene un hijo con la comunicadora Roxana Altuna, quien es nada menos que la asesora de prensa de la primera dama.
El empresario dijo que ponía las manos al fuego por Álvarez en la investigación del crimen del ex consejero Ezequiel Nolasco. “No creo que sea un asesino”, expresó.

Dirsse Valverde

SUPUESTOS TESTAFERROS
Dirsse Valverde Varas, exsubgerente de obras del gobierno regional de Áncash, es considerado coautor del delito de asociación ilícita y cómplice primario de lavado de activos. Siendo funcionario de segundo nivel habría adquirido propiedades inmuebles en Lima, uno de ellas costó 70 mil dólares. Además, adquirió varios vehículos, entre ellos, un BMW deportivo de dos puertas valorizado en 60 mil dólares, adquisiciones que no podría sustentar como funcionario público.
Darwin Espinal Adriano, sobrino del consejero regional Martín Espinal, considerado cómplice primario del delito de lavado de activos. De acuerdo al documento de fiscalía este joven sería supuesto testaferro de su tío, pues ha constituido empresas constructoras sin tener capacidad económica para ello.
Ricardo Patiño Marmanillo, expolicía considerado cómplice secundario del delito de peculado y coautor del delito de asociación ilícita para delinquir. El colaborador eficaz señala que siempre lo vio reuniéndose con José Carmen Ramos y Jorge Burgos. Veía todo el tema policial y “limpiaba” a los “comandos” cuando eran detenidos por cometer delitos. El colaborador revela que en una ocasión entregó dinero a policías del Escuadrón de Emergencia, quienes resguardaron el traslado de las cosas que sacaron de la “Centralita”, un día antes del allanamiento.
Pamela Bermúdez Rodríguez, actual gerente de la Municipalidad Provincial del Santa, pero cuando se desempeñaba como gerenta de la Subregión Pacífico, acudía a la “Centralita” por orden de César Álvarez. En esas reuniones se decidía a quienes otorgar la buena pro de las diferentes licitaciones convocadas por la entidad que ella gerenciaba; en una de ellas habría resultado favorecido Abel Sánchez Cruz, asesor del congresista Heriberto Benítez Rivas. Se le considera coautora del delito de asociación ilícita.
Abel Sánchez Cruz, exregidor de la Municipalidad Distrital de Coishco. Asesor del congresista Heriberto Benítez. Se dice que tenía información del allanamiento de la “Centralita”, días antes de la misma. Por ser cercano a César Álvarez, ganó licitaciones como sub contratista de obras, las cuales están paralizadas EIJI Y MARIVISE. Es considerado cómplice secundario del delito de peculado, cómplice secundario del delito de asociación ilícita y cómplice primario de lavado de activos.
Evaristo Chauca Huete, encargado de los “cupos” de trabajo en el movimiento Cuenta Conmigo. Se encargaba de movilizar a la gente en los mítines. Llevó todas las cosas de “La Centralita” a otro local.
Fuentes: Diarios Correo y El Comercio.
Oro
Más de 800 mil dólares fueron sustraídos de la caja fuerte de la empresa Business Investments S.A.C. –que importa oro y otros metales–, ubicada en la cuadra cinco de la avenida La Paz, en Miraflores.
El dueño de esta compañía es Pedro David Pérez Miranda, conocido como ‘Peter Ferrari’, quien fue investigado hace siete años por lavado de dinero y narcotráfico.
Fuentes policiales informaron que el yerno de Pérez Miranda, Munir Salem Harcha Montes fue amenazado con un arma de fuego por el jefe de seguridad de la misma empresa, Luis Eduardo Rosell, quien le obligó a sacar el dinero.
En su testimonio, Harcha Montes indicó que el atraco ocurrió a las ocho de la noche, cuando se encontraba solo en el establecimiento.
Debido al alto monto sustraído, el caso será investigado por los agentes de la División de Robos de la Dirincri.
La Policía busca intensamente a Luis Eduardo Rosell, quien huyó con el dinero.
Fuente: Diario Perú21.

Puntuación: 5 / Votos: 39

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *