Par de fracasados

[Visto: 183 veces]

Sunat: Fiscales Vela y Pérez en la mira por exonerar a Odebrecht de denuncia

Una nueva ‘guerra’ entre instituciones del Estado está por comenzar: para la Procuraduría de la Sunat Rafael Vela y Domingo Pérez habrían blindado a la corrupta Odebrecht de investigación por defraudación tributaria.

Por haber exonerado a la compañía Odebrecht de una investigación penal por delitos tributarios, la Procuraduría Pública de la SUNAT evalúa emprender acciones legales contra los fiscales del equipo especial Lava Jato, Rafael Vela Barba y José Domingo Pérez.
En este sentido, un alto directivo de la Sunat considera que los mencionados fiscales “invadieron” una jurisdicción fiscal extralimitándose en sus funciones para limpiar a los corruptos exfuncionarios de la constructora, Jorge Barata, Raymundo Trindade Sera y Carlos Nostre.
“¿Un acuerdo de colaboración eficaz sobre corrupción vale para excluir a los investigados de und elito común como defraudación tributaria?”, afirma un trabajador de la Sunat de alta jerarquía al semanario Hildebrandt en sus Trece, cuyo nombre se decidió mantener en sererva.
En respuesta, el Ministerio Público sostuvo que la exclusión de los brasileros se realizó en el marco del acuerdo de colaboración eficaz posteriormente homologado por el Poder Judicial.
Actualmente, Odebrecht mantiene una deuda tributaria con la Sunat de aproximadamente 1,032 millones de soles, como resultado de los procesos de fiscalización a diversos proyectos como la Interoceánica Sur y el Gasoducto Sur Peruano.
Por este motivo, de acuerdo con H13, la Procuraduría de la Sunat realizó consultas con abogados especialistas a fin de determinar qué acciones legales podría emprender contra el equipo Lava Jato de la Fiscalía. El hecho se torna aún más delicado porque la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, estaría también salpicada al haber otorgado al equipo Lava Jato atribuciones especiales para que intervengan en las indagaciones por delitos tributarios en los que podría estar inmersa Odebrecht.
Así, la Fiscalía Especializada en Delitos Tributarios vio bloqueada sus competencias, pues ninguna investigación que lleve la palabra “Odebrecht” en su contenido pudo prosperar. Por el contrario, Vela y Perez lograron que, en tiempo récord, las denuncias penales que la Sunat interpuso en junio pasado pasen al olvido.
El conflicto se remonta al 21 de junio del 2019, fecha en la que la Sunat denunció penalmente a los mencionados tres exfuncionarios de Odebrecht por defraudación tributaria. La demanda sostiene que la empresa corrupta “ocultó ingresos” para destinarlos al pago de coimas por la obra del Metro de Lima, lo cual generó impuestos “dejados de pagar”, según la Sunat.
Fuente: Diario EXPRESO.

EL FRACASO DE UNA ESTRATEGIA EQUIVOCADA

ESTAMOS EMPEZANDO A RECIBIR LOS PRIMEROS IMPACTOS NEGATIVOS (DEMANDA CIADI Y BLOQUEO DE SERVIDORES SUIZOS)

Por Manuel Romero Caro- Diario Gestión.
El pecado original
La estrategia que siguieron el gobierno y los fiscales del Lava Jato Peruano (LJP) hasta hace pocos día era complacer a Odebrecht en todo lo que demandara. Y ahora hemos empezado a pagar las consecuencias de dicha estrategia.
Esta se inició el 20.07.18, cuando el fiscal Vela reemplazó al fiscal Castro como jefe del LJP. Quien defendía que el Acuerdo con Odebrecht (ACO) debía tener 20 proyectos, incluyendo el Gasoducto Sur Peruano (GSP), mientras Odebrecht planteaba incluir solo 4 proyectos, excluyendo el gasoducto. Y la Fiscalía y el gobierno, en vez de respaldar a Castro, lo retiran de su cargo. Es así que nombran a Rafael Vela; el que inmediatamente aceptó el planteamiento de Odebrecht, sin intentar llegar a una posición intermedia.
El Acuerdo
Con el nombramiento de Vela el ACO avanzó sin mayores problemas, formalizándose la firma el 15.02.19.
En este punto hay que mencionar que la Ley 30737, que establecía el pago inmediato de la Reparación Civil (RC), no pudo cumplir su principal objetivo en el caso de Odb, cortesía de los fiscales del LJP. Es que su 13 ava disposición complementaria (Incentivos a la cooperación eficaz) establece que el Acuerdo de Colaboración Eficaz al que arribe el Ministerio Público con aprobación de los órganos judiciales puede eximir, suspender o reducir la aplicación de dicha ley. Por lo que el pago de la RC de Odebrecht al Estado se efectuará en 15 años, y los intereses se pagarán al final del 15avo año!!. Esta disposición habría permitido a la Fiscalía rebajar la valorización de la RC hasta 610 millones de soles. Sin embargo dicha ley también establece que los beneficios a otorgarse, como consecuencia del ACO, deben sujetarse al principio de proporcionalidad entre la colaboración y el beneficio que se obtiene. Lo cual abre un amplio campo de investigación para el nuevo Congreso. Ya que hay casos en los que la anterior regla no se cumple, como en el GSP.
Punto de quiebre
De otro lado, en toda negociación como la que desarrollaba la Fiscalía con Odebrecht, hay que tener muy presente el punto a partir del cual lo que la Fiscalía le puede dar a Odebrecht pase a ser menor que lo que Odebrecht puede obtener de la Fiscalía. Ya que a partir de ese punto dejará de tener un interés significativo en seguir negociando en el marco de ACO porque ya obtuvo todo lo que quería. Y el punto de inflexión era la venta de Chaglla. Ya que como se advirtió reiteradamente era el activo más valioso de Odebrecht. Pero siguiendo nuevamente la errada estrategia de complacer a Odebrecht, el gobierno (PCM, MEF, MEM y MINJUS) y la fiscalía cedieron no solo vendiendo Chaglla exonerándola de las limitaciones de la 30737 sino que inclusive le devolvieron los 524 millones. Tengan ustedes la absoluta seguridad, que si todavía no se hubiese vendido Chaglla, Odebrecht NO hubiera iniciado la demanda ante el Ciadi. Es que solo basta comparar los $1,400 millones de la venta de Chaglla al contado, versus los $1,200 que se podrían, o no, recibir del Ciadi luego de 5 años. Y en la situación actual de Odebrecht, con la inmensa presión de sus acreedores, el tiempo es oro.
La crisis actual
Y así llegamos a la crisis actual; la que ha evidenciado muchas debilidades del Ejecutivo. El planteamiento de Odebrecht podía ser aceptado o rechazado, pero el gobierno no tomó ninguna decisión. La crisis mostró no solo conflictos de intereses, ineficiencia, elusión de responsabilidades, falta de planeamiento, etc, sino diversidad de opiniones. Sin que existiera un líder que coordinara los diversos esfuerzos y adoptara una decisión final. También evidenció terror a conversar con Odebrecht, tanto del PCM Zeballos como del Presidente Vizcarra. “No negociamos con corruptos” puede ser una frase efectiva para las galerías, pero así no se dirige un gobierno. Porque ya han estado negociando con ellos y porque hay muchísimos problemas pendientes en el ACO y en los proyectos fuera de el, como el GSP. Para lo cual resulta imprescindible conversar, lo cual no es censurable. Lo que sí lo es, es actuar con falta de transparencia. De otro lado considero indispensable que se debatan públicamente las diversas soluciones alternativas para la problemática de abastecer de gas al sur del país. Otro tema es la falta de transparencia, lo que llevó a la Fiscalía a cometer errores. Por ejemplo si hubieran consultado al ente especializado en el MEF, este les hubiera aconsejado que incluyeran en el ACO una cláusula que bloqueara demandas como la del Ciadi. Finalmente, considerando la etapa en la que se encuentran las investigaciones, no resulta conveniente cambiar al fiscal Vela, a pesar de los diversos errores incurridos. Cambiarlo retrasaría la lucha contra la corrupción. Lo que sí se le debe exigir es transparencia y vigilar la actuación del equipo.

Puntuación: 5 / Votos: 18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *