Esotérico rufián

[Visto: 229 veces]

Martín Vizcarra inspecciona los ensayos clínicos de la vacuna de Sinopharm en la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Convoca.pe

Procuradora pide detención de los que negociaron compra de vacunas

El embajador Jorge Arturo Jarama Alván, conocido como el zar de las vacunas, y el exasesor del Ministerio de Salud Carlos Castillo están en la mira de la justicia. En el pedido también se incluye al médico Germán Málaga, encargado de los ensayos clínicos.

Un equipo de la Fiscalía y de agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) se distribuyó por Lima para intervenir las sedes de cinco entidades que estuvieron relacionadas con los ensayos clínicos de la vacuna del laboratorio chino Sinopharm en el Perú.
La operación fue dirigida por el fiscal anticorrupción Marco Carrasco Campos, quien recabó documentación en el Ministerio de Salud (Minsa); el Instituto Nacional de Salud (INS); el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares); y las universidades San Marcos y Cayetano.
Según la disposición fiscal emitida el 15 de febrero, a la que accedió Perú21, Carrasco requirió la relación exacta de personas que recibieron las dosis sin haber sido parte de la primera línea de defensa contra la pandemia, los contratos y convenios firmados con Sinopharm, los registros de ingresos y salidas de cada entidad, y los videos que muestren el procedimiento de aplicación de vacunas.
La investigación fue abierta por 60 días contra los que resulten responsables de posibles delitos de corrupción. Lo que el fiscal Carrasco advierte es que la vacunación de servidores públicos sucedió cuando el Estado aún negociaba la compra de vacunas con distintos laboratorios.
El peso de la ley
“Las vacunas utilizadas habrían sido parte del lote que el laboratorio en mención (Sinopharm) habría donado al Estado y que se encontraban bajo la dirección y custodia de la Universidad Cayetano Heredia, y desde donde se habría dispuesto inocular a funcionarios y particulares, todo ello en el contexto de la evaluación para la adquisición de las vacunas para hacer frente a la emergencia sanitaria”, se lee en la disposición.
Fueron 3,200 vacunas chinas las que ingresaron al país en un lote aparte, en agosto de 2020. A pedido de la Universidad Cayetano, 2 mil de ellas iban a ser usadas entre los investigadores que conducían y dirigían los ensayos clínicos.
Las 1,200 dosis restantes fueron requeridas por la Embajada de China en el Perú para aplicarles a sus trabajadores.
La San Marcos y la Cayetano, por ejemplo, fueron las universidades que ayudaron en los ensayos clínicos de la vacuna china. El jefe del programa era el doctor Germán Málaga.
Las instituciones se encargaron de acoger a los 12 mil voluntarios para poner a prueba en la población peruana la efectividad de lo que era la candidata a vacuna.
Sin embargo, las más altas autoridades de ambas casas universitarias se vacunaron en silencio con las dosis dirigidas a los investigadores, sin ser parte de los estudios clínicos.
El rector de la Cayetano, Luis Varela; el vicerrector académico, José Espinoza, y el vicerrector de Investigación, Alejandro Bussalleu, renunciaron a sus puestos tras conocerse que fueron parte de los beneficiados.
Por el lado de San Marcos, el rector Orestes Cachay y el vicerrector de Investigación, Felipe San Martín, también recibieron las dos dosis pero no dimitieron a sus puestos.
El caso del fiscal Carrasco es diferente al que tiene a su cargo la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos. Debido a su jerarquía, la titular del Ministerio Público ha comprendido a altos funcionarios que se vacunaron en secreto y a espaldas del país.
Ávalos investiga al expresidente Martín Vizcarra, a la exministra de Salud Pilar Mazzetti y la excanciller Elizabeth Astete. Y aún puede incluir a otros funcionarios que podrían haber seguido esos pasos.
Para el exprocurador anticorrupción Luis Vargas Valdivia, la principal línea de investigación es esclarecer si las vacunas fueron parte de un pacto ilegal entre estos funcionarios para que el Estado contrate con el laboratorio Sinopharm.
“Lo que hay que aclarar es si la vacunación de estos exfuncionarios que estuvieron para negociar las compras guarda relación con el contrato de Sinopharm; esta no será una investigación que tome mucho tiempo porque ya hay muchas cosas establecidas, pero lo importante es tener evidencias para avanzar”, expresó Vargas Valdivia a Perú21.
El Estado, como se recuerda, compró un primer lote a China de 1 millón de vacunas. Veremos qué hubo detrás.
La presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, confirmó ayer que la Cancillería fue la encargada de requerir oficialmente a China las 2,000 dosis extras que llegaron al Perú junto a los insumos que se usaron en los ensayos clínicos.
Son 1,200 dosis para la embajada china; es decir, 600 vacunas eran para su personal y “personas vinculadas a la embajada”.
Fuente: Diario Perú21.

Vacunagate: Investigadores, funcionarios del Minsa y Cancillería decidían a quiénes aplicaban dosis experimental contra el COVID-19

Por Convoca.pe 
El asesor de inmunizaciones del Ministerio de Salud, Carlos Castillo Solórzano, y el embajador Jorge Arturo Jarama Alván, director de Ciencia y Tecnología de la Cancillería peruana, fueron señalados por Germán Málaga, investigador a cargo de los ensayos clínicos de la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm, como el personal de enlace de ambos ministerios que señalaban a qué funcionarios públicos, personas de su entorno e invitados debía aplicarse la candidata a vacuna contra el COVID-19, y cuyos nombres figuran en la lista de 487 inmunizados que la Universidad Peruana Cayetano Heredia entregó al Instituto Nacional de Salud.
Además del expresidente Martín Vizcarra, su esposa y su hermano, personal de los ensayos clínicos de la vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica china Sinopharm, consultores, directivos de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), funcionarios de los ministerios de Salud y de Relaciones Exteriores, familiares o entorno cercano de los vacunados e invitados figuran en la lista de las 487 personas que recibieron las dosis de la vacuna, pese a que no eran voluntarios en los estudios experimentales.
El asesor de inmunizaciones del Ministerio de Salud, Carlos Castillo Solórzano, y el embajador Jorge Arturo Jarama Alván, director de Ciencia y Tecnología de la Cancillería peruana, fueron señalados por el doctor Germán Málaga Rodríguez, investigador responsable de los ensayos clínicos de la candidata a vacuna, como los funcionarios de enlace que le indicaban a qué personas debían aplicarles la dosis experimental.
“¿Cómo se hacía la asignación de las vacunas? Les pedíamos a los funcionarios de enlace del Minsa, el doctor Carlos Castillo, y del Ministerio de Relaciones Exteriores, el embajador Jarama, que nos señalaran a quiénes debíamos vacunar”, manifestó Germán Málaga ante la Comisión Especial COVID-19, del Congreso de la República, en la sesión virtual de hoy martes, que se inició en horas de la mañana.
“No revisamos esas listas, no tomamos la decisión, creo que fue un error”, dijo Málaga, al referirse a las listas que le enviaron los funcionarios de enlace del Minsa y la Cancillería.
En la lista remitida por la Universidad Peruana Cayetano Heredia al Instituto Nacional de Salud (INS) además de la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, y los viceministros de Salud Pública, Luis Suárez Ognio, y el viceministro de Prestaciones y Aseguramiento en Salud, Víctor Bocángel Puclla, figuran altos funcionarios de dicho sector, como Aldo Lucchetti Rodríguez, director general de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Ministerio de Salud; y Aída Palacios Ramírez, directora del Hospital Cayetano Heredia.
En el caso de familiares del exviceministro Suárez, fueron inmunizados su cónyuge Inés Caro Kahn, los hijos Juliet y Luis Suárez Caro; y su hermana María del Carmen Suárez-Ognio.
Entre el personal del Ministerio de Relaciones Exteriores, además del embajador Jorge Jarama, figuran su esposa, Darlene Roxanna Mendizábal Quiñones, y su cuñado, Victor Francisco Mendizábal Quiñones. También se encuentran en la nómina Manuel Augusto Gonzáles Chávez, ministro del servicio diplomático, subdirector a cargo de los temas de la península coreana y el Japón en la Dirección General de Asia en la Cancillería.
Otros nombres de la lista
En la búsqueda que hizo Convoca.pe, también se encontró que el servidor público Juan Carlos Asencio Bermúdez, quien laboraba como chofer del despacho del MINSA, figura en el casillero 30 de la misma relación de nombres.
Asencio Bermúdez de 38 años, recibió dos dosis de la vacuna experimental. La primera, fue el 12 de setiembre y la segunda, el 3 de octubre, casi tres meses antes que su jefa, la entonces ministra Pilar Mazzetti, decidiera vacunarse. El chofer se desempeña como trabajador del Minsa desde noviembre de 2016.
Convoca.pe además encontró que el médico Manuel Cedano, actual pareja de la congresista Tania Rodas, de Alianza Para el Progreso (APP), fue inmunizado, según la lista enviada por la Universidad Cayetano Heredia a la PCM. Cedano trabaja como asistente en la Dirección Regional de Salud (Diresa) de La Libertad.
La hija del mencionado doctor, Claudia Cedano Burga (32 años), también recibió las dosis de las vacunas de prueba de Sinopharm. Ambos fueron vacunados en las mismas fechas, el 12 de setiembre y el 3 de octubre de 2020.
Asimismo, está el caso del exconsultor de la PCM, Jean Pierre Baca Balarezo, quien fue ocupó ese cargo durante la gestión del expremier Walter Martos.
Baca Balarezo, de 32 años, fue vacunado en calidad de “invitado”. La primera dosis se la inyectaron el 18 de noviembre y la segunda, el 10 de diciembre. Un mes después, el 11 de enero último, la PCM resolvió su contrato.
De otro lado, el empresario César Loo Cárdenas, dueño del conocido restaurante de comida china Royal, figura como “consultor” en la relación de inmunizados contra el virus SARS-CoV-2​, de acuerdo con el documento de la UPCH.
Además, en la misma lista aparecen el exlegislador fujimorista Alejandro Aguinaga, aspirante al Congreso por Fuerza Popular, y su esposa Fabienne Weber.
Y como “invitada”, fue vacunada la lobbista Cecilia Blume Cillóniz, quien fue jefa del Gabinete de Asesores del Ministerio de Economía y Finanzas en el gobierno de Alejandro Toledo, y del entorno del expresidente Pedro Pablo Kuczynski.
El nombre del Nuncio Apostólico en el Perú, Nicola Girasoli, se encuentra con el rótulo “consultor” en la relación de inmunizados fuera de los ensayos clínicos. El religioso recibió la primera dosis de la vacuna china el 21 de enero y la segunda, el 11 de febrero reciente.
Destino de las dosis
Según el doctor Málaga, el lote de 3,200 vacunas que recibieron de Sinopharm no forman parte del ensayo clínico, “de modo que su administración no es registrada y no interfiere con los 12 mil voluntarios” de los ensayos clínicos.
Málaga detalló que se las 3200 dosis que importaron de China, 1200 fueron entregadas a la embajada china, a pedido de la farmacéutica Sinopharm. Sin embargo, no supo explicar por qué dichas dosis fueron importadas de China a nombre de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y, luego, fueron a la delegación diplomática.
La Universidad Peruana Cayetano Heredia se quedó con 2000 dosis. De estas, le dio 200 dosis a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. El doctor Eduardo Ticona, a cargo de los ensayos en dicha casa de estudios, decidía a quiénes le aplicaban, según Málaga.
Vacunas y Vizcarra
Finalmente, la Universidad Peruana Cayetano Heredia se quedó con 1800 dosis. De ese total, 803 dosis quedaron en stock y usaron 907 dosis.
De las 803 dosis en stock usaron 247 dosis en voluntarios de los ensayos clínicos que trabajaban en primera línea, a quienes les habían tocado placebo en vez de vacuna. Estas dosis están inmovilizadas por no tener registro sanitario.
El investigador no aclaró el destino de las 907 dosis. Dijo que 680 dosis se aplicaron a 340 trabajadores del ensayo clínico y 120 a personal cercano al estudio. No detalló el destino de las 107 dosis sobrantes, que habrían sido aplicadas a funcionarios públicos, personas de su entorno cercano e invitados.
Embajador Jorge Jarama será investigado por la Cancillería. Además de él, se inmunizaron su esposa, cuñado y hasta su suegra.
Fiscalía investiga a Vizcarra y altos funcionarios
El 15 de febrero, la Fiscalía de la Nación inició una investigación preliminar contra el expresidente Martín Vizcarra por la presunta comisión de los delitos contra la administración pública, concusión y negociación incompatible o aprovechamiento del cargo y otros funcionarios que recibieron la vacuna experimental contra el COVID-19.
La Fiscalía adelantó que recibirá las declaraciones indagatorias del expresidente Vizcarra, su esposa Maribel Díaz Cabello, el doctor Germán Málaga y del expresidente del consejo de ministros, Walter Martos, la exministra de Salud, Pilar Mazzetti y el excanciller Mario López, entre otros.
Fiscal en Universidad Peruana Cayetano Heredia
El 16 de febrero, el fiscal adjunto supremo Ramiro González, a cargo del Área de Denuncias Constitucionales de la Fiscalía de la Nación, fue a la sede de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en San Martín de Porres, para verificar el procedimiento y los sistemas de registro del ensayo clínico de la vacuna de Sinopharm. Este 17 de febrero, el fiscal González hizo lo mismo en la sede de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en el Cercado de Lima.
Horas después, la Fiscalía de la Nación amplió la investigación preliminar sobre las vacunas de Sinopharm e incluyó a las exministras de Salud, Pilar Mazzetti, y de Relaciones Exteriores, Elizabeth Astete, por presuntos delitos de concusión y negociación incompatible o aprovechamiento indebido del cargo.

“Nos duele sobremanera que Nuncio Apostólico Nicola Girasoli esté en la lista”, afirma Arzobispo de Lima

Carlos Castillo señaló que el hecho de que Nicola Girasoli se haya vacunado es un hecho grave y que espera que dé explicaciones más detalladas sobre su rol en el ensayo clínico.

El Arzobispo de Lima, Monseñor Carlos Castillo, señaló que su institución ha sufrido un “dolor profundo” luego de que se conociera que el Nuncio Apostólico, Nicola Girasoli, figura en la lista de personas que se vacunaron con la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinopharm.
“Estamos entristecidos e indignados porque es una persona tan buena y cercana a nosotros. Él se ha vacunado por motivos que él tiene que explicar, me parece que su explicación hasta ahora no es suficiente. Que figure en la lista nos duele sobremanera, esta participación es un signo de que nos toca a nosotros también superar la indiferencia hacia los problemas de la gente”, aseveró a RPP.
Informó también que le ha enviado un mensaje indicando que rechaza de manera tajante su accionar y que está a la espera de que dé explicaciones más detalladas. Dijo también que son este tipo de cosas las que promueven que se señale a la Iglesia Católica como elitista.
“Le he dicho que esto es grave. Estos signos de privilegios son las cosas que la gente critica de la iglesia. No nos podemos permitir nada, tenemos que ser la esperanza, todos podemos caer en errores, pero tenemos que tener cuidado en lo que hacemos”, agregó.
Girasoli aseveró en un comunicado que fue vacunado con las dosis desarrolladas por el laboratorio chino Sinopharm debido a que participó de los ensayos clínicos de esta vacuna como “consultor en temas éticos”.
“A través de mi médico personal he sido convocado como consultor de la prestigiosa Universidad Cayetano Heredia en temas éticos sobre este proceso y a motivo de mi condición de convaleciente por las consecuencias que todavía tengo del COVID-19″, se lee en su pronunciamiento.
Según la lista de las personas que se inocularon con las dosis del laboratorio chino, Girasoli recibió la primera dosis el 21 enero y la segunda el 11 febrero del 2021.
Fuente: Diario Perú21.

Puntuación: 5 / Votos: 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *