La verdad sobre la prueba toxicológica de Toledo

[Visto: 3994 veces]

Sanchez Paredes

Por César Hildebrandt Chávez
Hoy por la mañana, el candidato Pedro Pablo Kuczynski puso en tela de juicio la veracidad de la prueba toxicológica realizada por el conocido laboratorio Roe en Alejandro Toledo. Dicha prueba determinó que el líder de Perú Posible no tenía ningún rasgo de marihuana ni de cocaína en la sangre.
Kuczynski dijo que cuando él solicitó al mismo laboratorio que se le hiciera la prueba, los encargados de Roe le dijeron que no realizaban ese tipo de exámenes. Escuche sus declaraciones dadas a Frecuencia Latina y registradas en la página web de Perú21.
Hoy nos comunicamos con el laboratorio Roe y ésta fue la explicación dada por Milagros Albornoz, supervisora en turno:
“No realizamos esa prueba, pero a solicitud del paciente se implementó la realización del examen. Nosotros siempre hemos hecho pruebas de orina pero nunca de cabello. A solicitud del paciente, entre el 15 y el 20 de febrero de este año, se implementó la realización de la prueba en cabello. Antes no hacíamos este examen porque no había mucha demanda.”
Según esta versión oficial, Roe siempre ha hecho exámenes de orina; pero nunca exámenes de cabello, los cuales requieren procedimientos y técnicas especiales. Es por esa razón que cuando PPK solicitó que lo examinen, Roe se negó alegando que no practicaban ese tipo de evaluaciones. Fue a partir de la solicitud de Alejandro Toledo que Roe dispuso que el laboratorio iniciara, como parte de su oferta médica, exámenes de cabello.
Cuando preguntamos si el candidato Alejandro Toledo ha sido el único paciente al que el laboratorio ha realizado un examen de cabello, Albornoz no quiso dar mayores explicaciones.
De hecho, si usted ingresa a la página web de Laboratorio Roe, al link de consultas de exámenes, y coloca la frase “sustancias de abuso” encontrará que sí se realizan análisis de este tipo en orina y en pelo. Sin embargo, éste último fue implementado, coincidentemente, cuando Toledo lo solicitó. Cabe la duda razonable de si el laboratorio contaba con los equipos y la experiencia suficientes para aplicar el análisis de sustancias de abuso en pelo, un examen que nunca había desarrollado anteriormente.
Fuente: cesarhildebrandtchavez.wordpress.com
Clan Sánchez Paredes
El Presidente Alan García, aseguró que durante el pasado gobierno “nunca se denunció a la familia Sánchez Paredes”. Según dijo, “si es que no fueron investigados, podría pensar que dicho clan compró al gobierno toledista”.
Tal parece que el capítulo de los supuestos aportes a las campañas presidenciales, aún no termina. Alan García, volvió a tocar el tema y dijo que nadie tiene derecho a reclamarle el haber recibido 5 mil dólares supuestamente de esa familia, si en ese momento “el clan no estaba siendo investigado por nadie”.
“Si es que ellos no fueron investigados en ese lapso de gobierno, yo puedo pensar que compraron al gobierno pasado”, expresó el Jefe de Estado a la prensa.
“En el gobierno anterior, ellos no estaban investigados, y los ministros del Interior silbaban”, dijo en referencia al mandato de Alejandro Toledo.
“Mi gobierno fue el que planteó la investigación y logró que vayan al Poder Judicial, así que no me venga a decir que aportaron, pues en ese momento según ellos, eran inocentes”.
“Habría que ser sinvergüenza para no investigarlos siendo gobierno, y después acusarlos de narcotraficantes”, finalizó.
Ahora sí se debe devolver el dinero
Finalmente, señaló que como ahora sí están judicializados los Sánchez Paredes, debe retirarse a cualquier candidato que reciba dinero de ellos, de cualquier manera.
Fuente: Diario La República.
Marihuana causa amnesia y…otras cosas que no recuerdo
Con las drogas y la política, una cosa es el uso y otra el abuso. Alejandro Toledo se puso a hablar de un “ojo analítico” para legalizar el consumo y sus contrincantes respondieron cortándose mechones de pelo para someterse a exámenes toxicológicos. Así le recordaban al puntero ex presidente controversias pasadas y supuestos secuestros más parecidos a las noticiosas escapadas del juerguero actor gringo Charlie Sheen. Pichicata para las cámaras.
Los candidatos tomaron distintos caminos para rebatir a Toledo. Luis Castañeda Lossio se fue hasta San Francisco en el VRAE para advertir que “esa lacra de todos los narcotraficantes tiene los días contados”. Añadió que “esta es una zona cuyos problemas no solo se deben enfrentar desde el punto de vista policial sino también desde el punto de vista económico, social y de la infraestructura”. Prometió además más apoyo a las fuerzas del orden.
Además de tocar las políticas de Estado, Castañeda propinó ganchos personales. En Los Olivos había declarado que “para defender el combate contra las drogas, obviamente tiene que ser alguien que no tenga vínculos con drogas de ningún tipo”. El congresista Isaac Mekler repartió entre los medios las famosas pruebas practicadas a Toledo que CARETAS hizo públicas en la campaña del 2001.
De similar opinión fue Ollanta Humala. “Creemos que la droga y el narcotráfico son amenazas a la seguridad nacional”, dijo. “No podemos entrar en medias tintas porque así también entraron con Sendero Luminoso y el terrorismo… se creía que eran abigeos y después vimos en qué terminó la violencia”. Prometió “combatir la droga enfrentando el poder del narcotráfico, el lavado de activos, controlando el ingreso de los insumos químicos en las zonas cocaleras y la exportación de drogas que salen a través de los puertos donde hay capitanías”. Pero su discurso tiene sus dobleces.
Pedro Pablo Kuczynski recordó que ya existe la despenalización para montos pequeños de consumo. Vaticinó que de extenderse “todo el mundo se coquearía”, señaló a Toledo porque “solo le falta una piscina de whisky” y se corrió de otro fantasma, el de César Cataño. Cuando los reporteros le preguntaron en Tumbes si el ex cliente VIP de Lourdes Flores aportó con dinero a su campaña, PPK respondió a grito pelado: ¡No, no, no!
La coca en campaña
Aunque el debate tenga muchas vertientes, la coca en campaña termina por dibujar una sola línea. Las sospechas sobre los hábitos privados de los candidatos, el combate a las mafias, la discusión de políticas liberales que también incluyen el aborto y el matrimonio gay (o entre maricones, como diría monseñor Bambarén), y la situación social y ambiental deteriorada por la economía de la hoja de coca; todo se funde en simplona moralina y mensajes de una línea dirigidos al elector.
Pero uno de los vértices más preocupantes es también uno de las más silenciados, sobre todo si se toma en cuenta que el Perú es ahora el primer exportador de cocaína del mundo.
Manuel Rodríguez Cuadros, de Fuerza Social fue uno de los pocos candidatos que lo mencionaron. El lunes 31 presentó su declaración jurada ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y aclaró que su campaña solo acepta aportes de hasta S/.40 mil. Si los montos no son controlados, advirtió, se corre el riesgo de ser financiado por el narcotráfico. La ley, por cierto, establece un límite de S/.216 mil por persona.
El ministro del Interior, Miguel Hidalgo, es un general retirado de la Policía que en los últimos años estuvo exitosamente al frente de la Dirandro. Por lo tanto, sabe perfectamente de la magnitud de ese riesgo. Para tratar el tema sostuvo el sábado 29 por la mañana una reunión confidencial con un alto funcionario de la DEA en el Perú.
Su sector sigue varias pistas. Y alguna es muy inquietante.
El narcotráfico está infiltrado
Toledo fue el primer candidato que se animó a entregar al JNE sus proyecciones de financiamiento y gastos de campaña. El lunes 31 por la mañana acudió a las oficinas del centro de Lima y también hizo pública su declaración de bienes y rentas.
Toledo sostiene que aportará S/.25 mil para su campaña, mientras que el partido pondrá S/.4 millones. Los últimos serán destinados a gastos administrativos (S/.500 mil) y publicidad electoral (S/.3.5 millones).
A mediados de enero las agrupaciones políticas presentaron a la Oficina Nacional de Procesos Electorales su reporte de aportaciones privadas del segundo semestre del 2010 y este viernes 4 llevarán a la misma ONPE el reporte de gastos de campaña hasta el 31 de enero. Carlos Bruce, jefe de la campaña, anunció que ahí serán detallados los nombres de los aportantes y sus montos.
Aunque una proyección de esta naturaleza por parte de los partidos es un acto de transparencia que hubiera sido inimaginable hace algunos años, también es cierto que cuando ingresan, los dineros de origen dudoso lo hacen por la puerta de atrás, sin cámaras ni firmas.
La procuradora antidrogas Sonia Medina Calvo considera que “hace mucho que el narcotráfico está infiltrado en todos los poderes. No solo pasa en el Perú, sino en el resto del mundo”.
Su advertencia es severa. “Cualquiera puede ser sorprendido, como creo que ya ha pasado. Debe haber filtros. Cualquier candidato que pretende un puesto público, como el de congresista o Presidente, tiene que ser investigado para determinar de dónde provienen sus fondos. La historia nos ha registrado que ha habido casos en los que ha pasado este tipo de situaciones. De manera que si pasó ayer puede pasar hoy y también mañana. Debemos estar muy alertas”. Y no se trata solo de la primera fila. Insta a evitar “el ingreso de dinero sucio a través de terceros, cuartos o quintos en los grupos políticos”.
La procuradora llama la atención sobre el pacto ético firmado en abril pasado por 17 agrupaciones políticas y que contempla evitar la infiltración del narcotráfico en las campañas. La iniciativa fue promovida por Rómulo Pizarro de Devida y entre los firmantes figuraron Maritza Espinoza, del Partido Nacionalista, Raúl Castro, del PPC, Jorge del Castillo, por el APRA, y Yehude Simon entre otros políticos. Perú Posible no se plegó, pues consideraron que el pacto debía ser parte de un compromiso más amplio ante el JNE.
Almuerzo en Mamacona
En marzo del 2006, cuatro meses antes de dejar el cargo, el presidente Alejandro Toledo asistió con su esposa Eliane Karp a una exposición de caballos de paso en las tradicionales instalaciones de Mamacona en Lurín. Como lo dicta el protocolo, ambos iban vestidos de blanco y con sombreros de chalán.
La pareja presidencial fue recibida por Manuel Sánchez Paredes, criador de caballos de paso, y se tomaron fotografías juntos. Almorzaron juntos e intercambiaron ideas. Un asistente comentó a CARETAS que Sánchez Paredes le habló a Toledo sobre sus proyectos ganaderos en Lima y también sobre la actividad minera en La Libertad.
Las sospechas sobre los Sánchez Paredes ya eran bastante pronunciadas. Perciles Sánchez, hermano de Manuel, había cumplido sentencia por narcotráfico en los 80 y fue asesinado en 1991. La leyenda negra los perseguía y apenas dos años después, en enero del 2008, el presidente Alan García anunció el inicio de la mega investigación al clan por presunto lavado de dinero del narcotráfico.
Manuel Sánchez Paredes se ha mantenido muy cercano a ciertas agrupaciones políticas. Fue alcalde del distrito liberteño de Moyebamba por el Partido Popular Cristiano (PPC) y también ha sido vinculado al APRA. La prensa trujillana ha especulado constantemente, sin pruebas concretas, que los Sánchez Paredes acostumbran a financiar campañas.
En febrero del 2008, CARETAS 2015 publicó un documento interno atribuido a Fidel Sánchez Alayo, hijo de Manuel Sánchez Paredes, en el que éste da cuenta de una serie de pagos a políticos, entre ellos el congresista aprista Elías Rodríguez Zavaleta, a quien supuestamente se le entregó US$10,000. Rodríguez fue investigado por la Comisión de Ética del Congreso, pero fue absuelto. Extraordinariamente, Rodríguez vuelve a postular al Parlamento por el APRA.
Juicio Clave
Desde Mamacona mucha agua corrió bajo el puente. Los hermanos Sánchez Paredes fueron denunciados por el Ministerio Público en el verano del año pasado. En abril, el juez supranacional Omar Pimentel les abrió proceso por lavado de dinero con comparecencia. La fase de instrucción podría tomar unos meses más hasta pasar finalmente a juicio oral. Es decir, el destino de Manuel Sánchez Paredes, sus hermanos, hijos y sobrinos se decidirá durante el período del próximo gobierno.
Inteligencia del Ministerio del Interior sigue el rastro del clan trujillano. CARETAS supo de primera mano que existe preocupación en este sector sobre un posible acercamiento de Manuel y Orlando Sánchez Paredes a ciertos candidatos a la Presidencia y al Congreso de la República. En el caso del primero, preocupa su presunta cercanía al ex congresista Marcial Ayaipoma Alvarado, quien hoy va como número 3 de la lista de Perú Posible. Ayaipoma es empresario taurino y dueño de la ganadería ‘La Huaca’.
El ex congresista declaró a CARETAS que sí conoce a Manuel Sánchez, pero que no es su amigo. “No tengo ningún tipo de vinculación con él. Recuerdo que hace muchos años intercambié palabras, posiblemente en un evento taurino, pero cuando empezaron a conocerse sus antecedentes me distancié. Los partidos deben tener cuidado con el dinero mal habido. Si alguien quiere hacer un aporte hay que tener cuidado”, añadió.
El sábado 29, un alto funcionario de la Drug Enforcement Administration (DEA), la agencia estadounidense represora del narcotráfico, se reunió en privado con el ministro del Interior, general PNP Miguel Hidalgo, para discutir el tema. Ambos analizaron algunas informaciones y quedaron en profundizar e investigar si ha habido una colaboración o aporte de dinero de Manuel Sánchez Paredes a Perú Posible u otra agrupación o candidato político. Hidalgo tiene un interés especial en el tema. Fue durante su periodo como jefe de la Dirección Antidrogas (Dirandro), en el 2008, que se inició la investigación a los Sánchez Paredes y durante ese largo camino de dos años sufrió presiones y amenazas para dejar de lado el caso. Orlando Sánchez Paredes le entabló querellas por difamación y uno de sus hijos fue contactado misteriosamente por un familiar ligado a Fidel Sánchez Alayo durante un viaje a Argentina.
Hidalgo ordenó a los canales de inteligencia investigar el tema y no perder de vista las conexiones entre políticos y sospechosos de narcotráfico y lavado de dinero. Manuel Sánchez Paredes, por otro lado, vive momentos de peculiar tensión no solo por el proceso en marcha por lavado de dinero.
Desde hace un año se encuentra enfrentado a sus hijos Fidel, Simón Agapito, Carlos Alberto, Manuel Andrés y Rosmary Sánchez Alayo por el control de su empresa minera San Simón. La semana pasada, la titular del Juzgado Mixto de Santiago de Chuco, Yolanda Vereau Espejo, falló a favor de los Sánchez Alayo e hizo efectivo un mandato de administración judicial de Manuel Sánchez Paredes.
Según la Policía, cerca de 100 sujetos habrían sido contratados por San Simón para evitar el ingreso de la nueva administración. El lunes 24, 250 efectivos policiales y trabajadores de la minera San Simón se enfrentaron a tiros en Huamachuco, en la provincia de Sánchez Carrión, departamento de La Libertad. La disputa dejó un herido de bala, según informó el general PNP Oswaldo Alfaro Lagos, jefe de la Tercera Dirección Territorial de La Libertad.
El abogado de la minera Comarsa, Marco Chávez Magan, dijo a la prensa que en este problema “nada tienen que ver los hermanos Wilmer, Amanda y Orlando Sánchez Paredes, porque ellos no son parte de la minera San Simón. El lío es entre la familia del señor Manuel Sánchez Paredes”.
Mucho, entonces, hay en juego para este controversial empresario. Y nada como un nuevo gobierno para lavar la casa y hacer borrón y cuenta nueva.
Fuente: Revista CARETAS.
Nuevo avión parrandero
Rafael Roncagliolo de IDEA Internacional declaró a RPP sobre el financiamiento de las campañas que “el tema es complejo. Una de las cosas que hemos apoyado es el compromiso ético firmado por los partidos políticos, casi todos, para evitar llevar en sus listas a personas que puedan ser sospechosas de tener vinculaciones con el narcotráfico. Si todas las campañas costarán entre 3 a 4 millones de soles como dicen los presupuestos, estaríamos en unas de las elecciones más baratas del mundo”.
Las palabras dan en el clavo. Perú Posible ha proyectado una campaña de S/.4 millones pero los ojos y oídos de quienes están enterados calculan que la cifra se queda muy corta.
Ya el congresista aprista Aurelio Pastor había señalado en diciembre último que solo la ofensiva publicitaria que Toledo emprendió en las dos semanas siguientes al anuncio de su candidatura costó unos US$700 mil.
Por lo pronto, Toledo es el único candidato con avión. Mientras los demás se trasladan en líneas comerciales o por tierra, él viene utilizando un Fokker para 50 pasajeros de matrícula OB-1770. Según el registro aeronáutico, el avión zarpó de Lima el 31 de enero y en los cinco días siguientes lo llevó a Moquegua, Ilo, Tacna, de vuelta a Lima, Puerto Maldonado, Iñapari, Lima, Malvinas, Lima, Cusco, Lima, Cusco y Lima.
El avión pertenece a ATSA, la empresa chárter del Grupo Romero. No ha podido determinarse si ese grupo le ha prestado el avión a Perú Posible o si éste paga un alquiler por el mismo.
Para el experto en temas aeronáuticos, Víctor Girao Alatrista, el equipo de campaña de Perú Posible habría pagado US$ 50 mil diarios por el alquiler del avión Fokker 50.
“A tarifa de mercado costaría unos 8 mil dólares/hora, pero al no haberlo alquilado por horas sino por días le hacen un descuento especial”, explicó Girao.
La nave, construida en Holanda, con 30 años de antigüedad, tiene una autonomía de vuelo de 6 horas y viaja a 460 kilómetros por hora. Tiene dos motores turbo-hélice. Dos aeromozas asisten a los pasajeros durante el viaje. Hasta el año pasado este avión perteneció a la empresa Aerocóndor, vinculada a Julián Palacín, irónicamente ex asesor de Alejandro Toledo. Aerocóndor fue cerrada por la Dirección General de Aeronáutica Civil debido a problemas técnicos.
Otra novedad de los documentos de financiamiento presentados a la ONPE fueron los aportes de empresas brasileñas. Construçoes Camargo Correa donó S/168,000 a Perú Posible. En marzo del 2009, la Policía Federal de Brasil detuvo a cuatro ejecutivos y a dos secretarias de la constructora. Fueron acusados de delitos como asociación ilícita, lavado de dinero, evasión en el manejo de divisas, remesas ilegales a paraísos fiscales, coimas a distintos partidos políticos (la mayoría opositores al Gobierno de Lula da Silva) y aportaciones ilegales a partidos políticos, según datos obtenidos de Infobae.
Por otro lado, la Constructora Queiroz Galvao, que ha aportado S/. 182,845, ha tenido problemas en Bolivia por la demora en la construcción de la Ruta de Los Libertadores, que vincula los departamentos de Potosí, Chuquisaca y Tarija. El malestar se extendió al punto que dirigentes cívicos de los departamentos afectados amenazaron con iniciar la toma de los campamentos de la constructora por la demora abusiva en el reinicio de las obras de construcción y pavimentación de la denominada ruta. Las denuncias fueron canalizadas por el Gobierno a través de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).
Finalmente, la empresa Galvao Enghenaria S.A. contribuyó con S/180,000.
Fuente: Revista CARETAS.
La verdad contra la mentira
Consultado sobre los resultados del sondeo de la Universidad Católica que muestran el repunte de Pedro Pablo Kuczynski, el analista político Víctor Andrés Ponce consideró que el candidato presidencial se ha convertido en el nuevo “tsunami” de las encuestas al subir siete puntos en poco más de un mes.
“Es una trepada de Kuczynski. Lo que puede pasar, si este candidato sigue creciendo, es que muchos de los votantes de Castañeda y de Toledo se corran hacia PPK. En los sectores A y B va a crecer como un reguero de pólvora, aunque en el C y D será más lento”, anotó.
Para Ponce, estas encuestas reflejan el desarrollo de nuevas estrategias y que el postulante Toledo “ya no crece y cae un poco, pero mantiene su bolsón”. “Esta primera etapa ha definido un bolsón electoral que es para Toledo. Los tres primeros ya no crecen y su tendencia es a caer unos puntos, sobre todo Castañeda”, señaló.
El analista consideró que si PPK quiere seguir avanzando tiene que reformular su estrategia. “Su primer plan fue resistir y pasar la valla del 5%, ahora PPK ha derrotado a Toledo y Castañeda que esperaban que el economista sea un voto perdido. PPK es un buen candidato y podría arrasar”, apuntó.
Fuente: Perú21.
Kuczynski y la Amazonia peruana
Por Marc Dourojeanni – ONG Pronaturaleza
Pedro Pablo Kuczynski es uno de los varios pre-candidatos a la Presidencia del Perú en las elecciones generales de 2011. No es el que tiene más probabilidades de ser electo pero, de todos, es posiblemente el más serio y, sin duda, es el más calificado.
Formado en Oxford y Princeton, fue gerente del Banco Central de Reserva, Ministro de Energía y Minas durante el gobierno de Belaúnde, Ministro de Economía y también, Presidente del Consejo de Ministros durante el gobierno de Toledo, además de haber sido funcionario del Banco Mundial y de haber dirigido grandes empresas en el Perú y en otros países.
Él, que ya escribió varios libros, ha sido el primero en publicar lo que presumiblemente serían sus principales líneas de acción en el gobierno. El libro, intitulado “Perú Porvenir” (1) reúne textos publicados en años recientes, bien ordenados por temas y, probablemente, corregidos y actualizados.
En este caso no se trata de comentar el conjunto del pensamiento expresado en ese libro que, por otra parte, tiene muchas ideas y propuestas tan decantadamente sensatas que difícilmente se puede estar en contra de ellas. Se trata, más bien de entender lo que puede esperar la Amazonía peruana de un eventual gobierno de PPK, como el propio Kuczynski parece sentir agrado en ser llamado, quizá aludiendo a las eficientes pistolas Walther PPK.
Y, al respecto, llama la atención que un personaje tan culto, que suma a sus otras virtudes la de tener conocida habilidad para la música, sea tan insensible para esa región del país y, en general para el tema ambiental que, para él, parece reducirse a contaminación, falta de agua y a la “tala ilegal de madera”, como él dice.
Evidentemente, a pesar de que en alguna parte menciona que “andamos mal en el medio ambiente”, ese tema no es para él digno de ser considerado uno de los grandes retos del desarrollo nacional. Tampoco se citan, siquiera, los indígenas amazónicos y sus reclamos. Por lo menos, eso es lo que se desprende de la lectura minuciosa de las 271 páginas de su libro.
Peor que no “dar bola” al tema ambiental es lo que él dice en el libro y que sin usar mucha imaginación puede interpretarse como más y muy serias amenazas para el futuro ya bastante difícil de esa región. En efecto, el documento parece revelar que si él gobernara se harían muchísimas carreteras nuevas, se expandirían aún más la exploración y explotación de hidrocarburos, se explotarían más minas, se harían grandes centrales hidroeléctricas, se harían más plantaciones de palma aceitera, entre muchas otras obras y explotaciones. También, según él, es necesario ganar la guerra informática a las organizaciones no gubernamentales (ONG) y a la sociedad civil que se opone a la minería y a otras obras.
Reiteradamente se lee, en sus textos, “infraestructura, infraestructura y más infraestructura” refiriéndose a caminos. Él se declara firme partidario de la Ley de Say que dice que la oferta genera su propia demanda, o sea, que como dice PPK “si no hay pista, no hay tráfico” justificando hacer caminos sin viabilidad económica. Claro que también se puede decir “si no hay armas no hay tantos muertos”, por lo que me atrevo a dudar de la validez de la teoría de Say en relación a las carreteras en las selvas amazónicas y al buen uso del patrimonio natural del país.
Las carreteras, como bien se sabe, son la principal causa de la deforestación y degradación de los bosques amazónicos, permitiendo la invasión de las tierras y una agricultura desordenada, facilitando asimismo “la tala de maderas” y la explotación ilegal de oro, que el libro sí menciona. Las carreteras son herramientas indispensables para el desarrollo, pero promoverlas sin restricciones, donde no hay ningún orden en la ocupación de la tierra, es una irresponsabilidad que no se condice con otras afirmaciones contenidas en el mismo libro.
Dicho sea de paso, en algún lugar él justifica que la carretera Interoceánica Sur, todavía no concluida, sea dos veces y medio más cara que lo anunciado, sin contar con la parte de ella que será inundada por el lago artificial de la central hidroeléctrica del Inambari. No hay cómo no preocuparse mucho con el favorecimiento irrestricto de PPK por hacer más caminos en la Selva.
Pero hay más, él no pone restricción ni condición a la expansión de la exploración y explotación de petróleo y gas. Ni siquiera dice que, como en los países tan civilizados en los que él estudió, no se debe explotar áreas protegidas naturales o lugares de patrimonio cultural. Da a entender que nada ni nadie debe frenar a los petroleros en su búsqueda desenfrenada por hidrocarburos y, claro, en sus textos no hay ni un solo pensamiento, aunque sea pequeñito, para los indígenas que deben soportar la invasión de sus tierras.
Clama por más orden y disciplina en el Perú, con cuya necesidad se coincide totalmente, pero solo plantea imponer esas reglas a los que se quejan de los abusos o que simplemente no entienden lo que pasa realmente, como los muchos muertos de Bagua, pero no dice con el énfasis que los hechos merecen que los poderosos también deben respetar las leyes. Lo mismo plantea para la explotación minera, de las que apenas se estaría “comenzando a escarbar” el potencial y, evidentemente, igual indicación es válida según él para el potencial hidroenergético. En resumen, PPK hace una invitación a usar y abusar sin límites del patrimonio del Perú, y en especial de la Amazonía, en apenas una sola generación.
Al mismo tiempo que la población de Yurimaguas se levanta en armas contra la expansión del imperio de los Romero -los del grupo del Banco de Crédito- sobre los últimos bosques del lugar, PPK dedica más de dos páginas a alabar lo que vio en “4 kilómetros de trocha recién cortada en el monte” donde sus anfitriones están multiplicando sus discutibles proyectos de plantaciones de palma aceitera para producción de biocombustibles… ¿ Se olvidó PPK de que existen 10 millones de hectáreas deforestadas de las que apenas unos 2 o 3 millones de hectáreas son cultivadas? ¿Por qué no recomendó a sus poderosos amigos que en lugar de destruir más bosques se apliquen a usar lo que ya fue destruido? Hasta el Presidente García dice que así debería ser. No hay en esas páginas ni una mísera mención al tema ambiental… ¿Será posible que el ilustrado PPK no sepa que el balance energético de los biocombustibles es tan discutible que en muchos casos es mejor quemar petróleo que usarlo? Menciona en alguna parte una cita sobre el riesgo del cambio climático, aunque en el resto del libro no se acuerda de ese “pequeño” detalle que no influencia sus propuestas.
Fue muy bueno leer su texto sobre el turismo en base al patrimonio cultural y culinario del país y, en especial, su entusiasmo por Caral, lo que todo peruano debe compartir. Pero, al mismo tiempo no fue fácil entender la razón por la que PPK ni menciona el potencial turístico de la naturaleza única y exuberante del Perú, especialmente la contenida en sus parques nacionales para los que él, siendo Ministro de Economía y Primer Ministro nunca otorgó un solo centavo y a los que, más bien, reprimió alegando que solo se crearían nuevos “si no ocasionaban gastos al Estado”. Pero él mismo, en su libro deja claro que las obras públicas requieren de inversiones y de recursos para mantenimiento. Los parques para impulsar el turismo son obras, como cualquier otra y no apenas una declaración legal y requieren de inversiones para cumplir su rol.
Semanas atrás, cuando el autor de esta nota fue entrevistado para el informe “Amazonia 2021: Explotación de Recursos Naturales e Infraestructura” (2) una periodista seria y experimentada comentó que solamente Kuczynski, entre los candidatos previsibles, “tenía algún interés por el tema ambiental”. Lamentablemente, la lectura del libro de PPK dejó a este autor frustrado y más preocupado que antes ya que, si él es el candidato más conocedor del tema ambiental peruano, cabe preguntar qué es lo que puede esperarse de los demás.
Otro asunto también preocupa. El Perú del año 2010 carece de un plan nacional de desarrollo, o de cualquier documento que se parezca a eso y, asimismo, no tiene un plan de desarrollo de su porción amazónica. En otras palabras, no existe ninguna expresión escrita, discutida y consensuada de lo que se espera sean el Perú o su Amazonía en un futuro más o menos predecible.
Cabe preguntar cómo es posible que se realicen tantas obras, tantas nuevas operaciones de explotación de recursos, sin saber o sin que nadie sepa cuál es su finalidad, aparte de generar mucho dinero para pocos y empleos mal pagados y precarios para muchos…. ¿Acaso los ciudadanos del Perú no tienen derecho de decidir sobre el futuro que su mayoría prefiere? ¿Acaso no es necesario discutir públicamente el contenido de un objetivo nacional que no se limite a repetir los hermosos pero poco prácticos textos de la declaración universal de los derechos humanos? ¿Acaso es demasiado temerario informar al público sobre los riesgos y costos de cada ventaja aparente? ¿Por qué los que pretenden gobernar nos toman por idiotas? Cabía suponer que un personaje tan avispado como PPK tendría eso en cuenta en sus propuestas y, por eso, es triste constatar que no es así.
Él defiende, con mejorías semánticas, el status quo representado por el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) que es útil, pero que en modo alguno sustituye un sistema nacional de planificación con mecanismos modernos y efectivos de participación en la toma de decisiones que, tan frecuentemente, no tienen camino de retorno. La modernización del Estado de PPK y su mecanismo de filtración de inversiones públicas quedaría en manos del Ministerio de Economía y de sus tecnócratas tan arrogantemente insensibles como ignorantes de la realidad nacional…. ¡El Perú en manos de los young professionals del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial o del Banco Interamericano! Para quien los conoce muy bien, esa es una pesadilla de la que el Perú puede no despertarse.
A este punto de la crítica el autor desea dejar claro dos aspectos. Primeramente, está agradecido a Pedro Pablo Kuczynski por haber lanzado ese libro, dando un buen ejemplo que ojalá sea seguido por sus competidores en la contienda electoral. El pueblo y los críticos están ansiosos por leer lo que propongan los otros candidatos a la Presidencia del Perú, y aunque el pronóstico es que no serán mejores que PPK en su trato al ambiente natural y social, se tiene la esperanza de estar equivocado. No se esperan palabras huecas y promesas incumplibles. Se esperan propuestas sensatas y viables, como las que PPK ha dado para otros asuntos.
En segundo lugar, el autor reconoce estar presionando a PPK para que él dé el ejemplo a sus competidores preparando un documento complementario al libro, explicando sus pensamientos y propuestas para evitar que la Amazonía se convierta en una réplica de los tristes y condenados paisajes de Mato Grosso, en Brasil o en los aún peores paisajes que ya pululan en Madre de Dios, en el Perú. Queremos saber si él considera que la naturaleza tiene un rol en el futuro del Perú o si, para él, ella es apenas materia prima para hacer que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres. Queremos que nos diga, claramente, si cree que la ciencia y tecnología puede cortar el cordón umbilical entre la naturaleza y el ser humano y que este último puede sobrevivir maltratando a la madre.
Se prefiere tener fe en que Kuczynski, cuyo padre vino al Perú para cuidar de los indígenas y de los pobres de la Amazonía, dejó de lado el tema ambiental en ese libro tan solo porque no tuvo tiempo de profundizarlo y que lo hará muy pronto, de modo especial y cuidadoso. No para ganar la contienda electoral, pues los temas ambientales no dan muchos votos, sino para demostrar que es un hombre cabal que realmente piensa en el Perú, y de esa forma educar a sus competidores.
Notas:
(1) Pedro Pablo Kuczynski 2010 Perú Porvenir, Editorial Aguilar, Lima 271p.
(2) Dourojeanni, Marc, Alberto Barandiarán y Diego Dourojeanni 2010 “Amazonía Peruana en 2021: Explotación de Recursos Naturales e Infraestructura” Eds. ProNaturaleza, SPDA, DAR e ICAA, Lima 162p.
Fuente: EcoAmazonia.

Puntuación: 5 / Votos: 191

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *