Gato escaldado no entra al agua dos veces

[Visto: 1131 veces]

Salomón Lerner renunció

Por Cecilia Valenzuela- Mira quién habla
El convenio bilateral firmado entre Perú y Bielorrusia para establecer con esa exrepública soviética una “Cooperación Técnico Militar” y contratar, a partir de ese documento, a su oficial y controvertida comercializadora de armas Beltechexport, mueve el cotarro de la corrupción en nuestro país. Más aún si el Ministerio de Relaciones Exteriores procedió sin haber consultado con el Ministerio de Defensa y atendiendo únicamente a una recomendación de la Dirección de Seguridad y Defensa de la propia Cancillería.
El 30 de setiembre, a solo dos meses de asumir el cargo, el canciller Rafael Roncagliolo delegó facultades al encargado de negocios de la Embajada del Perú en la Federación Rusa y autorizó su viaje a la ciudad de Minsk. Allí, el jueves 20 de octubre, el funcionario firmó el acuerdo intergubernamental que nos condena a contratar, en perjuicio de nuestra Fuerza Aérea, con una empresa que pagó sobornos a militares y a civiles peruanos.
En 1996, Vladimiro Montesinos y los entonces jefes de las FFAA –ahora presos por latrocinio– le pagaron 402 millones de dólares a la empresa oficial bielorrusa Beltechexport por la venta de 18 MIG-29 y 18 SUKHOI-25 de segunda mano, a pesar de que la empresa bielorrusa no podía garantizar el mantenimiento de los aviones por no ser la fabricante de las naves ni de sus repuestos.
¿Acaso Roncagliolo no sabe que la compra estuvo sobrevaluada, plagada de coimas e irregularidades? ¿No sabe que se hizo a través de una triangulación entre Beltechexport y dos empresas de traficantes de armas procesados por nuestros tribunales?
¿Quién está detrás de este convenio firmado en la sombra? ¿Cómo se ha hecho para obviar la aprobación del Congreso que exige el artículo 56 de la Constitución para casos de Defensa Nacional? ¿Quiénes permitieron que no se diera cuenta al Parlamento a pesar de que transcurrieron 60 días desde la firma? ¿Por qué tanto y tan urgente interés en aliarnos con un país con el que no tenemos relaciones diplomáticas? El Perú, como se sabe, no tiene embajada ni oficina comercial en Bielorrusia. ¿No resulta sospechoso contratar a una empresa revendedora de armas que ha corrompido a funcionarios peruanos y ha estafado a nuestra patria?
Nuestra experiencia no tiene que ver solo con la corrupción que Montesinos y los suyos compartieron, durante la década del 90, con los gerentes de esa empresa bielorrusa. Beltechexport se comprometió, en 1996, a entregar cuatro de los SUKHOI potenciados con un sistema de última generación denominado Pastel. Sin embargo, ese equipo jamás funcionó en ninguna de nuestras aeronaves. La estafa se extendió a las horas de vuelo y a la capacitación que nuestros pilotos nunca recibieron.
Cómo es posible entonces que el pasado 29 de setiembre, mientras el presidente Humala inauguraba en Junín el programa ‘Jóvenes a la Obra’, su canciller le ordene a uno de nuestros diplomáticos que firme un convenio de Estado a Estado que le permitirá a la misma empresa que nos estafó hace 15 años adaptar, actualizar o repotenciar nuestros aviones.
¿A quién le conviene que una empresa corrupta, intermediaria y revendedora, que no es la fabricante y que tendrá que subcontratar para cumplir con el acuerdo, encareciendo costos y perjudicando nuestro presupuesto, vuelva a contratar con el Estado peruano por decenas de millones de dólares? Esa respuesta no debería tardar en conocerse. El país merece la inmediata explicación del canciller.
Fuente: Peru21.
Salomón Lerner renunció
Apreciado señor Presidente:
Me dirijo a usted con el propósito de saludarlo y al mismo tiempo agradecerle la confianza brindada al designarme como presidente del Consejo de ministros, cargo que he desempeñado desde el 28 de julio de 2011.
Conforme lo hemos conversado personalmente, considero que el Gobierno ha desarrollado acciones que han implicado el cumplimiento de una primera etapa, caracterizada por la generación de confianza a los agentes económicos, sectores productivos y la sociedad en general.
En esta etapa se han reafirmado los ejes de la administración de su gobierno, referidos al crecimiento con inclusión social en democracia, igualdad de derechos y oportunidades para todos, concertación económica y social en el ámbito nacional, regional y local y el reencuentro histórico con el Perú rural, los que fueron ampliamente desarrollados en los Lineamientos de Política expuestos ante el Congreso de la República el 25 de agosto de 2011 y que constituye el norte de la acción gubernamental de cambio en democracia.
En estos cinco meses de gestión, hemos trabajado arduamente impulsando acciones vinculadas a las diez políticas públicas contenidas en los mencionados lineamientos de política, y que resumen, señor Presidente, el consenso ciudadano por el que han votado los peruanos y que tienen como propósito el desarrollo de nuestro Perú con el que usted está tan comprometido, tal como día a día lo comprobamos quienes trabajamos con usted y como lo percibe la propia ciudadanía.
En este marco, nuestra línea directiva ha sido el diálogo y la búsqueda de consenso evitando la confrontación entre peruanos y que reafirma nuestra vida y vocación democrática.
Tal como se lo he expuesto, el inicio de una nueva etapa de trabajo gubernamental requiere de ajustes en la conducción general del gobierno, así como de la estrategia de la acción gubernamental y de la ejecución de una agenda que responda a los lineamientos programáticos del gobierno.
Con el único propósito de que usted quede en total libertad para realizar los ajustes mencionados, presento a usted mi renuncia irrevocable al cargo del Presidente del Consejo de Ministros.
Con el respeto y aprecio de siempre, reitero a usted mi agradecimiento por la oportunidad de haber servido a mi país desde el cargo de presidente del Consejo de Ministros que tuvo usted a bien conferirme.
Atentamente,
Salomón Lerner Ghitis

Diez AccionesAgente de Bolsa
Por Damián Retamozo -Unidad de Investigación
La bancada de Fuerza 2011, con apoyo de Concertación Parlamentaria, formalizará el próximo lunes una denuncia ante la Comisión de Ética del Congreso contra el legislador Javier Diez Canseco.
Ello debido a la formulación de un proyecto de ley que establece variaciones a las condiciones societarias y que beneficiaría a su exesposa y su hija.
El legislador fujimorista Pedro Spadaro adelantó que este caso merece ser investigado a fondo y recordó que Diez Canseco “ya tiene antecedentes” de legislar a favor de amistades y familiares.
“Esta denuncia es grave, pero existe un antecedente a tomar en cuenta: cuando el señor era congresista (el año 2002), presentó un proyecto de ley que favorecía al padre de su asesor, Javier Mujica Petit”, indicó.
Spadaro afirmó que espera que lo respalden otras bancadas, pues la mayoría de Fuerza 2011 ya firmó el pedido, que será presentado ante Ética. “Por el bien del señor Diez Canseco y del país es necesario que esto se investigue”, manifestó.
Por su parte, Carlos Tubino señaló que se están haciendo coordinaciones con Alianza por el Gran Cambio para lograr su respaldo.
Entre tanto, desde Concertación Parlamentaria, Carlos Bruce dijo que apoyará las investigaciones.
“En mi opinión, éste es el tipo de cosas que deben verse en la Comisión de Ética. Si hay que investigar algo, no nos oponemos”, declaró.
Cabe recordar que el proyecto de Diez Canseco propone que las acciones de inversión tengan el mismo valor y prerrogativas que las acciones comunes, y casualmente sus familiares poseen en Backus y Johnston.
La hija y la exesposa del parlamentario Javier Diez Canseco, quien promueve la aprobación de una ley que podría beneficiarlas, son titulares de 102,079 acciones de inversión -en total- de la cervecera Backus y Johnston, según fuentes de la Bolsa de Valores de Lima (BVL).
Lucía Diez Canseco Montero tiene a su nombre 12,030 acciones de inversión, mientras que su madre, Carmen Montero Checa, es poseedora de 90,049 títulos bursátiles del mismo tipo en esa empresa, de acuerdo con fuentes consultadas por Correo.
El propio congresista Diez Canseco era titular de 20,043 acciones de inversión de aquella compañía pero las vendió a inicios de febrero de este año, dos meses antes de las elecciones generales de abril último.
El valor total de esos títulos bursátiles de la hija y de la excónyuge de Diez Canseco ascendería a S/612,474. Este paquete accionarial es manejado por la sociedad agente de bolsa MGS.
Tal como lo reveló este diario, Lucía Diez Canseco (30 años) y su progenitora Carmen Montero Checa (63 años) le otorgaron un poder al legislador de Gana Perú, el cual fue inscrito en la notaría Mujica Barreda el 15 de julio del 2010, según la partida registral 12522309.
Poder clave
Mediante ese documento, ellas le dieron a Diez Canseco facultades para “administrar las acciones de inversión que poseen de la cervecería Backus y Johnston S.A.A. Para este efecto, podrá representarlas en la BVL, pudiendo a sola firma comprar, vender y cobrar dividendos; debiendo emitirse los respectivos títulos valores a su nombre“. Es decir, Diez Canseco tiene control total de esos títulos bursátiles.
Lo anterior está relacionado con el proyecto de ley 564/2011-CR, presentado por el congresista Diez Canseco el 29 de noviembre pasado, que plantea “restituir a las actuales acciones de inversión la calidad de acciones comunes con voto, y a sus titulares los derechos económicos, políticos y societarios”.
Es decir, darle a las acciones de inversión las mismas condiciones societarias que tienen las “comunes”, a pesar de que son de distinta naturaleza. Las primeras no tienen derecho a voto en la administración de una compañía y su valor nominal es mucho menor.
Los títulos bursátiles “de inversión” tienen su origen en la dictadura militar de Juan Velasco en 1970, y antes se llamaron “laborales” y “de trabajo”.
Al respecto, fuentes especializadas afirmaron que es incorrecto el argumento de que con la propuesta legislativa haya “restitución”, pues los trabajadores jamás tuvieron acciones comunes con derecho a voto en alguna empresa.
Retira firma
El cuestionado proyecto de ley, que se encuentra en la Comisión de Economía del Congreso, tiene la rúbrica de otros seis parlamentarios que figuran como coautores.
Se trata de los congresistas de Gana Perú Sergio Tejada, Manuel Zerillo, Jaime Delgado, Rosa Mávila León y Ana María Solórzano; así como el legislador de Alianza Parlamentaria Yonhy Lescano.
En diálogo con Correo, los mencionados negaron haber sabido que Javier Diez Canseco o familiares de éste tuvieran acciones de inversión.
En el caso de Yonhy Lescano, a pesar de que es aliado del partido de gobierno, formalizó el retiro de su firma de aquella iniciativa legislativa ante el presidente del Congreso, Daniel Abugattás.
Fui sorprendido. Abusaron de mi buena fe. Confié en que la propuesta de la bancada de Gana Perú era correcta. Retiro mi firma ante los cuestionamientos surgidos y las evidencias que deben ser investigadas, dijo.
Fuente: Diario Correo.

Puntuación: 5 / Votos: 86

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *