Espíritu Santo

[Visto: 1543 veces]

Espiritu Santo

Por Antonio Elduayen Jiménez CM
Los dos mayores regalos que Jesús nos hizo son: dársenos Él mismo, en persona, en la eucaristía y enviarnos desde el Padre al Espíritu Santo (Jn 6,51; 14,16). Nos lo dice el evangelista Juan en el evangelio de hoy (Jn 14, 15-21), al mismo tiempo que nos da la primicia de que el Espíritu Santo se quedará para siempre con nosotros. Hasta este momento el Espíritu Santo fue mencionado en los evangelios eventualmente, si bien en forma decisiva (por ejem.: Mt 1,18; 3,11; Lc 3,22; 4,1). Desde este momento sabemos, por haberlo dicho Jesús, que cuando Él se vaya, el Espíritu Santo vendrá y se quedará con nosotros para siempre. Es lo que Juan va a confirmarnos en los capítulos 15 y 16. Hasta entonces y como anticipo, Juan nos habla de cosas muy valiosas, que se deberían al Espíritu Santo.
Las siguientes, por ejemplo: los que me aman guardan mis mandamientos (Jn 14, 15), que Jesús explicará en un dicho de Mateo (7,21-23). A quien me ama, mi Padre y yo lo amaremos…y haremos morada en él (Jn 14,23). No los dejaré huérfanos, volveré (Mt 28,20). Yo estoy con mi Padre o, como se dice en Juan 10,30: el Padre y yo somos una misma cosa. Ustedes están en mí como yo estoy en mi Padre, es decir, la unión en el amor que el Padre y el Hijo se tienen, es la que Jesús quiere tener con nosotros. Es un deseo que repetirá en la llamada oración sacerdotal (Jn 17,21).
Es gracias al Espíritu Santo que podemos tener de nuevo a Jesús entre nosotros, pues fue el Espíritu quien lo resucitó (Rom 8,11); y que podemos amarlo y guardar sus mandamientos; Digamos que el Padre y Jesús nos dieron el Espíritu Santo para que, con su ayuda, lleguemos a conocerlos de verdad, amarlos de corazón y ponernos por entero a su disposición, continuando su obra en este mundo. Es a lo que Él se comprometió por amor al Padre y al Hijo. Al Espíritu Santo Jesús lo llama Paráclito, palabra griega que en castellano significa “abogado”, en su sentido etimológico de ad vocatus, es decir, la persona que se pone al lado de otra para auxiliarla, asesorarla, defenderla.
Es justamente lo que hace la tercera Divina Persona, que discretamente viene en nuestra ayuda con sus inspiraciones, sus dones y sus carismas. Jesús lo llama también Espíritu de la verdad, porque, como intérprete del Padre y de Jesucristo, nos enseña todas las cosas y nos recuerda cuanto Jesús nos enseñó (Jn 14, 26). Desde Jesús como fuente y modelo nos ayudará a transformarnos en Él, para ser cristianos de verdad. Lamentablemente el mundo de la triple concupiscencia (1 Jn 2, 15ss) no lo recibirá. Y será tarea del Espíritu y nuestra, dar testimonio de Cristo haciendo ver al mundo su pecado, su injusticia y su necesidad de conversión (Jn 16, 8-11).

Principe Ghazi bin Mohamad bin Talal

Papa Francisco en Tierra Santa
Por Ary Waldir Ramos Díaz
Después de un viaje en avión desde Roma de poco menos de cuatro horas, el Papa Francisco ha llegado al Aeropuerto Internacional Queen Alia de Amán, capital de Jordania, a las doce del mediodía.
El Papa ha sido recibido en las escaleras del avión por el Príncipe, Ghazi bin Muhammed bin Talal, y sucesivamente, por el Patriarca de Jerusalén de los Latinos, S.B. Fouad Twal, y también por el Padre Pierbattista Pizzaballa, Custodio de Tierra Santa.
Después del saludo oficial. Un gesto de ternura. La bienvenida de las personalidades políticas y religiosas ha sido acompañada por el regalo de una orquídea negra, símbolo del Reino Hashemita de Jordania, ofrecido al Papa por dos niños
En el aeropuerto estaban presentes, el arzobispo Greco-Melkita de Petra y Philadelphia, Monseñor Yasser Ayyach; el Arzobispo de Bagdad de los latinos, Monseñor Jean B. Sleiman. 
Asimismo, el Vicario latino para Jordania, Monseñor Maroun Lahham; el Secretario General del Instituto de Diálogo Interreligiosos de Buenos Aires, el Señor Omar Ahmed Abboud; el Consejero de la Nunciatura Apostolica, Monseñor Maurizio Ruelda Beltz  y por último, el Secretario de la misma, Monseñor George Panamthundil.
El avión con el Papa ha aterrizado puntualmente. El Papa ha saludado antes de bajar del  avión, uno a uno, a los corresponsales de los medios de comunicación internacional, según cuentan via Twitter. 
El Papa Francisco, después del saludo con las autoridades en el aeropuerto, se ha dirigido al Palacio Real Al-Husseini de Amman para la visita a los reyes de Jordania.
Papa Francisco es el cuarto Pontífice en visitar Jordania, después de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.
Escolares en las calles han extendido carteles con la imagen del Papa para saludarle, durante su traslado al Palacio real. Varios de ellos gritaban: “ya baba francis menhebbak ya keddis”, es decir, “Papa Francisco, te queremos mucho, santo”, nos confirma nuestra edición árabe que sigue la visita en directo. 
Ha sido una jornada soleada y seca como cuentan los corresponsales que siguen al Papa de cerca. 
Jordania es un país que ha hecho esfuerzos para ayudar a las minorías cristianas. Además, se reconoce su misión en la ayuda humanitaria a los refugiados palestinos o de otros países en conflicto en Medio Oriente. De hecho, la misma, Reina Rania de Jordania es hija de padres palestinos. El Rey Abdalá II bin al-Hussein ha sido un benefactor del diálogo interreligioso en su país y mediador importante en la paz en Medio Oriente. 
Se trata de la segunda visita internacional de su pontificado después de la JMJ de Rio, en julio de 2013.
Fuente: www.aleteia.org

Puntuación: 5 / Votos: 47

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *