¿Bicentenario fallido?

[Visto: 402 veces]

Vizcarra y Sagasti son los principales responsables de que el Bicentenario pueda ser el velorio de un cadáver llamado Perú. El presunto gobierno del lápiz-machete-chicote, le debe todo a ese par de malditos invasores de Palacio

Por Martha Meier Miró Quesada– Diario EXPRESO.
El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, calificó a la Cuba comunista como un “Estado fallido”. La vetusta tiranía caribeña ha empezado a desmoronarse tras 62 años de tiranía y empobrecimiento. Si acaso Castillo, Cerrón y su ejército de ignorantes y resentidos sociales no entienden que el modelo comunista nunca funcionó es que son muy necios o perversos, o ambos. Y si continúan apegándose a la Cuba en extinción, pues se hundirán con ella.
Vizcarra y Sagasti son los principales responsables de que el Bicentenario pueda ser el velorio de un cadáver llamado Perú. El presunto gobierno del lápiz-machete-chicote, le debe todo a ese par de malditos invasores de Palacio. Ambos nos encauzaron en la senda del narco castro-chavismo con el cuento de defender la democracia que ellos mismos debilitaron y casi vaporizan. Por Vizcarra el Perú respaldó en octubre pasado, al candidato de la dictadura cubana ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU). El lagarto fue un peón de la decadente órbita castro-chavista y un fracasado: descontrol de la pandemia, encogimiento de la economía, cero reconstrucción del norte, explosión de la inseguridad ciudadana y expansión del cultivo de coca y producción de cocaína, en 38% y 40%, respectivamente.
Cuando Vizcarra fue vacado, las fuerzas de izquierda y los empresarios dignos -sí, muy dignos de recibir un escupitajo- agitaron las calles, enardecieron a los jóvenes (bastante alterados por los meses de encierro con la excusa de la pandemia) y forzaron la renuncia del acciopopulista Manuel Merino de Lama, a quien el Congreso encargó la presidencia transitoria. La caviarada, los rojos y el hoy extinto partido morado, de la mano de Francisco Sagasti, experto en manipulación de masas y coleccionista de autógrafos de terroristas del MRTA, al grito de ¡Golpe! supuestamente querían reponer a Vizcarra, pero fue Sagasti quien terminó en ese cargo para garantizar que el proyecto del narco-castro-chavismo no se viera truncado por el triunfo de Keiko Fujimori, Rafael López Aliaga o Hernando de Soto.
Cuán comunista y pro Castillo será el individuo Sagasti que le ha facilitado la irrupción en la vivienda de cualquiera con la Ley 31264, como lo explicó  Luis García Miró. Ver: https://www.expreso.com.pe/opinion/una-subrepticia-ley-confiscatoria/
A estas alturas los votantes ya deben haber aprendido que el comunismo puede llegar al poder por vías democráticas, con un fraude difícil de probar y menos de ser aceptado por una arquitectura electoral y un sistema de justicia organizado para favorecer al marxismo-leninismo-maoísmo-mariateguismo y demás estupidismos. El Jurado Nacional de Elecciones, JNE, está incompleto y es presidido por Salas Arenas, un maoísta defensor de senderistas; la candidatura de la Dina Boluarte, funcionaria de RENIEC, viola la Ley Orgánica Electoral. Nada importa solo que el comunismo se imponga en el Bicentenario, marcando el inicio del Perú fallido. Pero si Cuba se libera, el fallido será Castillo con su sombrerón.

Las ‘amiguitas’ no se investigan

Por Miguel Ramírez- Diario Trome.
Las dos máximas representantes del Poder Judicial y del Ministerio Público, Elvia Barrios y Zoraida Ávalos, están metidas en un tremendo lío que la Junta Nacional de Justicia (JNJ) debe resolver, dejando de lado el amiguismo y actuando con severidad.
Ávalos rehusó investigar a Barrios por un presunto tráfico de influencias porque -según argumentó- “es mi amiga”.
En el embrollo, asimismo, está el fiscal supremo Pablo Sánchez, quien también se negó investigar a Barrios por su amistad con ella.
No se ha comprobado si Barrios es o no culpable, pero resulta indignante el proceder de estos tres magistrados que se declaran moralistas y enarbolan la lucha contra la corrupción.
La bomba periodística la hizo estallar hace poco Marco Vásquez, el acucioso periodista del programa ‘Panorama’. Lo que extraña es el silencio de los blogueros, tuiteros y abogados de las ONG que siempre están listos para apretar el gatillo contra magistrados que no son de su simpatía.
Todo empezó por una confesión de Walter Ríos, uno de los cabecillas de ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’, preso desde el año 2018. Ríos declaró que en el año 2017, cuando era el mandamás de la Corte Superior del Callao, recibió una llamada de la vocal suprema Elvia Barrios.
Le pidió, según dijo, interceder en un juicio que tenía su hermano Víctor Raúl Barrios en un juzgado del Callao. Ríos llamó al juez y le contó que Barrios le había pedido que resolviera lo más rápido a favor de su familiar, lo que, en efecto, ocurrió.
El fiscal superior Jesús Fernández, ante quien declaró Ríos, armó una carpeta fiscal con fechas, nombres de los involucrados, lugares donde ocurrieron los hechos y otros detalles importantes.
Todo el file se lo envió a la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, para que investigara a Barrios por tráfico de influencias. Él no podía hacerlo, pues no tiene el rango respectivo: Barrios es vocal suprema.
Era enero del 2020, ojo con la fecha. Desde ese momento ocurrieron hechos escandalosos: Ávalos se negó a investigar a Barrios “por tener vínculos de amistad”. El expediente se lo pasó al fiscal supremo Pablo Sánchez, quien hizo lo mismo aduciendo ser amigo de la magistrada.
El proceso fue remitido al fiscal supremo Víctor Raúl Rodríguez Monteza, quien también lo rechazó.
La decisión de Rodríguez es entendible, pues se lo vincula con jueces corruptos, pero no así el proceder de Ávalos y Sánchez.
En diciembre de ese año, Barrios fue elegida como la primera mujer presidenta del Poder Judicial. Todos aplaudimos, pero nadie sabía que tenía esta grave denuncia que sus amigos no indagaron, probablemente para no perjudicar su elección.
Barrios dice que se allana a cualquier investigación, pero los tres fiscales supremos que se niegan a investigarla son los únicos que quedan en el Ministerio Público. ¿Dónde están los moralistas del sistema judicial? ¡No se oye, padre!

POR FIGURETTI HUMILLAN A SAGASTI

El sobredimensionado Francisco Sagasti se quiso robar el show del 28 de julio y el tiro le salió por la culata: hizo el ridículo. Quiso entregar la banda en plena ceremonia y la tuvo que hacer a un funcionario. ¿Mezquindad? No. Simplemente cumplir con la normativa, como lo ha aclarado la Oficialía Mayor del Congreso. Lo que sucede es que a Sagasti se le advirtió que desde el 26 de julio ya no era congresista y por tanto no era encargado de la presidencia. Como tal tuvo que haber entregado la banda presidencial el 27 y ni siquiera debió asistir al Te Deum.
ACLARAN A CAVIARES
Sobre el papelón de Francisco Sagasti, quien no debió estar usando una banda presidencial que ya no le correspondía, los caviares salieron a defenderlo afirmando que Valentín Paniagua le entregó la banda presidencial a Carlos Ferrero. Lo que no dicen estos zamarros es que para que eso sucediera hubo una ley expresa, la Ley 27508, que facultaba al entonces presidente Paniagua a hacerlo para evitar el vacío de poder. Eso lo aclararon, con leyes en mano, Vitocho García Belaunde y Juan Sheput.
SIN ANESTESIA
Todo indica que el discurso del profesor Pedro Castillo no fue un mensaje presidencial sino una declaratoria de guerra a la mitad del país que no votó por él. Nos referimos a la Asamblea Constituyente que la lanzó, sin anestesia, desde su juramento. Como no vamos a hacer hígado, por ser Fiestas Patrias donde hay poco que festejar, y para algunos nada, ahora está claro que la “legalidad burguesa” no los va a detener.
LAS MASAS…
Por lo que se ve, la batalla ya no es solo legal sino política. Entonces, tiene sentido el contra referéndum para prohibir toda reforma constitucional por la vía de la Asamblea Constituyente. Si la batalla es política, como diría don Rafael Belaunde, “las masas se combaten con las masas”.
COMO EL LAGARTO
Al margen del diagnóstico sectorial, en que se podría estar de acuerdo en algunos ministerios, tampoco se puede callar que las únicas propuestas concretas fueron burocráticas, por ejemplo crear el nuevo ministerio de ciencia y tecnología, que incrementará el gasto público. La otra propuesta fue ofrecer plata como cancha para los gobernadores regionales y alcaldes buscando su apoyo, al mismo estilo del Lagarto Vizcarra.
MÁS IMPUESTOS
Empezó pues el carnaval, claro, con una demagogia compulsiva que se vio en las ofertas para crear puestos de trabajo temporales y repartir dinero público. Pero nada sobre la inversión. Y, de paso, esto sí es peligroso, amenazó a sectores específicos, deslizando crear más impuestos contra la pesquería, anular los contratos de las mineras, revocar las concesiones, etc.
AMENAZA A LOS MEDIOS
También amenazó abiertamente a los medios de comunicación con dirigir la publicidad estatal solo a los de provincias y las redes. ¿No sabe este señor que la contratación pública tiene reglas? ¿El Presidente puede darle la publicidad a quien se le ocurra? ¿No estamos ante una grave amenaza a la libertad de expresión? Hablen guaripoleras que propiciaron este desmadre.
OFENSA DIPLOMÁTICA
Y también desde el saque, Castillo culpó a España de nuestras desgracias. En este punto fue más que descortés con el rey Felipe VI que estaba presente como invitado. Con el añadido que ignoró a Colombia en sus menciones, estando el presidente Iván Duque en el hemiciclo. Lo primero, obvio que es una ofensa diplomática y lo segundo una grave omisión.
¿IGNORANCIA O ARROGANCIA?
Finalmente, el paroxismo de la demagogia llegó cuando dijo que se negaba a gobernar desde “el Palacio de Pizarro”, edificio que entregaría al “ministerio de las culturas”. ¿Nadie le dijo que el término es solo metafórico? El Palacio de Gobierno, de estilo neoclásico, fue diseñado en 1926 por el famoso constructor polaco Ricardo Malachowski e inaugurado por el mariscal Óscar R. Benavides en 1938. ¿Demasiada ignorancia o arrogancia atrevida?
LA RESPUESTA
Por eso Víctor González, diputado por Salamanca en España, ha respondido señalando que “los peruanos hoy han tenido que escuchar un futuro lleno de comunismo y rituales paganos.
Ha omitido la barbarie prehispánica los niños sacrificados los pueblos esclavizados y ha llamado al virreinato colonia Virreinato como los que había en la península ibérica unos territorios unidos mestizos llenos de prosperidad y ley.
Un discurso que solo la más absoluta ignorancia y la estupidez pueden explicar insulta a millones de peruanos y a millones de españoles construyendo sobre la mentira un relato ofensivo e impropio de un jefe de estado”.

Puntuación: 5 / Votos: 50

Un pensamiento en “¿Bicentenario fallido?

  1. Mario Humberto Ortiz Nishihara

    Lamento que se difundan los pensamientos marxistas-leninistas. Ya nadie puede hablar de ideologías trasnochadas a estas alturas del siglo XXI después de Levy Strauss, Kroeber, Murra y Rowe.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *