Como logró superar a don Bieto

[Visto: 2698 veces]

Don Bieto

Investigaciones de Ruido y de Silencio
Por Gustavo Gorriti
Si algo me enseña la experiencia es que el periodismo de investigación por estas tierras es el territorio de las consecuencias imprevistas. Lo he sentido así desde hace mucho tiempo, viendo los resultados de corto y mediano plazo que tuvieron varias investigaciones. Lo he vuelto a pensar esta semana por el caso de las Brujas de Cachiche.
Las razones del impacto conciernen en parte a la escenografía y el guión. Comida rica, reuniones nada santas e inesperado ampay: son casi clichés en el periodismo de denuncia (más que en el de investigación). De hecho, si un grupo de gente es ampayada en un conciliábulo sospechoso pero en ayunas, sus posibilidades de salir bien librados serán mucho mayores que si los agarran comiendo rico. Y si la comida es criolla, peor.
No en vano, la reacción entre burlona y envidiosa de la gente cuando pillan a alguien recibiendo un pago o privilegio indebido es con una palabra: “¡Provecho!”. En el Perú, parece, la cutra requiere una aeróbica digestión.
No quiero decir, ni mucho menos, que la denuncia del honrado y valiente general Guillermo Arteta no sea grave, pues lo es, y mucho; sino que la reacción no ha obedecido solo a los sólidos méritos de esa denuncia, sino también a otras razones.
Las enumero: 1) La ya dicha, de escenografía y guión: camanduleo en privado de restaurante criollo de lujo. Como si se dijera: del ‘Fiesta’ a ‘las Brujas’; 2) la sensación de hipocresía ampayada: pseudo-moralizadores haciendo pseudo-reformas policiales para cohonestar deshonestidades; 3) la felicidad con la que la prensa antigobiernista levantó el caso por razones que nada tienen que ver con la virtud pública.
Así y todo, me alegra mucho que el caso haya tenido la resonancia que alcanzó; y espero que la investigación fiscal a los traficantes de influencias termine de revelar y pruebe lo que a estas alturas ya está bastante claro.
Lamento, a la vez, el daño que este caso le hará al Gobierno. Perderá tracción y ganará en desconfianza. ¿A quién le debe eso? A los traficantes de influencias, por supuesto.
El Gobierno tiene, sin embargo, la oportunidad de reaccionar ante la corrupción como lo ha hecho Dilma Rousseff en Brasil. Destituir y hacer investigar, cuando existan razones fundadas, como es el caso, a gente que estuvo cerca en la campaña o en el gobierno, puede ser poco grato pero necesario. Se gana en fuerza moral y en credibilidad, lo cual, al fin, se traduce en fuerza de gobierno.
Finalmente, en cuanto a impacto, no puedo evitar una comparación. Antes de publicar el resonante caso de ‘Las Brujas de Cachiche’, IDL-Reporteros publicó dos entregas de una de las investigaciones más serias y detalladas que se haya hecho hasta ahora sobre masivas irregularidades en la pesca industrial (“Cómo se esfuman US$ 100 millones en pescado”; y, “Balanzas con truco”).
En ese caso, virtualmente ningún medio tradicional recogió o hizo eco a la investigación, pese a su gran importancia. ¿La razón? Que las compañías individualizadas por sus faltas y violaciones legales pertenecen a los grupos económicos más poderosos en el Perú, y que en nuestra cartelizada economía, enfrentarlos tiene consecuencias.
Entonces, para mantener el curso preciso en periodismo de investigación en el Perú, hay que saber cuándo responder con silencio al aplauso y saber cuándo aplaudir el silencio, mientras se mira la perspectiva larga del tiempo con calma e ironía y se ataca el día con pasión.
Fuente: Revista CARETAS.
Doctor ChantadeChehade amenaza DIRANDRO y Poder Judicial
El Segundo Vicepresidente cuestionó que el levantamiento del secreto de las comunicaciones dispuesto por la jueza Nancy Choquehuanca se haya dictado sobre el teléfono 4453376, que está registrado a nombre personal de Omar Chehade y no del estudio jurídico.
“Esto es sumamente extraño”, dijo Chehade, y agregó que la DIRANDRO, la jueza Choquehuanca y el Ministerio Público tienen mucho que aclarar sobre las razones de esta interceptación a sus comunicaciones.
Eva Bracamonte, hija de la empresaria Myriam Fefer, esperaría la ayuda del estudio de abogados de Omar Chehade, segundo vicepresidente electo de Ollanta Humala, para salir de prisión en las próximas semanas.
Según el programa ‘Domingo al día’, en una conversación del 9 de junio interceptada por la Policía Nacional, la joven le comenta a una amiga que su situación judicial cambiará una vez que Humala Tasso asuma el poder:
“Cuando entre Humala la jueza ya no va a estar, ya dependerá de la sala y allí Iván (Torres La Torre, su abogado) tiene sus amigos”, se escucha en la conversación interceptada por orden judicial.
Según dicho programa, los contactos del abogado alcanzarían al Tribunal Constitucional, aunque Ariel Bracamonte, hermano y principal acusador de Eva, no cree que sus integrantes hayan aceptado recibir un soborno: “Estoy seguro que de parte de mi hermana y de su abogado ha habido el intento (de soborno), (pero) no podemos señalar que ellos se han dejado comprar”, refirió.
En otra llamada, Eva le comenta a alguien no identificado que saldría de prisión porque su defensor “estaba trabajando con Humala”.
Cabe señalar que Chehade es socio en su estudio de abogados de Iván Torres La Torre, quién representa a la hija de la empresaria asesinada.
Fuente: Diario La República.
AzúcarEl callejón oscuro de Omar Chehade
La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) en su pronunciamiento del 19 de abril de 2011, luego de las elecciones en Primera Vuelta, señaló su preocupación por la situación de los derechos humanos en el futuro nuevo gobierno del Perú. Nos mostramos preocupados por ambos candidatos y señalamos que el expediente Madre Mía había sido uno de los excepcionales casos que la CNDDHH había llevado. Precisamente por ello exigimos un esclarecimiento y un compromiso del candidato Ollanta Humala con la defensa de la democracia y los derechos humanos, debido a la participación directa que tuvo en el Huallaga.
Por eso mismo y frente a las declaraciones de Omar Chehade en el programa “Prensa Libre” de canal 4, el día lunes 30 de mayo, con relación al caso de la desaparición de personas en el denominado caso Madre Mía, la CNDDHH expresa su más enérgico rechazo y deplora que el candidato a la segunda vicepresidencia del país haya dado versiones falsas de lo que ocurrió durante dicho proceso, además de atribuir actos de corrupción a los abogados de nuestra institución.
Jamás, ninguno de los dos abogados de la CNDDHH ha participado en actos ilícitos o corruptos de ninguna clase, y menos de manipulación de testigos. Omar Chehade ha realizado una afirmación mendaz cuando refiere que se trató de manipular a los testigos en ese caso y exigimos su retractación y disculpas públicas.
Finalmente, condenamos las afirmaciones del señor Chehade cuando sostiene que las víctimas Benigno Sulca y María Ávila Rivera continúan siendo terroristas y que podrían estar vivas actuando en la subversión; declaraciones que constituyen un agravio a su memoria y una grave ofensa a sus familiares. Negar la condición de desaparecidos a las víctimas es una enorme falta de respeto y de insensibilidad frente a la evidente vulneración de derechos humanos efectuada por el capitán Carlos, a quién se atribuye la desaparición forzada de personas.
Esperamos la pública retractación del señor Chehade, las disculpas públicas a nuestra institución, a sus abogados y a los familiares de las víctimas de este lamentable caso.
Hildebrandt en sus treceAbogado defensor
Omar Chehade, admitió que fue el abogado del empresario José Enrique Manrique Fernández, vinculado a Fortunato Canaán e investigado por la irregular licitación del hospital de Moquegua.
Si bien aseguró que no lo defiende desde hace ocho o nueve meses, dijo que renunció a ayudarlo legalmente recién el 28 de marzo pasado, dos semanas antes de la primera vuelta. Se limitó a presentar un recurso procesal para que se anule el caso.
Y pese a este alejamiento formal, el vocero nacionalista siguió abogando por la inocencia de su expatrocinado. “Este señor no ha sido condenado (…) sobrevive la presunción de inocencia, creo en su inocencia. No es un delito defender a una persona. (…) Este señor está libre, no es un delincuente, sino un empresario que vive en Arequipa”, señaló Chehade en El Dominical de Panamericana Televisión.
LOS HECHOS
Junto con Manrique Fernández –representante legal del Consorcio Hospitalario del Sur, ganador de la buena pro– fueron implicadas 50 personas, entre ellas el propio Canaan, el exministro aprista, Rómulo León Alegría, y José Ignacio López Soria, director de la cuestionada Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación (OIE).
Según la investigación fiscal, se otorgó la buena pro por 42 millones 780 mil 748 soles, a pesar de que el consorcio no cumplió con los requerimientos técnicos mínimos. De acuerdo con las pericias, el monto fue sobredimensionado, argumentando mejoras en el equipamiento.
La Contraloría también investigó esta licitación y concluyó que el comité especial entregó indebidamente la buena pro de la ampliación y mejoramiento del hospital de Moquegua.
Rafael Rey, cuestionó la contradicción de Chehade, quien, según dijo, afirma que lucha contra la corrupción, pero defiende a este tipo de personas.
Fuente: Peru 21.

Puntuación: 5 / Votos: 59

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *