Nancy Obregón Peralta

[Visto: 1433 veces]

Nancy

Por Américo Zambrano- Revista CARETAS
El pasado vuelve a moverle el piso a la ex congresista cocalera y aliada del gobierno de Ollanta Humala, Nancy Obregón Peralta.
El barullo por su incorporación como asesora del programa Gestores para el Desarrollo del Congreso, que promueve el presidente del Parlamento Daniel Abugattas, se sumó a la comentada contratación de su hija de 19 años, Sheyla Chávez Obregón, como auxiliar de la Oficina de Prevención y Seguridad del Legislativo, en setiembre del año pasado.
Abugattas, sin embargo, defendió a Obregón y la mantuvo en el puesto hasta el martes último, cuando se anunció su sorpresiva separación del programa Gestores.
En realidad, el presente de comidilla es apenas un inocente chacchado.
Su remoción no se explica en los últimos titulares sobre el Congreso. ¿No será acaso que el gobierno tiene más información que la complica?
La semana pasada, el ex ministro del Interior general PNP (r) Miguel Hidalgo señaló que las investigaciones de la División de Investigaciones Especiales (DIVINESP) de la DIRANDRO establecieron que existía una relación entre Obregón y ‘Artemio’, el senderista capturado cerca de la casa de la ex congresista en Santa Rosa de Mishollo, Tocache (CARETAS 2219).
Obregón se negó a responder sobre ‘Artemio’ y se enfrentó a los periodistas que le preguntaron por el terrorista. “Mire señorita, ya estoy cansada de tanta huevada, no me venga con cojudeces, pues, carajo. Ya me tienen harta”, le espetó a una periodista del programa Cuarto Poder, el fin de semana. “¿Me ves cara de terruca?”, le increpó a otra reportera de Canal N.
El propio Abugattas sacó cara por su operadora política en declaraciones a la prensa, el jueves 16. “Ella me ha asegurado que nunca ha tenido una comunicación ni telefónica ni personal con ‘Artemio’”, remarcó el presidente del Congreso.
El aprista Jorge del Castillo se preguntó el lunes 20: “¿Qué le habrán descubierto para haber sacado a la señora Obregón? Si veinticuatro horas antes Abugattas la estaba defendiendo a morir”.
Es muy probable que el cambio de parecer de Abugattas tenga relación con un voluminoso expediente de la DIRANDRO y el Ministerio Público que relaciona a Obregón con ‘Artemio’ y Sendero Luminoso. CARETAS tuvo acceso a ese documento secreto.
LOS ONCE TESTIGOS
El expediente reúne los testimonios de 11 colaboradores eficaces que brindaron a las autoridades una serie de detalles comprometedores para Obregón en 2010 y en el marco de una gigantesca operación de inteligencia contra el terrorismo y el narcotráfico en el Valle del Huallaga.
El testigo de clave CDT-1020 declaró al equipo D de la DIVINESP y al titular de la Cuarta Fiscalía Supraprovincial, Marco Guzmán Baca, que “Nancy Obregón colabora y coordina abierta y directamente con ‘Artemio’, a quien conoce desde hace 12 años, cuando ella vivía con su familia en Santa Rosa de Mishollo. En julio de 2007, cuando la columna del camarada ‘Piero’ se encontraba en Alto Uchiza, en el distrito de Nuevo Progreso, el referido mando terrorista dijo que llegaría una amiga a verlo, resultando esta la (ex) congresista Nancy Obregón, quien se apareció acompañada de tres sujetos desconocidos, siendo recibida por ‘Piero’ con un saludo de ‘compañera’”.
Otro testigo, de clave CDT-1013, sostuvo que Obregón “colaboró abierta y directamente con el Partido (Sendero Luminoso) junto con la (ex) parlamentaria andina Elsa Malpartida”. Según el colaborador, “en abril de 1998 (ambas) fueron llamadas por ‘Artemio’ a la zona de Pueblo Nuevo, donde se reunieron para que ellas sean las representantes de los campesinos cocaleros ante el gobierno y luchen por la defensa de los cocaleros. En dichas reuniones ambas recibieron directivas de ‘Artemio’ para formar y dirigir los gremios cocaleros. ‘Artemio’ les ofreció su apoyo para que llegaran a ser autoridades de la coca. Sin embargo, cuando Obregón y Malpartida llegaron al Congreso se olvidaron de sus promesas, razón por la que el camarada ‘Artemio’ cambió de actitud hacia ellas tildándolas de traidoras y miserables”.
Por su parte, el testigo de clave TM-012808080014 aseguró que Obregón fue “manejada por ‘Artemio’ y recibió consignas orientadas a manipular a los campesinos cocaleros para que se opongan a la erradicación de los cultivos de coca. Esta posición legal lejos de estar orientada a reivindicar al campesino cocalero fue por conveniencia de los camaradas ‘Artemio’ y ‘Piero’, quienes eran dueños de grandes extensiones de terrenos con plantaciones de coca en el Alto Huallaga, la que estaba destinada a su transformación en pasta básica”.
El testigo de clave CDT-1010 dijo que presenció una reunión entre Obregón y ‘Artemio’ en la localidad de Magdalena, en mayo de 2005, y sostuvo que ambos “sellaron allí un pacto que consistía en recibir los votos de la población del Alto Huallaga, comprometiéndose a cambio a apoyar al partido.
Asimismo en caso alcanzaran sus objetivos políticos, ambas deberían combatir la política de erradicación de coca, compromiso que cumplieron a cabalidad”.
El colaborador eficaz CDT-1011 añadió que Obregón y Malpartida se reunían constantemente con ‘Piero’, lugarteniente de ‘Artemio’, quien les trasmitía órdenes de cómo debían organizar a los campesinos cocaleros para que lleven a cabo sus protestas, recordándoles al mismo tiempo su sujeción incondicional al partido. En esos encuentros se les explicó cómo el partido ha venido organizando a los cocaleros, logrando juntarlos en un solo gremio”.
Otro testigo, de clave 02161008, declaró que presenció un encuentro entre Obregón y ‘Artemio’ en el caserío de Soledad en febrero de 2005. “Trataron el tema de los paros y las protestas contra la erradicación de la hoja de coca. ‘Artemio’ les pidió que cuando sean autoridades no traicionen al pueblo”.
El testigo de clave 003-2009-FEA-TM recordó que, en 2004, “a raíz de la marcha de los productores cocaleros a Lima se produjo una descoordinación entre los las señoras Obregón, Malpartida y ‘Artemio’ por la falta de apoyo que éstas mostraron hacia los pobladores que participaron en dicha movilización. Sin embargo ellas continuaron participando y dirigiendo las marchas y protestas, permaneciendo en sus cargos hasta julio de 2006, en que ambas, con el apoyo de la población del Alto Huallaga, salieron elegidas congresistas. Ante esto, ‘Artemio’ decidió formar nuevamente las bases y la asociación de cocaleros en el Huallaga porque decía que los otros grupos no estaban bien organizados y que Obregón y Malpartida se habían aprovechado del partido”.
El colaborador CDT-1005 testificó que Obregón, a quien dijo conocer como “logística del Ejército Guerrillero en los años 1988 y 1989 en Santa Rosa de Mishollo, coordinaba con los camaradas ‘Geiner’ y ‘Paolo’”. Más adelante, en 2004, el testigo dijo haberla visto reunida con ‘Artemio’ en Magdalena.
Otro testigo, de clave EPTM-1020, sostuvo que, a inicios de 2003, Obregón y Malpartida se reunieron con ‘Artemio’ en la localidad de Aucayacu para “coordinar acciones de movilizaciones que se iban a realizar contra la erradicación de la hoja de coca, acordando todos ellos que no se iba a firmar ningún acuerdo con ‘Chemonics’, DEVIDA, USAID y otras organizaciones”.
INMUNIDAD PARLAMENTARIA
Según el ex ministro Hidalgo, se trató de “testigos calificados, cuyas informaciones fueron cruzadas por la DIVINESP. No se trató de personas cualesquiera que dicen lo que se les antoja. Toda esa información se corroboró”, dijo.
Las declaraciones de los 11 testigos permitieron capturar, en noviembre de 2010, a 42 personas, entre dirigentes cocaleros y narcotraficantes relacionados con ‘Artemio’. La gigantesca redada fue denominada ‘Operación Eclipse’.
“Eran ‘topos’ calificados”, dijo un alto oficial de la DIRANDRO. Esos mismos testigos siguieron colaborando y fue en parte gracias a sus colaboraciones que la DIVINESP pudo captar nuevos informantes y penetrar la guardia de ‘Artemio’.
En ese orden de ideas, ¿por qué entonces no fue capturada la ex congresista Nancy Obregón?
Hidalgo explicó a CARETAS que el fiscal Marco Guzmán Baca solicitó al Congreso el levantamiento de su inmunidad parlamentaria, pero el Parlamento denegó la solicitud alegando que los hechos narrados por los testigos ocurrieron antes de que la cocalera fuera nombrada congresista, en 2006.
La investigación, sin embargo, se mantuvo abierta en la Cuarta Fiscalía Supraprovincial que emitirá un informe preparatorio en los próximos días.
El equipo de la DIVINESP y el Ministerio Público interrogarán a ‘Artemio’ esta semana y le preguntarán por sus presuntos nexos con Obregón y Malpartida. Al cierre de esta edición, ‘Artemio’ no había declarado porque no encontraba un abogado. Se tenía previsto asignarle un defensor de oficio.
La caída de ‘Artemio’ no ha acabado, ni mucho menos, con el terrorismo. De hecho, el pasado jueves 16, cuatro días después de la captura, una columna senderista atacó la base contrasubversiva Unión Mantaro, ubicada en el distrito de Llochegua, a orillas del río Mantaro, provincia de Huanta, Ayacucho, en el corazón del Valle de los Ríos Apurímac Ene (VRAE).
En el ataque murió el capitán EP Germán Parra del Carpio, nieto del conocido general retirado de filiación aprista Germán Parra. En 2011, los remanentes de Sendero Luminoso asesinaron a 13 miembros de las FF.AA en el VRAE. La base Unión Mantaro ha sufrido 10 ataques terroristas desde 2008 y es considerada la más vulnerable, pero los atentados continúan.
Resulta indudable que, independientemente de un planeamiento que comenzó hace unos cinco años, el gobierno de Ollanta Humala se anotó un tremendo punto con la captura de ‘Artemio’. El problema es que algunos de sus aliados, aquellos que se sumaron en el huaico del “antisistema” y caminaron en una delgada línea que diferencia el piteo del delito, le siguen metiendo autogoles.
Puntuación: 5 / Votos: 72

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *