VENEZUELA HORA CERO

CAR41. CARACAS (VENEZUELA), 16/02/2014.- Una mujer participa en una manifestación de la oposición venezolana hoy, domingo 16 de febrero de 2014, cerca a la Plaza Altamira en Caracas (Venezuela). Cientos de personas se concentraron pacíficamente hoy en el este de la capital venezolana para continuar con las manifestaciones contra el Gobierno venezolano y para exigir la libertad de los de los detenidos en las marchas que se han desarrollado a lo largo de la semana. EFE/Miguel Gutiérrez

La transición debe ser pacífica

VENEZUELA HORA CERO

Daniel Parodi Revoredo @parodirevoredo

Las dictaduras solo dejan el poder a través de transferencias controladas por ellos mismos (Odría a Prado en 1956) o caen aparatosamente (Leguía 1930, Fujimori 2000). La opción de un traspaso de un gobierno democrático a la democracia en condiciones normales no existe, la razón: la dictadura es tal porque controla verticalmente todas las instituciones y poderes del Estado cuya independencia y equilibrio trunca. En ese esquema, al ausencia de fiscalización es un denominar común y por ello también lo´son a corrupción y el abuso del poder. No digo que en la democracia no haya impulsos en ese sentido, pero el equilibrio de poderes suele moderarlos, por eso en el Perú no floreció la reelección conyugal y ahora la primera dama responde ante la ley.

Todo lo dicho me llena de pesimismo respecto de lo que ocurrirá hoy en Venezuela cuyo presidente Nicolás Maduro ya anunció el día de ayer una “sorpresa” en los resultados. Los escenarios sobre lo que puede ocurrir hoy son diversos, pero ninguno muy alentador: analicemos algunos.

1.- La oposición gana –porque es lo que dicen todos los sondeos- pero se perpetra un fraude electoral. De ser ese el caso, bloqueado el camino democrático, la oposición probablemente vuelva tomar las calles y arreciarán la represión y la violencia políticas aún cuando estamos lejos de la próxima trasferencia de mando en 2019.

2.- La oposición gana y el chavismo le transfiere el control del poder legislativo. Entonces se abre el escenario de un abierto enfrentamiento entre la Asamblea Legislativa y el resto de instituciones y poderes del estado controlados por la dictadura. La otra opción, poco probable, es que se abra un espacio para la negociación y la dictadura baje un poco la mano con gestos como, por ejemplo, la liberación de los presos políticos, lo que dejaría un margen pequeño para una transición democrática definitiva y sin sobresaltos dentro de cuatro años.

3.- La tercera opción, y que en realidad puede darse en cualquiera de los dos primeros casos, es que el desborde popular y la conflictividad social sean tales que cualquier detonante, inesperado o no, precipite la caída del régimen chavista antes o mucho antes de concluir el mandato para el que fue electo en las más que dudosas elecciones de 2013.

El telón de fondo de los tres escenarios, es la crisis terminal de un régimen autoritario y asistencialista cuyas fidelidades políticas se las ganó beneficiando directamente a las poblaciones más vulnerables gracias a los recursos del otrora altísimo precio internacional del crudo. Sin embargo, estás políticas sociales no vinieron acompañadas de un proyecto de desarrollo económico sostenido y sí, más bien, de la delirante idea de expandir por el continente la mal llamada revolución bolivariana.

Fue por esa razón que se constituyó en la región una órbita del ALBA cuyos países miembros no alcanzaron los niveles de autoritarismo que Venezuela y se constituyeron en híbridos con diversas variaciones entre dictadura y democracia (Eduardo Dargent dixit). De estos casos, Argentina acaba de cambiar de rumbo, el Brasil de Dilma Rousseff se encuentra contra las cuerdas, mientras que Bolivia se ha reinventado toda con su proyecto de Estado Plurinacional y parece en el punto de partida de seguir su camino sin esos socios de tan dudosa reputación.

Con el precio del crudo por los suelos, diarias e interminables colas en busca de los escasos productos de primera necesidad y la región cambiando lenta pero inexorablemente de signo ideológico, las elecciones de hoy pueden significar el principio del fin de la dictadura chavista. Sólo esperamos que sus estertores no alcances un nivel de violencia tal que signifiquen más sufrimiento y pérdida de vidas humanas en la hermana y querida república venezolana.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *