Topos traidores

[Visto: 519 veces]

Rolando Reátegui

Antipasto Gagá II

Por MARIELLA BALBI-Diario Perú21.
La situación política está más burbujeante que copa de champán. Nos dicen que el ‘recontrapotente’ tenor y congresista renunciante de las tiendas naranjas tuvo un tentador ofrecimiento: ocupar el sillón del Ministerio de Cultura. Do, re, mi, fa, sol. El cantor y político sueña y ‘resueña’ con un espectáculo de rompe y raja en el Gran Teatro. Laralí, laralá.
Un jurista de nota, zorro él, nos explicó “que tenía más que ‘manyado’ al fiscal Billy ‘The Kid’ Pérez. Facilito –afirmó–, fue a México querido, creó guerrilleros senderistas, despotricó contra el fiscal de la Nación y aquí no pasa nada, señoras y señores”. Preguntamos al letrado el porqué y dijo: “Ponte mosquita, pues. Tiene su ONG que lo defiende y ‘cacarea’ ante la CIDH, donde hay puro beluga”.
“¿Beluga?”, inquirimos desconcertados. “Bien lentita estás, ¿no? En esa comisión afirman que los críticos de Billy ‘The Kid’ Pérez lo están atacando y este pide garantías. Después, sus amigos ‘oenegeros’ lanzan el notición, la primicia, ya no ya. ¿Cuál? Que le forzaron la chapa de su ‘depita’ miraflorino”.
Y continúa: “Sus seres queridos estaban adentro y no sintieron ni chus ni mus. Andaban en otra. La fotito de la chapa se ve normalita nomás. Al toque sus ‘adús oenegeros’ publicitan el ‘pantallazo’ de un ‘traidorete’ o testigo protegido”.
“Sus amiguitos en los medios lo repican. ¡Campanazo! Los chats naranjas (si quieres ponerte fina, di ‘orange’ nomás) rajan de Billy ‘The Kid’ Pérez y además la China menciona al añejísimo y tozudo fiscal de la Nación”.
“No amerita cana lo dicho, pero se arma un escándalo mayúsculo. Gran emboscada. Billy ‘The Kid’ Pérez sabe que la extorsión funciona. Cantas todas tus mamaderas. Me recuerda a tu tío Vladi”. “¿Al mío?”, exclamamos. “Si no es tu pariente, no hagas tanto merengue. Lo que te digo, es”, espeta.
Nos cuentan que en los predios del Poder Judicial “están patidifusos por el torpedo de Billy ‘The Kid’ Pérez contra la vocal de la sala superior que sacó de cana a la China y otros. Asadazos están”, asegura un lorito ‘chismosón’. “Vincular a la dama con Los Cuellos Blancos del Puerto fue un poco demasiado, como dicen en mi tierra charapa”, finalizó.
Nos soplan al oído que “el Parlamento es un avispero. Mucho traidor. Han seguido el estilacho de PPK, comprar almas que tienen problemitas que nunca faltan. A punta de anticuchos los tienen. Pero el visor de Martincito y los otros cuellos apunta al fiscal viejo. Lo quieren di-sol-ver”. Y colorín, colorado, chaucito. Nos vemos.

Rolando Reátegui: “Me he visto en la necesidad de decir toda mi verdad ante la Fiscalía”

El congresista de Fuerza Popular, Rolando Reátegui, afirmó mediante una carta dirigida a Keiko Fujimori que se vio obligado a decir su verdad ante la Fiscalía y priorizar la lealtad a su familia y a dirigentes de su partido que confiaron en él.
“Ante el desamparo de la alta dirigencia del partido, me he visto en la necesidad de decir toda mi verdad ante la fiscalía. […] Al ver que la lealtad se ha roto por parte del líder, prioricé la lealtad hacia mi familia, mi esposa, hijos, amigos y dirigentes que confiaron en mí, como yo confié en la líder, en su momento”, manifestó Rolando Reátegui.
Con esta confesión, el legislador reconoció ser el testigo protegido del fiscal de lavado de activos, José Domingo Pérez, quien investiga a Keiko Fujimori y al Partido Fuerza Popular por el presunto lavado de activos a través de los aportes de Odebrecht en la campaña del 2011.
“En este proceso judicial se ha confundido la lealtad partidaria con impunidad”, dice en la misiva enviada también a los congresistas de su partido.
Rolando Reátegui afirmó además que desde hace más de un año todas los implicados de la región San Martín en las investigaciones por los falsos aportantes a Fuerza 2011, enfrentaron el proceso con lealtad y confiando en la defensa legal del partido de que el proceso no tenía sustento.
EXPRESO LO DIJO
Como informamos por la mañana, EXPRESO tuvo acceso al acta de entrega de documento del testigo protegido TP 2017-55-3, que da cuenta de la colaboración de una persona a quien se identifica con un número telefónico correspondiente al Congreso de la República.
“En las instalaciones de la División de Investigación de Alta Complejidad- DIVIAC, siendo el día 17 de octubre de 2018, a las 21 horas con 30 minutos, en presencia de representante del Ministerio Publico, fiscal adjunta provincial Elvia del Carmen Caro Izquierdo y el asistente en función fiscal Christian Max Luyo Clavijo, se procede a recibir la continuación de la declaración de testigo protegido TP 2017-55-3”, indica el documento.
“El testigo protegido TP 2017-55-3 señala que su teléfono celular institucional del Congreso de la República (operador Claro), Iphone, color negro, con IMEI Nº 35303909848503, contiene información relevante para corroborar lo declarado. Por lo que, de manera voluntaria, procede a exhibir el contenido de su celular antes descrito, referido a una conversación por el chat grupal denominado ‘La Botica’, de la aplicación Telegram”.
Fuente: Diario Expreso.

Rolando Reátegui habría delatado a Keiko Fujimori ante la Fiscalía

Por MARÍA TERESA GARCÍA- Diario Expreso.
Cuando Keiko Fujimori dijo que existía un “topo” en su partido, se habría referido nada menos que al congresista Rolando Reátegui, quien sería el testigo protegido 2018-55-3 que habría filtrado la conversación del grupo de Telegram “La Botica”, conformado por legisladores y dirigentes de Fuerza Popular.
A través de su cuenta de Twitter, en la mañana de ayer el periodista Nicolás Lúcar publicó lo que era un secreto a voces: “Último minuto. Se complica situación de Keiko Fujimori después de que congresista Rolando Reategui se acogiera a la figura de testigo protegido y entregara a la Fiscalía su teléfono celular así como otras evidencias”.
Por el mismo medio, Rolando Reátegui no negó ni tampoco afirmó si esa noticia era cierta. “Al respecto de la información que circula por el Caso Cocteles, quiero anunciar que no daré ninguna declaración a los medios de comunicación y que mi defensa legal está tomando las acciones que corresponden”, indicó.
EXPRESO tuvo acceso al acta de entrega de documento del testigo protegido TP 2017-55-3, que da cuenta de la colaboración de una persona a quien se identifica con un número telefónico correspondiente al Congreso de la República.
“En las instalaciones de la División de Investigación de Alta Complejidad- DIVIAC, siendo el día 17 de octubre de 2018, a las 21 horas con 30 minutos, en presencia de representante del Ministerio Publico, fiscal adjunta provincial Elvia del Carmen Caro Izquierdo y el asistente en función fiscal Christian Max Luyo Clavijo, se procede a recibir la continuación de la declaración de testigo protegido TP 2017-55-3”, indica el documento.
“El testigo protegido TP 2017-55-3 señala que su teléfono celular institucional del Congreso de la República (operador Claro), Iphone, color negro, con IMEI Nº 35303909848503, contiene información relevante para corroborar lo declarado. Por lo que, de manera voluntaria, procede a exhibir el contenido de su celular antes descrito, referido a una conversación por el chat grupal denominado ‘La Botica’, de la aplicación Telegram”.
SIETE FOTOS
El expediente detalla que el declarante presentó siete tomas fotográficas de una conversación entre Keiko Fujimori, Pier Figari, Leyla Chihuán, Úrsula Letona, Héctor Becerril, Alejandra Aramayo, Karina Beteta, Rosa Bartra, Daniel Salaverry y Milagros Salazar.
Cabe indicar que días atrás, se hicieron públicas varias conversaciones de “La Botica”, en la que se coordinarían ataques contra el fiscal anticorrupción José Domingo Pérez.
De acuerdo a fuentes fiscales, dicho material fue entregado por el testigo protegido 2017-55-3 al Ministerio Público.
Este diario pudo comprobar que el número telefónico que se indica en el documento, y que por obvias razones no reproducimos, es el del parlamentario Rolando Reátegui.
CRÍTICA SITUACIÓN
La situación de Rolando Reátegui  es crítica luego de que un testigo protegido interrogado por el fiscal José Domingo Pérez lo sindicara como el nexo para conseguir falsos aportantes a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en  2011.
La lista de personas que habrían  brindado sus nombres para figurar como aportantes son Marizol Valles Chong, con US$10,000; Liulith Sánchez Bardales, con US$5,000, Pedro Velayarce Llanos, US$10,000; Rafael del Castillo Reátegui, con US$5,000, y Jean Louis Maze Cam, con US$ 10,000.
Precisamente, Marizol Valles Chong, esposa de Rolando Reátegui, también fue incluida en la orden de detención preliminar dictada la hace 15 días por el juez Richard Concepción Carhuancho,  al figurar, de acuerdo a la acusación fiscal, dentro del organigrama de la presunta organización criminal como una de las siete personas “participantes que prestaron su nombre” para los aportes partidarios.
Ella figuraba con un aporte de S/27,000, que declaró haber realizado en Tarapoto. En su declaración testimonial, Valles sostuvo que no realizó el depósito personalmente, sino a través de la contadora de su empresa, Café Plaza, Micaela del Águila Vela. Sin embargo, Del Águila Vela negó haber ido personalmente al banco para hacer tal depósito.
Según las fuentes fujimoristas consultadas por este diario, la preocupación de Reátegui por la investigación a Fuerza Popular  no es reciente, pues  la habría expresado desde principios del año pasado. Y no era para menos, dado que él y parte de su familia directa, estarían comprometidos en las indagaciones.
¿ASILO?
En horas de la noche se corrió el rumor de que personas allegadas a la familia Fujimori estarían visitando la embajada de Japón y hasta se hablaba de un posible pedido de asilo de Keiko Fujimori.
Ello debido a que hoy el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, a cargo del juez Richard Concepción Carhuancho, evaluará el pedido de 36 meses de prisión preventiva contra la lideresa de Fuerza Popular, investigada por presunto lavado de activos.
Incluso la propia Keiko Fujimori declaró que existe un contubernio entre el fiscal José Domingo Pérez y el juez Richard Concepción Carhuancho.
Otros rumores apuntaban al padre, Alberto Fujimori, quien al pedir un asilo, evitaría volver a prisión tras revocarse el indulto humanitario otorgado por el expresidente Pedro Pablo Kuckzinski.
CEN Y COMITÉ POLÍTICO DE FUERZA POPULAR
Ponen sus cargos a disposición
El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y el Comité Político de Fuerza Popular (FP) también pusieron sus cargos a disposición en el marco de la crisis de esa organización, informó la vocera Úrsula Letona.
“Nos equivocamos en las formas, pudimos hacer lo mismo en el mismo tono de fiscalización, pero mejor. Vamos a empezar el cambio con una agenda legislativa reformadora”, señaló Letona.
“Hemos puesto nuestros cargos a disposición para que, por primera vez, tomemos decisiones juntos, antes había compartimentos, el Comité Político tomaba decisiones en las cuales no participábamos, pero teníamos que ejecutar los acuerdos”, dijo.
Letona aseguró que uno de los que ha puesto su cargo a disposición es Walter Jibaja, contratado como asesor de la bancada Fuerza Popular en la Comisión de Defensa y es secretario de la base de Lima del partido.
Por su parte, el legislador Miguel Torres anunció que él y José Chlimper han puesto sus cargos a disposición ante los diversos problemas que afronta su agrupación por los presuntos aportes irregulares que habría recibido durante la campaña presidencial.
Miguel Torres y José Chlimper son parte de la estructura orgánica de Fuerza Popular, como subsecretario y secretario general, respectivamente.

Foto

Testigo inesperado

Por IDL-Reporteros.
Un nuevo testigo protegido, cuya identidad se reveló horas después, amplió los testimonios sobre cómo Fuerza Popular (antes Fuerza 2011) reclutó falsos aportantes para ocultar la procedencia de fondos para las campañas presidenciales de Keiko Fujimori en 2011 y 2016.
El viernes 2 de noviembre por la mañana, el testigo protegido TP 2017-55-8 acudió alprimer despacho de la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, del Equipo Especial del caso Lava Jato, para dar información sobre los métodos de Fuerza Popular para la captación de personas como prestanombres a fin de consignar supuestos (y falsos) aportes en la campaña de Keiko Fujimori en 2016.
El testigo protegido que perteneció a la empresa de seguridad GOES SAC (Grupo de Operaciones Especiales y Seguridad), (fundada por el parlamentario fujimorista Miguel Castro Grández en 2007 y de la que se apartó en julio de 2016, al ser elegido parlamentario, según Registros Públicos) dio un testimonio curiosamente desdoblado. “Es en circunstancias que trabajaba para dicha empresa, aproximadamente en el año 2016, que el señor Miguel Antonio Castro Grández me comenta que estaba postulando al Congreso de la República por el partido Fuerza Popular, y que necesitaba aportar con ellos, por lo cual me solicitó una suma de dinero con la finalidad de colaborar con su campaña; no obstante le indiqué que no tenía ningún interés en hacerlo ya que no simpatizaba con dicho partido”.
Pocos meses después, según el colaborador, Miguel Castro volvió a pedirle que apoye al partido Fuerza Popular, para las elecciones, “pero esta vez no me pidió ninguna suma de dinero sino que solamente firme un documento simulando mi aporte, ya que me explicó que había un dinero que él tenía y que no deseaba que figure como suyo,por lo cual necesitaba que yo figure como aportante al partido Fuerza Popular (…)”.
“Yo firmé una sola vez y para un solo documento, y desconozco quién fue la persona que realizó el depósito en el banco del monto que figuraba como supuesto aporte de mi parte.Esta solicitud del señor Miguel Antonio Castro Grández se dio estando en una de las oficinas de la empresa GOES SAC. Es entonces que en ese momento, procedo a firmar el documento que Miguel Antonio Castro Grández me puso a la vista, no recuerdo muy bien las características de dicho documento, tampoco recuerdo si mis datos los consigné yo mismo o ya estaban en el documento, lo que sí recuerdo es que el monto que aparecía consignado en el mismo era de siete mil o diez mil soles, no recuerdo exactamente pero de ninguna manera el monto fue superior a diez mil soles”, relató el testigo protegido TP 2017-55-8.
“De la misma manera que [Castro] me solicitó que firme un documento y figure como aportante para el partido de Fuerza Popular, sin haber dado ningún dinero en realidad”, sostuvo el testigo, “también lo hizo con más trabajadores de la empresa GOES SAC, tales como Ángel Lay, Gherson Aponte, Jorge Palomino, Dayana Castro, María Elena Jáuregui, Henry Flores, Magno no recuerdo su apellido, personas con quien además comentamos sobre lo que Miguel Antonio Castro Grández nos había solicitado”.
“Después de la situación antes señalada”, indicó el testigo protegido, “no volvimos a hablar del tema, hasta el momento en que comenzaron a llegar las citaciones de la Fiscalía, no recuerdo muy bien la fecha exacta pero fue el año pasado a raíz de las notificaciones para venir a declarar al Ministerio Público porque figurábamos como aportantes de Fuerza Popular, tengo entendido que también citaron a las personas que mencioné como Ángel Lay, Gherson Aponte, Jorge Palomino, Dayana Castro, María Elena Jáuregui, Henry Flores y Magno”.
Ángel Lay Gutiérrez fue designado gerente administrativo en la compañía en 2008, según Sunarp. Gherson Aponte y Jorge Palomino se incorporaron al directorio de la empresa en 2016, y al año siguiente el primero fue nombrado gerente general.
Además, el testigo protegido indicó que supo a través de una publicación del semanario Hildebrandt en sus Trece que figuraba como aportante del partido Fuerza Popular “por un monto superior al que había firmado ante Miguel Antonio Castro Grández, que […] no superaba la suma de diez mil soles, entonces advertí que en el periódico consignaban mi nombre como aportante de la suma aproximada de cuarenta y ocho mil soles; no recuerdo bien si figuraban dos o tres documentos o recibos que daban ese monto total. Esto me generó una gran sorpresa y me dejó mortificado, por lo cual me reuní con Miguel Antonio Castro Grández y tras discutir con él le pedí una explicación al respecto. Miguel Antonio Castro Grández, ante mi reclamo e indignación ante la citación y el monto que figuraba como mi aporte y que no era el que yo había firmado, me dijo que no pasaba nada, no le dio importancia y lo tomó como una broma”, relató el testigo protegido TP 2017-55-8.
Según el testigo, días después volvió a reunirse con Miguel Castro en las oficinas de la empresa GOES SAC. “Conversamos sobre la citación a la Fiscalía, indicándome que acudamos a la Fiscalía a confirmar que sí habíamos hecho el aporte por el monto total indicado. Yo lo tomé de forma tal que si no lo hacía como me estaba señalando Miguel Antonio Castro Grández, me iba a quedar sin trabajo, lo cual no me dijo directamente pero lo asumí así. Debo indicar que es posible que a los además les haya indicado lo mismo ya que supe por otra parte de ellos que sí confirmaron sus supuestos aportes ante la Fiscalía”.
“Al respecto efectivamente acudí a la Fiscalía y declaré que sí había hecho la totalidad de los aportes a favor de Fuerza Popular, no recuerdo si fueron dos o tres que figuraban respecto de los cuales acepté que eran mis aportes, tampoco recuerdo los montos de los mismos; pero nada de eso es verdad ya que en realidad nunca desembolsé ningún dinero en efectivo ni como transferencia y tampoco aporte en especie, lo único que hice fue firmar un papel. Aclaro que yo solamente firmé una vez y para un documento, a pedido de Miguel Antonio Castro Grández como favor hacia él, y en las oficinas de GOES SAC, tal como ya indiqué. En esa oportunidad mentí porque Miguel Antonio Castro Grández me dijo que lo haga de esa forma, que confirme el aporte y que sería mejor evitar problemas, sin embargo aclaro que en esta ocasión declaro con la verdad a fin de colaborar con el esclarecimiento de los hechos”.
La campaña del 2011
Esa no fue la primera vez que el testigo protegido TP 2017-55-8 declaró ante la fiscalía. El martes 30 de octubre pasado por la tarde, el colaborador relató a la fiscal adjunta Meryl Huamán Altamirano y el asistente fiscal Christian Max Luyo Clavijo cómo el hoy congresista Miguel Castro actuó como un falso aportante para la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011, y ayudó a captar falsos aportantes.
De acuerdo con el testimonio del testigo, a fines de abril de 2011 Miguel Antonio Castro Grández, Carlos Schreider Aguayo y Erick Matto Monge –amigos desde 2009 según el colaborador– participaron de una reunión social en la que este último les comentó que estaba buscando amigos para que firmen recibos de aportes del partido Fuerza 2011, “para que aparezcan como aportantes, que se los había entregado su amigo el chino Jorge Yoshiyama Sasaki”.
Erick Matto Monge. (Foto: El Comercio)
Según el testigo protegido, Erick Matto Monge le dijo a Castro y a Schreider que los escogidos debían “ser personas solventes, que pudieran aparentar tener dinero para aportar al partido”, y que “el dinero que iba a figurar en los recibos le pertenecía al señor Jaime Yoshiyama Tanaka, que era una persona que tenía mucho dinero, y que buscaba a personas que aparecieran en los recibos para justificar los altos montos de dinero que estaban invirtiendo en la campaña, pero que buscaba fraccionarlos entre varias personas, debido a que no podían aparecer montos altos en los referidos recibos, en un solo depósito”.
El testigo protegido refirió que “Erick Matto Monge se dedicaba a captar aportantes de gente de su entorno para el partido Fuerza 2011”, y que “Miguel Antonio Castro Grandez firmó más de un recibo de aportaciones del partido Fuerza 2011, en los que ya se habían consignado montos”.
“El señor Erick Matto Monge”, agregó el testigo protegido, “tenía consigo un sobre en el que guardaba recibos de aportaciones y otro sobre en el que guardaba vouchers de pago, entonces respecto a los recibos de aportes, estos ya tenían el monto de dinero y se procedía a llenar los datos de nombre; DNI y firma, siendo que los vouchers correspondían a depósitos de dinero se habían realizado con anterioridad al que se consignaba en los recibos de aportaciones.
Además, el testigo indicó que Erick Matto le pidió a Miguel Castro que buscara a otras personas de su entorno para que figurasen como aportantes del partido Fuerza 2011. “La razón por las que se buscaba a estas personas”, según el testigo, era para “no despertar sospechas de un falso aporte, ya que eran personas solventes y de un círculo social de clase pudiente”.
“Miguel Antonio Castro Grández pudo conseguir dos personas con esas características, es decir, pudientes y de su entorno social, Marcos Iván Loayza Vásquez y Eduardo Pereyra Cúneo. Siendo que estas personas fueron citadas a la oficina de Miguel Antonio Castro Grández, ubicada en Canaval y Moreyra N 385-Piso 09-distrito de San Isidro, lugar hasta donde se constituyó Erick Matto Monge, portando recibos de aportaciones y vouchers de depósitos, observando que Marcos Iván Loayza Vásquez y Eduardo Pereyra Cuneo” firmaron más de un recibo de aportaciones del partido Fuerza 2011, con los montos ya escritos y con fechas de registro anteriores.
Para la segunda vuelta electoral del 2011, según el testigo protegido, “Erick Matto Monge estuvo de coordinador de personeros de la Normal de Monterrico, ubicado en el distrito de Surco” y manejó “dinero en efectivo, que le había sido entregado por Jorge Yoshiyama Sasaki, para el pago de personeros, gastos de alimentación, entre otros”.
Jorge Yoshiyama y su abogado. (Foto: La República)
Según el testigo protegido, pasadas las elecciones presidenciales de 2011, Erick Matto tuvo discrepancias con Jorge Yoshiyama por asuntos económicos; mientras que el vínculo de amistad entre Yoshiyama y Castro se hizo más estrecho, “ya que el primero de los nombrados le hizo un préstamo de dinero para los negocios que emprendió Miguel Antonio Castro Grández”.
En septiembre de 2011, de paso, Erick Matto fue nombrado gerente administrativo de la compañía de seguridad de Miguel Castro, quien entonces ocupaba el cargo de gerente general. Castro renunció a la empresa al asumir el cargo de congresista.
Entrevistado por IDL-Reporteros, el congresista fujimorista Miguel Castro indicó que “me acabo de enterar de todo este problema. Ahorita no sé nada. Yo no trabajo en la compañía desde hace cuatro años. Era mi empresa. Antes de entrar a la política arreglé todos mis papeles”. “Sinceramente si yo tengo responsabilidad la voy a asumir, donde tengo que asumirla, que es en el Poder Judicial. Lo que estoy muy preocupado, es cómo se maneja este tema. Yo he hecho mi vida absolutamente pegado [sic] a la ley. Nunca he manejado ningún dinero del partido, ni un sol. Nunca he pertenecido a la cúpula del partido, nunca he pertenecido a la dirigencia del partido, no soy miembro del partido. Esto pone en riesgo el nombre de una empresa que me ha tomado mucho trabajo forjar. Me parece una barbaridad. Yo no puedo hacer ninguna aseveración por temas de testigos, no sé si dijeron o no dijeron…”
¿Usted en algún momento, en las elecciones de 2016, le pidió a trabajadores de la empresa GOES (el congresista interrumpe la pregunta de IDL-R)?, “Mira, dos cosas importantes. Mira, escúchame, entiéndeme una cosa. Yo no puedo ni siquiera autoincriminarme, es un derecho que yo tengo. […], y cuando usted me manifiesta que hay testigo protegido, peor, con mucha preocupación lo veo. Me preocupa. Yo no podría responder nada. […] Yo nunca he manejado plata del partido político, yo nunca he sido miembro de la cúpula del partido. Y además mucho menos he pertenecido a ese grupo selecto del partido. Yo ni siquiera tengo una posición confrontacional. Yo he sido de las personas que he ido a hablar con el Presidente, a tratar de buscar puentes, niveles de entendimientos […]”. “Yo no podría contestar nada, tengo que conversar con un abogado”.
¿Usted le le pidió a alguno de sus trabajadores que figure como aportante cuando no lo eran?, preguntó IDL-Reporteros. “Yo no puedo contestar nada. Voy a llamar a mi abogado y luego te puedo contestar al cien por ciento de tus preguntas. No voy a rehuir a nada, voy a dar la cara, voy a asumir mi responsabilidad y si tengo que pedir licencia, para no recibir un sol hasta que me defienda, lo voy a hacer. Pero dame la posibilidad de ejercer mi derecho de defensa”.
IDL-Reporteros intentó contactar horas más tarde al congresista Castro, tal como había acordado, pero este no contestó. Aparentemente estaba terminando un complejo proceso de toma de decisiones.
Porque poco después Miguel Castro apareció en el programa de televisión “Beto a Saber” para revelar el nombre del testigo protegido.
¿Quién era?
“El testigo protegido del que habla el fiscal, soy yo”.  Miguel Castro.
¿Por qué Castro decidió confesar?
“Si acudí [a la justicia] es porque había otro testigo protegido que no solo manifestaba que yo había participado en esta firma de recibos, sino además decía que mi esposa por ser de origen oriental –que además es china y no japonesa–, es familiar de Keiko Fujimori [y que] también participó de todo este proceso”.
En esa situación, añadió Castro, “mis cuñados, algunos trabajadores míos, mi propia madre, ya enfrentaban la posibilidad de un allanamiento y una detención preliminar. Entonces ante esta situación, si es que hiciste o dijiste algo, lógicamente tú vas a anteponer a tu familia….”.
Así que, según parece, se trató de una delación rectificatoria.
Todo indica que en los días siguientes habrá más delaciones y quizá también más rectificaciones.

Puntuación: 5 / Votos: 26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *