Akash Bashir

[Visto: 1070 veces]

Akash Bashir era un joven católico pakistaní, guardia de seguridad voluntario que vigilaba la iglesia de San Juan en Youhanabad, en el estado de Lahore en Pakistán. Murió al impedir que un terrorista suicida detonara el chaleco bomba que portaba, dentro de la iglesia el pasado 15 de marzo de 2015.
Joven católico enfrentó a terrorista y salvó a los fieles de su parroquia en Pakistán
“Moriré, pero no vas a entrar en la iglesia”, dijo el joven salesiano antes de que el chaleco bomba del terrorista explotara.
Según cuenta el padre del joven Akash, su hijo “conocía el sacrificio que estaba haciendo. Él dio su vida para salvar a cientos –incluso miles– de personas que estaban en la misa aquella mañana”.
En el testimonio recogido por Ayuda a la Iglesia Necesitada, el padre de Akash explica que “lo más importante es que nuestra fe nos es dada por Jesús”, “somos elegidos por Dios y Dios ha aceptado el sacrificio de nuestro hijo Akash”.
El padre del joven mártir precisa: “algunos me preguntaron: ¿has perdonado a los que mataron a tu hijo? Y les digo: nuestro Papa Francisco nos llamó a vivir un año de misericordia. Por esto y por amor a Jesús, hemos perdonado a todos los que nos persiguen y están en contra de nosotros. Para que ellos encuentren el camino recto de Dios”.
Según cuenta el párroco de la iglesia de San Juan, el Padre Francis Gulzar, se ha perdido la confianza en la convivencia pacífica, “lo que nos sostiene en nuestra búsqueda de justicia es el recuerdo del heroísmo de Akash”.
El 15 de marzo de 2015, el Akash Bashir se lanzó contra el terrorista para evitar que murieran los fieles de su parroquia. El atacante aprovechó la distracción de algunos de los guardias de seguridad que veían por televisión el encuentro de criquet entre Pakistán e Irlanda.
Akash advirtió la carga de explosivos y frenó al atacante cerca de la puerta de la iglesia, para segundos después, al ver que sus intentos por disuadirlo eran en vano, abrazarlo y poner su cuerpo como escudo en el momento que el terrorista hizo estallar el artefacto.
Minutos después otro atentado ocurrió en una iglesia protestante cercana. El balance general fue de 17 muertos y cerca de 80 heridos. Ambos ataques fueron reivindicados por el grupo Jamaat-ul-Ahrar (JuA).

Cristianos perseguidos en Pakistán
En Pakistán los cristianos son el blanco de los ataques de los talibanes y otros extremistas musulmanes. En la Pascua de 2016 terroristas musulmanes perpetraron un atentado suicida en Lahore, contra los cristianos que celebraban esta fiesta en un parque, y que dejó 78 muertos, entre ellos 31 niños, y 300 heridos.
Además el adinerado terrateniente musulmán Haji Rasheed asesinó a balazos a Ayaan Masih, un niño cristiano de dos años, en la región de Faisalabad (Pakistán), como una forma de represalia porque el padre del niño, que es cristiano, se negó a trabajar para él.
En abril de 2015, ese mismo año un adolescente pakistaní llamado Nauman Masih fue quemado vivo por declararse cristiano y falleció habiendo perdonado a sus asesinos.
Las iglesias tampoco están libres de la violencia. En el año 2012 un grupo de 600 extremistas musulmanes atacaron la iglesia de San Francisco, la más antigua de la Arquidiócesis de Karachi.
En Pakistán hay una gran cantidad de personas condenadas por la ley de blasfemia, inspirada en la sharia (ley islámica) para castigar hasta con la muerte cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán.
La víctima más emblemática de esta ley es Asia Bibi, una madre católica presa desde hace 6 años y cuyo caso ha llamado la atención internacional.
Las mujeres también son objeto de ataques de los musulmanes. Una de ellas fue Sonia Bibi, una cristiana de 20 años quemada viva por rechazar el matrimonio con un musulmán que la habría obligado a renunciar a su fe.
AIN pide no olvidar a esta comunidad cristiana y para ello invita a ingresar a su sitio web para brindar sus donaciones. Esta Fundación Pontificia destina 600 mil euros al año a Pakistán para 60 proyectos en favor de la educación y construcción de iglesias.
Fuente: www.aciprensa.com

109ª Asamblea del Episcopado

Conferencia Episcopal Peruana
NOTA DE PRENSA
Los Obispos del Perú reunidos en la  queremos hacer llegar al Pueblo de Dios y a todas las personas de buena voluntad nuestro saludo fraterno al mismo tiempo que compartimos las siguientes preocupaciones:
1) Nuestra solidaridad y cercanía con todos los hermanos y hermanas que sufren a consecuencia de los fenómenos naturales, acontecidos recientemente en diversos lugares del País, como Chosica, Santa Eulalia y Caravelí, que afecta especialmente a los más vulnerables.
2) Nos preocupan los actos de corrupción, que se van conociendo por los medios de comunicación, que envuelven grandes Compañías financieras nacionales y extranjeras como Odebrecht y altos funcionarios del país. Esperamos que el Poder Judicial pueda avanzar con firmeza y decisión hasta conocer la verdad. Nuestro rechazo a la corrupción es firme, venga de donde venga.
3) Ante los hechos que han generado violencia, como el caso de Puente Piedra y otros conflictos, exhortamos a las autoridades y poblaciones afectadas a buscar caminos de diálogo tanto para evitar confrontaciones que degeneren en violencia como para alcanzar acuerdos respetuosos de los derechos de todos.
4) Coincidimos con todos aquellos que quieren conocer la verdad sobre las acusaciones contra algunos miembros del Sodalicio de Vida Cristiana. Nos solidarizamos con las víctimas y esperamos una adecuada reparación. Exigimos que las decisiones del Fuero Civil sean justas y esperamos una pronta respuesta del Fuero Eclesiástico.
En este año en que celebramos los 400 años de la muerte de Santa Rosa de Lima encomendamos a la santa Limeña las necesidades de nuestro pueblo Peruano y por su intercesión pedimos a Dios nos proteja y nos conserve en paz.
Lima, 19 de enero de 2017
NUEVO SECRETARIO GENERAL DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL PERUANA
En el marco de la 109ª Asamblea Plenaria del Episcopado Peruano, los Obispos del Perú eligieron a Monseñor Norberto Strotmann Hoppe MSC, Obispo de Chosica, como nuevo Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana, para el período 2017–2020.
Monseñor Norberto Strotmann, nació en Riesenbeck (Alemania), el 14 de agosto de 1946. En 1963 ingresó al Seminario Menor de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús. Fue ordenado sacerdote el 3 de noviembre de 1973. En 1992, San Juan Pablo II lo nombra Obispo Auxiliar de Lima y recibió la Ordenación Episcopal el 6 de enero de 1993. El 14 de diciembre de 1996 fue nombrado Administrador Apostólico de la nueva Diócesis de Chosica, y el 10 de enero de 1997 es nombrado primer Obispo de la Diócesis de Chosica.
Asimismo, los Obispos del Perú eligieron a Monseñor Antonio Santarsiero Rosa OSJ, Obispo de Huacho, como nuevo Presidente del Consejo Económico de la Conferencia Episcopal Peruana. Monseñor Antonio Santarsiero nació el 13 de junio de 1951 en Roma- Italia. El 14 de junio de 1980 fue ordenado Sacerdote en Roma, de manos del Cardenal Ladislao Rubi, Prefecto de la Congregación de las Iglesias Orientales. El 13 de junio de 2001 fue nombrado Obispo Prelado de Huari y recibió la Ordenación Episcopal el 12 de agosto de 2001. El 3 de febrero de 2004 fue designado como Obispo de Huacho y tomó posesión el 25 de abril de ese mismo año.
De igual forma, se nombró a dos nuevos miembros del Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana, quienes reemplazarán a Monseñor Norberto Strotmann y a Monseñor Antonio Santarsiero. Los dos nuevos miembros del Consejo Permanente son: Monseñor Jorge Carrión Pavlich, Obispo de Puno; y Monseñor Robert Francis Prevost OSA, Obispo de Chiclayo.
Lima, 18 de enero de 2017
Los Obispos del Perú

Puntuación: 5 / Votos: 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *