Congresista del VRAEM

[Visto: 1279 veces]

Comisión de Ética

La Comisión de Ética del Congreso aprobó recomendar la suspensión por 120 días del legislador de Gana Perú Walter Acha quien fue acusado de violar a su exasesora Idelia Calderón Ramos.
Con cinco votos a favor y dos abstenciones, el grupo de trabajo que preside Humberto Lay, aprobó el informe final que determina que Acha si abusó sexualmente de la trabajadora durante un viaje a Pucallpa en febrero último y que además le propuso abortar.
Los legisladores Jaime Valencia y Sergio Tejada intentaron blindar a su colega de bancada, insistiendo en que los hechos no habían sido probados y que la denunciante había caído en contradicciones, argumentos que fueron refutados por Mauricio Mulder, quien señaló que el perfil de todo aquel que comete violación sexual es desacreditar a la víctima.
Asimismo la Comisión recomendó que el caso sea denunciado ante la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, ya que existen indicios de que el congresista consintió prácticas abortivas, lo que constituye delito tipificado en el artículo 114° y 115° del Código Penal.
Por otro lado y en la misma sesión, se acordó recomendar la suspensión por 120 días de los legisladores Federico Pariona (Fuerza 2011) y Wilder Ruiz (Gana Perú) por haber consignado datos falsos en las hojas de vida que presentaron ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) cuando postularon al Congreso.
Monzón
Hace más de un año, la Cuarta Fiscalía Supraprovincial, a cargo de Marco Guzmán Baca, investiga a la exdirigente cocalera Nancy Obregón por los supuestos delitos de colaboración con el terrorismo y lavado de dinero producto del narcotráfico y, según fuentes consultadas, el caso estaría terminando en agosto próximo.
Perú21 accedió al testimonio de uno de los 12 colaboradores eficaces, quien, el pasado 16 de abril, fue interrogado por el equipo de la Dirección Antidrogas (Dirandro) al que la Fiscalía le ha encargado investigar el extremo referido a Obregón y su presunta vinculación con el tráfico ilícito de drogas en El Monzón.
LA ‘EX TOMBA’ Y ‘BIGOTE’
Según el testimonio del colaborador, quien dijo vivir en El Monzón desde 1990, Obregón y los dirigentes cocaleros Eduardo Ticerán Salazar, Iburcio Morales (alcalde del Monzón), Rosaura Rosales Ramos (exburgomaestre de esa zona), entre otros, tenían pozas de maceración y chacras donde sembraban la hoja de coca para ser utilizada en la fabricación de cocaína.
“Conocí la poza de maceración de droga en San Juan de Capi de la señora Nancy Obregón Peralta, quien llegó al valle de El Monzón con su esposo Flavio Chávez Peralta, conocido como ‘Bigote’, cuando empezó la erradicación en la zona de Mishollo – Tocache”, empieza a narrar el colaborador eficaz.
A renglón seguido, precisa que entre 1998 y 2001, Obregón “tenía su poza de maceración de droga en el caserío de San Juan de Capi, la misma que era grande donde entraba unas 200 arrobas de hoja de coca. En ese tiempo la señora era conocida como la ‘ex tomba’, ya que creíamos que había pertenecido a la Policía Nacional por el carácter fuerte que tenía”.
La versión de este colaborador coincide con la que han brindado los otros testigos, cuyas identidades también se mantienen en reserva.
Según fuentes fiscales, aunque hace unas semanas se esperaba que la Dirandro emita un informe sobre el caso Obregón, debido a la cantidad de diligencias que aún tiene pendiente el equipo policial, se ha ampliado por 30 días más la investigación.
La primera quincena de julio, con el informe policial en mano, el fiscal Guzmán Baca citará a la exlegisladora para que rinda su declaración sobre las graves imputaciones que se le hacen.
EL CLAN OBREGÓN
El colaborador señaló que Obregón “entró (a El Monzón) por la influencia del Lelis Jara, quien era bastante conocido. Llegó con sus hijos y sus hermanos. Cuando se hizo más conocida y popular por el carácter fuerte que tenía, empezó a traer a más familiares (…) Formaron un clan familiar bastante grande y poderoso, dedicados todos a traficar con las drogas”.
Según la versión, a inicios de 1998 Obregón tenía seis personas a su mando, entre quienes figuraba su sobrino, el químico del ilegal laboratorio. “Al químico le pagaba cien dólares, a los pisadores 70 soles por cada chamba que era de dos a tres días en la poza de maceración”, sostuvo.
El testimonio, que coincide con otros tantos que obran en poder de las autoridades policiales y fiscales, indica también que Obregón compraba entre 360 y 1,000 arrobas de hoja de coca mensuales, “que se procesaban y hacían un promedio mensual de 60 a 100 kilos de pasta básica de cocaína lavada o base”.
CONTACTO COLOMBIANO
La investigación policial–fiscal apunta a que, hasta 2001, Nancy Obregón habría sido una de las principales comercializadoras de droga de un cartel colombiano.
Según las hipótesis, desde marzo o abril de 1999, Obregón habría sido la principal acopiadora de droga y, aunque mantenía su poza de maceración, su principal actividad habría sido la compra de droga ya elaborada.
Sobre este punto, el colaborador dijo que “ella vendía la mercancía a una firma colombiana en grandes cantidades, es decir que ‘reventaba’ en forma semanal entre 30 y 40 kilos de pasta básica de cocaína lavada o base, luego los ‘colochos’ se encargaban de convertirla en clorhidrato de cocaína en Maravilla, a unos 45 minutos de Monzón”.
Según las indagaciones y los testimonios recogidos en los últimos meses, Obregón habría trabajado para esa firma colombiana de narcotráfico por dos años.
La detención de su contacto colombiano, en 2001, habría motivado que la exlegisladora migrara de El Monzón a la zona de Santa Rosa de Mishollo.

Percy Guerra RonchiSabotaje a proyecto
Una inversión de cuatro mil millones de dólares fue postergada por Alan García, entonces Presidente del Perú. Este proyecto es más importante que Conga, porque el oro de Conga se agota en 15 o 20 años; en cambio, los frutos de Pampas Verdes pueden durar siglos.
Ahora que una megacomisión del Congreso investiga las cuentas del expresidente Alan García, sería bueno que pusiera bajo la lupa los grandes contratos y concesiones que autorizó. Collique, puertos, terrenos del Ministerio de Educación son algunas de sus hazañas.
El presente informe revela un intento multimillonario. El propósito era cobrar para autorizar, no alguna prebenda, sino simplemente la compra de terrenos. Luis Nava fue el negociador. Pero es de García la responsabilidad de retrasar durante años un proyecto que pudo –y puede- significar grandes trabajos de irrigación e hidroeléctrica y miles de empleos.
La historia es la siguiente. En 2002, el Estado otorgó a la empresa Electropampas la concesión Pampas Verdes para un proyecto de propósito múltiple: hidroenergético con irrigación de un vasto desierto, alejado de ciudades. La más cercana dista siete kilómetros. La hidroeléctrica sería la más grande del Perú. Si la del Mantaro rinde 200 megavatios, la de Pampas Verdes producirá 9,000 (nueve mil) megavatios. Será para el sur del país un poderoso aporte de energía con una fuente renovable.
Chavimochic, la irrigación que costó al Estado –es decir, a todos los peruanos, beneficia 70 mil hectáreas. Pampas Verdes irrigaría 218,015 hectáreas de tierras baldías.
El proyecto beneficiará a Ica y Arequipa, pero sobre todo a Ayacucho, donde se efectuará el 65 por ciento (US$ 2,600 millones) de una inversión que abarca 3,990 millones de dólares.
INGENIERÍA DE ALTA CALIFICACIÓN
Pampas Verdes ha trabajado hasta ahora con capitales propios. Está programada la asociación con capitales suizos, que siguen con interés el desarrollo del proyecto, sin duda con la consiguiente alarma por el obstáculo García.
El aporte de los consultores suizos con los cuales trabaja Pampas Verdes implica ingeniería de alto nivel. Sus especialistas han sido llamados para reparar el túnel de Olmos, que tiene 20 kilómetros y se desplomó en noviembre último. El túnel de Pampas Verdes requerirá 300 metros de perforación. “Hay que construirlo con perforación diamantina”, nos dice el ingeniero Percy Guerra Ronchi, presidente del directorio de Electropampas S.A. “Eso es caro; pero hay que hacer un trabajo muy serio, para que el túnel soporte el peso de arriba y el peso del agua”.
La idea es represar los ríos Carocha y Urubamba, de Ayacucho, creando dos embalses con un volumen útil combinado de 5,477 millones de metros cúbicos.
Explica el ingeniero Guerra que en el área del proyecto hay un hecho curioso: Los embalses que se van a formar, que son inmensos, no pertenecen a la comunidad, sino a particulares. “Todas las tierras que se van a afectar”, precisa, “son de particulares, y todos están impacientes por que comencemos”. En el mismo lugar donde se van a construir las represas se van a formar dos lagunas.
“Las lagunas”, añade, “están a cuatro mil metros de altura. Ahí no hay población. A esa altura ni el ichu crece. No hay ganadería, ni pastores”.
Gracias a eso, aparte de la irrigación, se crearán cuatro centrales eléctricas, con una capacidad instalada de 2,524 megavatios.
La empresa Suiza que apoyó en la ingeniería del proyecto reemplaza a Electrowatt Ingenieros Consultores. Desde 2008 forma parte en el Perú de Pöyry Energy, una consultora de actividad y prestigio mundial. Tiene presencia en 49 países de Europa, Asia y África, así como en Canadá y varios países de SudAmérica. Su trabajo abarca no sólo la energía hidroeléctrica, sino también la instalación de centrales termosolares, plantas de biomasa y centrales eólicas.
Característica de los ingenieros de Pampas Verdes es que, antes de gestionar las autorizaciones en Lima, emplearon dos años y medio en consultas previas con cada comunidad cercana a las obras futuras.
Guerra señala que tiene verificado la propiedad de cada chacra o parcela de los propietarios de la zona alta. Muestra tres títulos otorgados por el rey de España, en la época colonial.
El proyecto se detuvo debido a que es imprescindible que el Estado lo declare de interés nacional. Los promotores no pedían más que eso a fin de lograr autorización para comprar 109,520 hectáreas de tierras eriazas de Nasca (Ica) y de 108,495 hectáreas en Caravelí (Arequipa).
Sólo si el Estado declara de interés nacional el proyecto, la Superintendencia de Bienes Nacionales puede autorizar la valoración de las tierras y su transferencia al sector privado. Esa declaración permitiría comprar al Estado las tierras involucradas en el proyecto de irrigación, y lograr el financiamiento para las centrales hidroeléctricas.
Aquí es donde intervino la mano negra de Palacio. El entonces Presidente pensó sin duda que podía incrementar su fortuna, ya cuantiosa, de un solo plumazo. Un leve movimiento de sus dedos estamparía la firma que engordaría su condición de multimillonario en dólares, confirmando así su célebre frase: “la plata viene sola”.
La vergonzosa propuesta, o más bien chantaje, nos fue comunicada por ingenieros de la empresa.
García anduvo volando demasiado alto en este caso. La empresa comprendió que se le exigía encarecer los costos de la obra y, además, reducir en buena medida los futuros beneficios de los accionistas legítimos.
Sabido es que desde la época de Augusto Bernardino Leguía los grandes proyectos de irrigación han beneficiado al norte del país (Chavimochic, Alto Piura). El proyecto Pampas Verdes acarreará agua y luz, así como energía y caminos, al sur.
SE CREARÁN CUATRO CIUDADES
Electropampas prevé que para las obras de construcción del proyecto Pampas Verdes se necesitarán 16 mil trabajadores. Cuando las aguas lleguen a la parte de abajo, pueden surgir 450 mil empleos directos. Muchos más serán los puestos de trabajo que aflorarán cuando las obras hayan concluido.
En lo futuro pueden instalarse en la zona de influencia de Pampas Verdes, según cálculo de los ingenieros de la empresa, 400 mil obreros. Éstos van a necesitar igual número de casas. De allí la idea de crear cuatro ciudades con 50 mil casas cada una.
Ayacucho es una de las regiones más pobres del Perú. Allí surgieron los focos más quemantes de la época de la violencia. Huancasancos, provincia ayacuchana, fue escenario del más cruel terrorismo. Carapo, distrito de Huancasancos, es considerado en el nivel de pobreza extrema. Lucanamarca, otro distrito de esa provincia, también padeció la violencia y figura en la estadística como “muy pobre”.
El proyecto Pampas Verdes abarca áreas aledañas a esa zona, y puede contribuir a mejorar el nivel de vida de sus pobladores.
Los presidentes regionales de Ayacucho e Ica han presentado al Presidente Ollanta Humala una solicitud para que se declare de interés nacional.
FUTURO LUMINOSO
Los ingenieros de Electropampas indican que en ningún ministerio u otra entidad estatal existe proyecto pendiente respecto a las tierras de Pampas Verdes, de acuerdo a investigación de la Superintendencia de Bienes Nacionales.
No hay, subrayan, en la costa peruana otra área de ese tamaño con posibilidades de agua abundante y con condiciones similares de luminosidad, altas temperaturas de día y frías de noche, elevación y calidad de suelos, que facilitan el cultivo de una amplia gama de frutos, hortalizas y hasta bosques.
Destaquemos que la uva peruana, que es ante todo uva de mesa, para deleite directo del paladar, en el racimo o el pisco, es un milagro que se debe, en Ica sobre todo, al choque dialéctico de las temperaturas. De día, los viñedos se exaltan con el calor quemante; de noche padecen el frío intenso de las paracas, el viento frío. Eso obliga a las plantas a defenderse hundiendo sus raíces en la tierra.
Fuente: Diarios Perú21 y La Primera.

Puntuación: 5 / Votos: 71

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *