Abogada de Antauro y otros reos

[Visto: 1583 veces]

Liliana Humala
Desalojos y extorsión
Liliana Yolanda Humala de la Oliva de Bernabe, denunciada por intentar cobrar 25 mil dólares para arreglar un desalojo en Yerbateros, saltó a la fama en el 2006 cuando denunció malos manejos en la formación de la lista parlamentaria de su primo, a quien apoyó como secretaria provincial de Lima del Partido Nacionalista Peruano (PNP). Ese mismo año, se pasó a las filas del partido Reconstrucción Democrática para postular al Congreso con el número uno en la lista por Lima.
Sin embargo, cuando todavía estaba en las filas del PNP, llamó la atención de los medios por encabezar una protesta contra la candidatura de Carlos Torres Caro, a quien pedía dar un paso al costado por enfrentar denuncias de acoso sexual. Él iba en la plancha presidencial y encabezaba la lista por Lima al Congreso.
Liliana Humala denunció luego que tras esta protesta contra Torres Caro fue víctima de amenazas de muerte. Lamentó también que frente a este reclamo su primo dijera que no la conocía. “He escuchado con asombro y pena la declaración de Ollanta, quien pase lo que pase seguirá siendo mi primo. Ha dicho que no me conoce. ¡Qué pena!”, expresó.
Liliana contó que es hija de Grimaldo Humala Retamozo, primo hermano de Isaac Humala, el padre de Ollanta, y que debido a esa cercanía su primo Ollanta y el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Nacionalista Peruano le encargaron la reestructuración del partido.
Fue Daniel Abugattás quien, en el 2006, denunció que Liliana Humala era una infiltrada de Antauro y Ulises Humala, quienes buscaban perjudicar a su hermano Ollanta.
El actual presidente del Congreso también dijo entonces que Liliana solo fue una colaboradora y fue expulsada de las bases por ser una persona problemática. Incluso, afirmó que la prima de Humala le había pedido 1,700 soles, pero que no le entregó ningún dinero.
SOBRE MADRE MÍA
Ese mismo año, Liliana Humala llegó a decir también que había visitado a Antauro Humala en la cárcel de Piedras Gordas y que este había reconocido que Ollanta era el Capitán Carlos, el mismo que en 1992 habría operado en Madre Mía (Huánuco) para combatir la subversión, aunque incurriendo en la violación de derechos humanos. Ella pertenece ahora a las filas del etnocacerismo que dirige Antauro y recolecta firmas.

Felipe Navascués Tello

Cuando postuló al Congreso, Liliana Humala ofrecía asumir la defensa de los reos en cárcel, de las trabajadores del hogar, así como de la mujer.
En el 2006 la abogada defendió a Luis Felipe Navascués Tello, procesado por lavado de activos provenientes del narcotráfico. Y en el gobierno aprista la letrada fue gerente de la Beneficencia Pública del Callao.
Pero Liliana Humala no solo habría ofrecido intervenir a favor de un desalojo en Yerbateros. En YouTube circula un video en el que ofrece interponer sus buenos oficios para ayudar a pobladores de la Asociación PROFAM: “Sobre el tema de agua y desagüe tienen ustedes en mí un apoyo para llegar a todas las entidades del Estado”.
Fuente: Diario El Comercio.

Civiles y Militares

En palabras del presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner Ghitis, el proyecto minero Conga será una realidad: “Quiero anunciar que el proyecto Conga irá adelante, con todos los cuidados al medio ambiente”, afirmó el Premier, en RPP Noticias.
Esto al ser consultado por la situación de dicho prospecto minero, ubicado en Cajamarca, a pesar de diversas protestas en contra de la puesta en marcha del mismo.
Un noticiero difundió imágenes de una aparente ruptura del diálogo entre los dirigentes antimineros de Celendín y representantes de la empresa involucrada. En opinión de Lerner Ghitis, este informe se preocupó más en difundir la disputa que los acuerdos logrados: “He visto un noticiero, en donde más se resaltaba los dichos de un antiminero que los acuerdos que sí se lograron para seguir trabajando en forma ordenada, correcta, entre los trabajadores y la minera”, lamentó el titular de la PCM.

Fuente: Radio Programas del Perú.

Puntuación: 5 / Votos: 59

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *