Archivo por meses: Diciembre 2014

TORRE TAGLE: INSTITUCIÓN DEL AÑO

 

FUNCIONARIOS DE TORRE TAGLE  SON  PERSONAJE DEL AÑO EN EL PERÚ

TORRE TAGLE INSTITUCIÓN DEL AÑO

Hace varios días, el poli­tólogo Carlos Meléndez escribió que cancillería es el personaje del año en el Perú. No le falta razón. En un año que se va en medio de con­flictos, desunión e incertidumbre, Torre Tagle nos dio un comienzo esperanzador y sublime, sumán­dole a nuestro territorio 50.000 km2 de mar, los que obtuvimos el 27 de enero cuando conocimos la sentencia de la CIJ.

Como dice Meléndez, cancillería se destaca también por su eficiencia burocrática y su vocación de servi­cio a los peruanos de todo el mundo. Pero el mayor ejemplo que nos deja Torre Tagle este año es que las polí­ticas de Estado deben mantenerse en el tiempo. Al leer la sentencia de La Haya, observamos como una sola política, continuada y potenciada en diferentes momentos, explica el resultado favorable. Desde la misión Bákula de 1986, durante el primer gobierno de Alan García, pasando por la gestión de Alejandro Toledo, la segunda de García y la presente de Ollanta Humala, todas contribuye­ron con una parte de la victoria.

Al mismo tiempo, el largo liti­gio que se inició en 2008 nos dio una inesperada oportunidad: el contencioso implicaba litigar (que supone también conversar) con Chile durante años, lo que abría una puerta para estrechar lazos. Así lo comprendieron ambos go­biernos. Y es de esta manera como se produce el alumbramiento de la integración económica (TLC-Alianza del Pacífico), social (polí­ticas fronterizas y de migración) cultural (iniciativas de la sociedad civil), entre otras que nos han de­jado, como “sentencia anexa”, a dos países mucho más integrados que al inicio del proceso judicial.

No quiero, en estas líneas, ser mezquino con otras áreas del Esta­do. Por ejemplo, los Colegios Mayo­res y Beca 18 son un caso de políticas sostenibles que se pasan la posta de un gobierno a otro, y como éste, existen muchos más proyectos exi­tosos ejecutándose ahora mismo. En el Perú, la vieja política nos decía que el gobierno entrante debía des­andar lo andado por el anterior.

En tiempos en los que, gracias al avan­ce tecnológico, los peruanos somos mucho más “comunidad imagina­da” que hace unas décadas, nuestros dirigentes deben comprender que premiaremos la continuidad de las políticas. Para Torre Tagle esta con­signa es un legado y por eso hoy se lleva nuestras palmas.

Mi twitter: @parodirevoredo
Mi facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14
Publicado en Exitosa Diario el 21 de diciembre de 2014 
http://www.exitosadiario.pe/dparodi/torre-tagle-institucion-del-ano

 

» Leer más

CRUZANDO SALAVERRY. Para entender la ley de Mypes y compararla con la actual

LA LEY DE MYPES DE 2008 PERSEGUÍA UNA FINALIDAD MÁS ALTRUISTA

CRUZANDO SALAVERRY

Para entender la ley de Mypes y compararla con la actual

Al costado del cruce entre Salaverry y Pershing, en la esquina que ya le corresponde al distrito limeño de Jesús María, hay un pasaje con cuatro bodegas, dos peluquerías, dos lavanderías, un señor que repara artefactos eléctricos y una señora que es costurera. Esas bodegas cuentan con servicio delivery y atienden hasta los domingos.  

A veces los llamo para hacerles pedidos diversos: fideos, agua, jabón, lo que haga falta, en realidad es un gran servicio, creo que somos el único país del mundo que lo tiene, ve tú a Europa a ver qué bodega, que en muchos casos ya ni existen, te lleva las cosas a tu casa, solo existen grandes cadenas y mejor guarda pan para el domingo.

Alberto es el nombre de un señor de unos sesenta años que hace el delivery en una de esas bodeguitas; le pregunté si era pariente de los dueños y me dijo que no, que él trabaja nomás; que hace los mandados; le pregunté cuánto gana, poco me dijo, casi propinas; le pregunté si firmaba planillas, si tenía beneficios y seguro; nada me dijo, así nomás trabajo.

Es para combatir situaciones como esta que el 2008 el gobierno de Alan García aprobó la ley de MYPES pensada para empresas de menos de 10 trabajadores que realmente no podían pagarles todos sus beneficios. No pensemos sólo en las bodegas (algunas ganan mucho dinero y abusan de sus empleados), pensemos si esa costurera tiene una ayudante; o en un textilero joven de Gamarra, que ajustadamente ha comprado dos máquinas y que opera una él y para la otra requiere la asistencia de otro trabajador. Porque como esos hay cientos de miles de casos en el Perú que constituyen el gran porcentaje del trabajo informal. Por cierto, la ley de MYPES de 2008 no establece ninguna reducción de beneficios en base a la edad del trabajador.

Muy diferente es el caso de Kentucky Fried Ckicken, o de las azucareras de los grupos Gloria y Wong en el norte del Perú, o de las mineras formales que operan en el país (mucho peor son las informales por supuesto). Y es que la ley recientemente aprobada, y que reduce los beneficios laborales a los jóvenes entre 18 y 24 años, no está pensada para Alberto, el mandadero de la bodega del cruce de Salaverry y Pershing que ya pasó los sesenta, ni para el operario del mini-empresario textil. De hecho, todos ellos ya cuentan con la ley de las MYPES, ellos no necesitan esta nueva ley para formalizarse, lo que necesitan es la fiscalización del Ministerio de Trabajo para que la ley se cumpla.

No, no es así. La nueva ley está pensada para que Kentucky y Wong contraten jóvenes baratos, para que reduzcan costos y aumenten sus ganancias. Quien sabe y la causa sea racional. Talvez el frenazo del país requiera aumentar la capitalización de la gran empresa para promover una mayor reinversión y mover la economía. Pero de ser el caso es justo que le hablen con sinceridad al país y que se lo consulten previamente.

Mientras tanto, los jóvenes han convocado otra movilización para hoy lunes y el ruido e inestabilidad políticos ensombrecen el horizonte económico del 2015. El gobierno debería pensárselo bien y adoptar, mejor, una postura sensata de transición democrática, que el momento de la gran transformación se le pasó hace rato.

Publicado en Diario La República el 22 de diciembre de 2014

http://www.larepublica.pe/columnistas/palabras-esdrujulas/para-entender-la-ley-de-mypes-22-12-2014

Mi facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Twitter: @parodirevoredo

» Leer más

GRUMETE GRAU

 

GRUMETE GRAU

Héroe de Angamos también fue un niño. Comic de Rodrigo Quijandría nos cuenta sus aventuras

La semana pasada tuve la ocasión de presentar el volumen dos de  Grumete Grau (los violentos del Pacífico), comic sobre el héroe de Angamos que es el más exitoso nunca realizado en el Perú. Seguido, la transcripción de mi discurso.     

Esta noche tengo que confesarles algo que sitúo entre lo audaz y lo temerario. Lo que pasa es que no voy a hablar de las aventuras del Grumete Grau, porque no hablar del Grumete Grau será mi mejor manera de recomendarles que lo lean. Y es que lo que pienso hacer esta noche, más bien, es compartir con ustedes algunas razones para leer Grumete Grau, desde la lógica de mi especialidad y desde la posición que yo tengo acerca de mi disciplina, que es la historia.

Para eso tengo que comenzar hablándole de las historias nacionales y de las historias nacionalistas porque el comic que hoy nos reúne ha asumido el gran desafío de elegir como temática no cualquier historia nacional; sino al héroe por antonomasia de la Historia del Perú, al más legendario, al más heroico y al más heroizado.

Y se atreve a despojarlo de su barba, que nos es tan particular como familiar, de los galones que adornan sus hombros, de nuestro querido monitor Huáscar, para ubicarlo, no en el tiempo en el que la historia oficial decidió que se le recuerde, sino 40 años antes: sin barba, sin galones, sin uniforme, sin monitor, lleno de niñez, lleno de ansias, de aventuras, pero también de profundos desarraigos familiares. Es decir en el momento crucial, en el momento definitivo. en el que el niño se hace hombre y decide, tempranamente, quien quiere ser.

En las lecciones iniciales de mis cursos de historia, suelo decirles a mis alumnos que la historia del periodo que vamos a estudiar, y de cualquier periodo que fuésemos a estudiar, no es otra cosa más que los 40, 50 o 60 relatos (según el número de alumnos) en los que, al final del semestre, se difuminará el curso que construiremos juntos.

Porque la historia, desde una mirada posmoderna, desde la mirada del fin de los metarrelatos que pretendían explicarlo todo y englobarnos a todos, no es otra más que la que está en tu cabeza, la que tú te imaginas, la idea con la que tú te quedaste al finalizar las sesiones. Y es también, por supuesto, el complejo proceso en el que esos “recuerdos” de un pasado que no alcanzaste a vivir, se instalan en tu identidad y de algunas manera, pasan a formar parte de ti y afectan tu vida, tangencialmente, pero la afectan al fin y al cabo.

Y es aquí que Rodrigo Quijandría se atreve a contarnos la historia como el la imaginó; a describirnos al Miguel Grau que él hubiese querido que sea Miguel Grau, es aquí que Rodrigo Quijandría se atreve a imaginar, bajo la pluma de Hernán Migoya y el pincel de Ricardo Montes un Miguel Grau más cercano a su sensibilidad y a su forma de ver la vida, pero también a un Miguel Grau más cotidiano, entonces, más cercano a todos nosotros. Quizá al Miguel Grau que él imaginaba en clase de historia, en el colegio, aburrido, mientras el profesor escribía en la pizarra las fechas del balotario de la Guerra del Pacífico que había que memorizar para el examen del lunes siguiente.

Grumete Grau, sin embargo, no es el fruto sin más de la imaginación de su creador ¿qué lo es realmente?, Grumete Grau sí tiene un referente de realidad; sí hubo un grumete Grau que desde muy niño surcó los mares, que naufragó en su primera travesía, que tenía en Manuelita Saenz “la libertadora” a una vecina ilustre del puerto de Paita. Y es a partir de esos “puntos de realidad”, como me gusta llamarlos, que los autores del comic comienzan a desarrollar su “story” más íntima y personal, y que los sajones han sabido diferenciar brillante de la “history” que es la que le corresponde a los pueblos.

El tránsito de la “history” a la “Story” es el desafío que ha superado con éxito Rodrigo Quijandría a través de su grumete Grau y es la superación de ese desafío la que nos permite abrir una puerta a historias nacionales menos solemnes, menos militares, menos militaristas y que se permiten abrirle un espacio a la infancia en el relato, inmersa en el más amplio escenario de lo cotidiano.


EL SUSCRITO, CON RODRIGO QUIJANDRÍA (CREADOR Y PORDUCTOR) Y HERNAN MIGOYA (GUIÓN)

El filósofo Catalán Manuel Cruz, hablando del rol de la historia, nos dice que este debe ser el bien para la sociedad, y nos dice, psicoanalíticamente, que el historiador debe drenar el presente de la querencia del pasado por apropiárselo y convertirse en él. Y de eso precisamente trata Grumete Grau.

¿Es la historia de Miguel Grau la de un militar que murió combatiendo en la Guerra del Pacífico? Sí; ¿Hubo un niño llamado Miguel Grau que desde los 11 años surcó los mares en búsqueda de aventuras? También.

Si, al pasar de los años las generaciones crecerán y comprenderán que Miguel Grau fue despedazado en Punta Angamos de un cañonazo, en el puente de mando del Húascar, por qué no permitirle a los niños, adolescentes, jóvenes, y hombres y mujeres con almas jóvenes, fantasear con las aventuras de este pequeño gran grumete. Finalmente, en la experiencia humana siempre han coexistido, y muchas veces se han confundido, la fantasía con la realidad.

Publicado en La Mula en 18 de diciembre de 2014

Mi cuenta en facebook:

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

twitter: @parodirevoredo

 

» Leer más

Sinrazones de la ‘Ley Pulpín’

JÓVENES MARCHARÁN EN TODO EL PAÍS,

SINRAZONES DE LA “LEY PULPÍN”

 

Si me dices que se justifica el nuevo régimen de trabajo juvenil porque en el Perú los beneficios laborales son muy altos, yo te responderé que los salarios son lo suficientemente bajos como para compensar la situación. Máxime si comparamos nuestro sueldo mínimo de 267$, frente a los 314 de Brasil o los 420 de Chile.

Si me dices que se justifica para formalizar al sector informal; yo te responderé que hace años existe una ley especial para las MYPES (similar al proyecto actual). Ella se creó para que la gran mayoría del sector informal, pequeños y microempresarios, pudiese formalizarse, considerándose su mucho menor margen de ganancias.

Luego, si me dices que frente al sector informal, que no paga absolutamente nada, el sector formal es caro; te responderé que claro que lo es, porque siempre será más barato no pagar ningún beneficio. Por eso me pregunto si todo esto trata simplemente de reducirle sus derechos a los jóvenes porque luego existe la alternativa de contratar en negro. Más bien, yo creo que esto pasa por un tema de civismo, de cultura tributaria, y por la fiscalización del Ministerio de Trabajo al sector informal.

Lo que aquí realmente está en juego es que el nacionalismo ha frenado tanto la economía del país -este año solo creceremos 2.3%- que ahora se requiere liberar capitales del empresariado para aumentar sus excedentes y reinvertirlos en sacarnos de la crisis. Esta ley no está hecha para reducir el empleo informal sino para reducir los costos de la mediana y gran empresa. Es desde allí de donde proviene su lobby.

El sentido de la oportunidad

Más allá de las razones o sinrazones de esta ley y su carácter antipopular (hay leyes antipopulares pero necesarias), me preocupa la actual coyuntura. Con Belaúnde Lossio que no aparece y Yeni Vilcatoma anunciando nuevos destapes ¿a qué escenario podría conducirnos una masiva movilización juvenil acompañada de poderosos virales saturando las redes?

Si fuese que el frenazo de la economía peruana amerita recapitalizar la mediana y gran empresa reduciendo los beneficios del trabajador joven  (porque de eso estamos hablando y no de formalizar a los informales), entonces es pertinente que el próximo gobierno tome al toro por las astas y le diga con franqueza al país lo que está pasando.

Pero un gobierno de salida, con poca credibilidad y argumentos falaces, no puede asumir este desafío sin exponer la mismísima gobernabilidad del país. Por ello espero que el sentido común prevalezca en quienes toman las decisiones que nos afectan a todos. A estas alturas del partido, los peruanos no nos merecemos menos que eso.

Mi facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Twitter: @parodirevoredo

Publicado en La Mula el 18 de diciembre de 2014

» Leer más

Otra carta para Elena Serpa y de paso para Hugo Coya

ILUSTRACIÓN DE BETO SERQUÉN

Otra carta para Elena Serpa y de paso para Hugo Coya

También de un profesor de la UPC 

Estimada Elena:

He leído tus tuits y están muy mal. Sé que de seguro te has sentido afectada por tanta crítica a tu Universidad, de la que también soy profesor, respecto del tema de los ipads. De hecho, es la institución la que tendrá que explicar esa política pero en todo caso no es justo que se trate a los alumnos y demás miembros de esta comunidad académica cómo frívolos; y es eso lo que se está diciendo de nosotros.

Es injusto que se hable así de UPC porque esta es una colectividad mucho más representativa del Perú de lo que podría pensarse y porque, aún si así no lo fuera, nadie es malo o bueno por su color, origen, procedencia etc. En lo que a mí respecta, tengo de UPC la linda experiencia de enseñarle a alumnos provincianos, limeños, alumnos cuyos padres trabajan en el sector formal,el informal, alumnos que con su trabajo se pagan la carrera, tengo una pequeña síntesis del Perú.

Y mi conclusión es que los jóvenes son siempre encantadores y su procedencia cultural, étnica, social no influye en nada en si son buenos o malos. Al contrario, veo como en el Perú de hoy ya alternan, en la misma universidad, jóvenes de diferentes lugares y eso me entusiasma, me hace ver que el Perú es cada vez más Perú, cada vez más de todos.

Es verdad que la UPC es una universidad, en general, de clase media para arriba, porque es privada y la pensión cuesta. Pero no por eso son buenos o malos sus alumnos, ni tampoco son buenos o malos los sanmarquinos porque la universidad sea estatal. San Marcos es una gran Universidad, la decana de América, he tenido el honor de dictar conferencias a sus alumnos. En todo caso, lo que quiero decirles a todos los estudiantes universitarios del Perú es que se esmeren, que sean responsables y consecuentes con su vida de estudiantes.

Es feo, pues, Elena, lo que has escrito, porque son palabras racistas y porque le das la razón a quienes nos estereotipan a quienes pertenecemos a la familia de UPC. Yo lo que te pido es que envíes un tuit disculpándote, errar es humano. En el Perú, felizmente, ya nadie puede insultar racistamente sin generar las reacciones que has generado, eres joven, te caíste, te levantarás, saldrás adelante, demostrarás que eres hidalga disculpándote.

Mis últimas palabras van para Hugo. Colega, sé que tu intención ha sido buena, pero déjame decirte que tus primeros párrafos podrían también presentar, implícitamente, contenidos racistas. Eso de señalar que “eres una joven que puede aparecer junto a las niñas tan ´representativas´ de nuestra nacionalidad que aparecían orgullosas sus muñecas con la misma cabellera rubia, es decir que pertenecían a una minoría dentro de otra minoría” y que ese “estrecho grupo de personas que podría optar perfectamente por estudiar en el extranjero junto a personas con iguales características raciales a las tuyas y que, sin embargo, se deciden a otorgarnos el privilegio de alternar y compartir el mismo espacio territorial contigo” suena realmente fatal, independientemente de lo irónico que hayas intentado ser.

A ver, aquí ser cholo, blanco, negro, chino, de ojos pardos, azules o verdes no hace más o menos peruano a nadie, entendámoslo de una vez. Entendamos también que es mentira que solo los jóvenes de tez blanca pueden irse a estudiar afuera, ese es el Perú de Bryce Echenique por favor, el Mundo para Julius. En el Perú de hoy hay personas con altos recursos en todas las ciudades y distritos, muchos porque han triunfado en sus negocios en estos últimos 20 años de despegue económico.

Por supuesto que nos falta construir un montón para ser nación en el Perú, lamentablemente los españoles nos partieron en dos grandes trozos (república de españoles y de indios) y en muchos pequeños pedacitos más (las castas, zambo, mulato, mestizo); pero felizmente hemos superado mucho de eso. Hace décadas que estudiamos todos en los mismos lugares y eso es realmente magnífico, más ahora que existe Colegio Mayor y Beca 18, qué gusto jóvenes del Perú rural estudiando en buenas universidades, qué gusto y qué justo.

Concluyo, en mi clase sobre migraciones, en el curso Temas de Historia del Perú, les puse a mis alumnos el karaoke de “muchacho provinciano” de Chacalón y la cantamos, en mi clase sobre los años ochentas les puse “Avenida Larco”, de Frágil, y también la cantamos, y los cantantes éramos los mismos cholos, blancos, negros, chinos, todos peruanos, incluso algunos extranjeros de intercambio. Claro que en el Perú hay racismo, discriminación e injusticia, pero ustedes jóvenes no son culpables de eso. Al contrario, sin importar su procedencia, pueden ser amigos y construir un Perú mejor. Hagámoslo ya.

Mi facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

twitter: @parodirevoredo

p.s. Elena Serpa resultó no ser alumna de UPC, pero mantengo todos los conecptos vertidos en mi nota. DPR

» Leer más

¿Jóvenes a la obra o a las calles?

MÁS ALLÁ DE ARBITRARIA, LA LEY ES  INOPORTUNA

“¿JÓVENES A LA OBRA O A LAS CALLES?”

Hace unos días escuché al Ministro de Economía Alonso Segura señalar que la mano de obra peruana es la más cara del mundo. Primera noticia, yo pensaba que en Alemania, Francia o USA se pagaba mucho más; también pensaba que a través de los services muchos se evaden indebidamente de pagar derechos laborales en nuestro país. En resumidas cuentas, pensaba que el Perú, ni de lejos, era el que nos pinta Segura.

En todo caso, talvez los economistas más enterados en el tema puedan brindarnos algunas luces porque, o somos un país dónde el sueldo mínimo es buenísimo y todo el mundo vive feliz, o sencillamente alguien trata de mandarnos directo al desvío y sin la más mínima consideración.

Claro que la reducción de beneficios a los jóvenes hasta 24 años es una cuestión de justicia o, mejor dicho, de injusticia, pero también trae consigo cuestiones prácticas que, evidentemente, los promotores de la norma sí se han planteado. Una de ellas es que las empresas van a preferir contratar al sector más joven del mercado laboral en desmedro del resto; de suerte que tendremos como resultado el despido cuasi masivo de empleados de más de 24 años o la generalizada renegociación de sus ingresos para nivelarlos, a la baja, con los que pasarán a cobrar menos.

Así que aquí nos perjudicamos todos, el menor de 24 años porque se queda sin beneficios y el mayor porque se queda sin trabajo o le disminuyen los ingresos dado que el empleador siempre tendrá la posibilidad de presionarlo con la contratación de alguien más joven. Tremendo lío, sin considerar que se les niega a los menores de 24 inclusive la asignación familiar. ¿No conoce el gobierno las estadísticas de la paternidad joven en nuestro país?

Torpeza política

¿Tan mal está nuestra economía que, en medio de una fuerte crisis política, se lanza una medida tan arbitraria y antipopular? Me lo he preguntado porque parece un nuevo disparo a los pies una disposición así cuando la gente ya está bastante caliente con Belaúnde Lossio todavía suelto en plaza. Por eso se me hace un errado cálculo político la nueva norma que contiene la explosiva capacidad de movilizar precisamente al sector de la ciudadanía más movilizable; es decir, los jóvenes.

La yapa: los de la CGTP señalan que esta ley es inconstitucional pues el artículo 25 de la Constitución consagra el derecho a la igualdad de oportunidades. ¿No sabe el gobierno que el ruido político también ahuyenta la inversión y el normal desenvolvimiento de la economía? porque de otra manera no entiendo tanto disparate.

 Publicado en La Mula el 16 de diciembre de 2014
Mi facebook, https://www.facebook.com/daniel.parodi.14
Mi twitter: @parodirevoredo

» Leer más

Felices Fiestas

20141222-retablo_navideno.jpg

Queridos amigos y amigas:

Es muy grato para mi desearles unas felices navidades y un venturoso año 2015 que les traiga mucha alegría y prosperidad.

Desde Palabras Esdrújulas seguiremos compartiendo nuestras ideas con ustedes  para generar el buen diálogo al que estamos acostumbrados y ofrecer ideas que pudiesen favorecer el desarrollo del país y su integración con los vecinos de la región.

MUY FELICES FIESTAS 

Daniel Parodi Revoredo

» Leer más

El Mundo de la Fantasia

Ministro Daniel Figallo

El Mundo de la Fantasía

Daniel Parodi Revoredo

En el Perú la corrupción es casi una subcultura, esa del “cómo es”, del “cuando hay” y la de su amigo más mediocre, el “ya fue” que hace que se pierdan las mejores causas por no lucharlas hasta el final; ¡qué irritante esa  actitud de resignación anticipada! Y tan cierto es que se trata de una subcultura, cómo que hasta ahora nadie en nuestra política, y al decir nadie digo nadie, la combate frontalmente.

Esta introducción me sirve para analizar la confrontación entre el Ministro Daniel Figallo y la ex-procuradora Yeni Vilcatoma. He escuchado con atención todos los audios hasta ahora difundidos; he leído diferentes opiniones sobre el asunto, incluso la de Ricardo Vásquez Kunze que llama loca y desvariada a la ex-funcionaria.

¡Qué fácil es!, así tan tranquilo, sentado frente a una PC como lo estoy yo, ofender a David cuando se defiende de Goliat. Y es que no he podido sino pensar en la fábula bíblica cuando escucho al titular de justicia asediar por el flanco derecho, el izquierdo, desde arriba, por abajo y por los costados a una señora muy digna que se defiende como puede y que cuando le dice a aquel que el Ministerio Público es independiente, él le responde risueño: “tú estás en el mundo de la fantasía”.

No sé si para ustedes no es suficiente, pero para mí, que me aprendí la lección de Montesquieu (ese que hablaba de la división de los poderes), sí lo es. Por eso espero que el domingo, cuando lean esta nota, Daniel Figallo ya no sea el Ministro de Justicia del Perú.

Mi cuenta en facebook

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

» Leer más

Abrazo en Santiago

ABRAZO EN SANTIAGO

 20141209-abrazo_en_santiago.jpg

Vicecancilleres Claudio de la Puente y Edgardo Riveros

Con la llegada a Lima el próximo 10 de diciembre de la Presidente chilena Michelle Bachelet culmina un periodo de relativo enfriamiento de la relación bilateral. La visita de la mandataria es el resultado de la importante reunión que la semana pasada sostuvieron en Santiago los vice-cancilleres Claudio de la Puente y Edgardo Riveros por parte del Perú y de Chile, respectivamente. Esta contó además con la asistencia de Fernando Rojas Embajador del Perú en el vecino país del sur y de Roberto Ibarra su homólogo chileno en nuestro país.

Al finalizar una importante ronda de sesiones y actividades, los vice-cancilleres se estrecharon en un fuerte abrazo e hicieron de conocimiento público una ambiciosa agenda bilateral para el año 2015. Entre los temas abordados se destaca la recíproca satisfacción por la forma respetuosa como se manejó, a ambos lados del Punto Concordia, el litigio de La Haya.

También se abordó la lucha contra la pobreza que motivará dos reuniones el próximo año (en marzo y mayo) del Consejo de Integración Social, mecanismo bilateral que trata  esta sensible problemática. A ese nivel, se ha acordado difundir el convenio ya existente que permite el acceso irrestricto a la seguridad social de cada país por los migrantes del otro.

Por otro lado, se ha decidido potenciar la integración fronteriza a través del control integrado de los puestos limítrofes. La meta es que, a finales de 2015, tanto las personas como la carga que pasa de un país a otro requieran de un solo control. La declaración resalta también los esfuerzos integracionistas de intelectuales y de la sociedad  civil, tanto como el valor del intercambio cultural binacional, entre muchos otros temas como los económicos y el ramo de ciencia y tecnología.

¿Triángulo de la discordia?  

Es posible que sea pertinente, al momento de repotenciar la integración peruano-chilena, no tocar el pendiente limítrofe relativo al triángulo terrestre. Pero también resulta claro que el mismo proceso de la Haya nos muestra la solución. Somos dos países que hemos tenido la madurez para resolver por medios pacíficos una controversia sobre 66.000 km2 de mar por lo que nos toca resolver del mismo modo una diferencia sobre 3 hectáreas de tierra. Ojalá que para el aniversario de la lectura del fallo, el próximo 27 de enero, las diplomacias de ambos países nos regalen el anuncio del mecanismo a través del cual resolverán nuestro último pendiente fronterizo. Peruanos y chilenos se los agradeceremos.    

Mi cuenta en facebook:   https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

» Leer más

EL APRA NUNCA MUERE. Una respuesta a Steve Levitsky

Jovencitas apristas saludan a Armando Villanueva

EL APRA NUNCA MUERE

Una respuesta a Steve Levitsky

Daniel Parodi Revoredo

En una nota titulada ¿Se muere el APRA?, el politólogo Steve Levitsky casi vaticina la desaparición del PAP, como la han vaticinado tantos otros en diferentes coyunturas del pasado. Por ejemplo, tras el golpe de Odría en 1948, o en 1980, luego de la división del partido entre los bandos de Armando Villanueva del Campo y Andrés Townsend Ezcurra. 

Tras reconocer que el movimiento fundado por Víctor Raúl Haya de la Torre podría alcanzar, con Alan García a la cabeza, la segunda vuelta electoral en 2016 (lo que contradice la mayor parte de su argumento), el politólogo norteamericano sustenta su tesis en el deterioro electoral del APRA, el que constata al comparar los resultados regionales de 2002 con los de 2014. En efecto, estos demuestran que la antigua Alianza Popular ha perdido presencia al nivel de los gobiernos locales.

Alan García y el APRA en tiempos de la antipolítica

Para Levitsky, una de las razones de la crisis del aprismo es la extrema personalización del poder al interior de la institución, la que se habría convertido en un instrumento de su líder Alan García Pérez. Según el politólogo, el APRA sin García se reduce a nada, a menos del 4% del electorado y casi sostiene su pronta desaparición debido a que no ve, ni encuentra, generaciones de recambio.  

Al respecto, es constatable que el APRA siempre ha sido un partido caudillista, de allí la tesis de Hugo Neira que nos habla de una agrupación que contiene, al mismo tiempo, dos esencias aparentemente contradictorias: una monárquica y la otra republicana. La primera se explica en una larga tradición nacional hasta hoy no superada y en la mitificación del líder-fundador en tiempos de persecusiones y clandestinidad. La  segunda, en el rol republicano del aprismo en el siglo XX que ha llevado a Sinesio López a proponer que este encabezó una gran oleada democratizadora entre 1930 y 1956.

Un tema menos trabajado por Levistsky en su nota es el contexto de la crisis de los partidos políticos en los años noventa y el de la subsecuente antipolítica. En los noventas, entre muchos otros fenómenos sociales canalizados por el fujimorismo, el Perú asiste a la aparición de un nuevo electorado mucho más dado al asistencialismo por sus propias circunstancias materiales que a las lealtades partidarias.

Es en esta década que Alberto Fujimori configura una clientela política  que hasta hoy le es fiel a sus descendientes, lo que explica que sea el partido de dimensión nacional con mayor presencia electoral provinciana.  Al contrario, el APRA retrocede a sus reductos mientras se fortalece la figura de Alan García Pérez en un contexto socio-político mucho más proclive a los caudillismos personalistas que a las instituciones. En todo caso, los militantes de la avenida Alfonso Ugarte lograron adecuarse exitosamente a la nueva circunstancia, alcanzaron el poder en 2006  y son favoritos para vencer el 2016.

Por otro lado, la sola postulación de Enrique Cornejo a la alcaldía de Lima matiza en mucho la tesis de la “alanización” del APRA que desarrolla Levitsky. La candidatura del destacado tecnócrata fue impulsada desde los comités y bases distritales de Lima, lo que expresa la existencia de un espacio para la negociación y el diálogo al interior del partido, o entre este y su Presidente.  Un ejemplo de ello es el colectivo aprista RENOVAR que desempeñó un importe rol oponiéndose a la reelección conyugal y que ahora promueve la realización de elecciones internas y un congreso nacional con miras a fortalecer su institución. 

El APRA joven

Un aspecto en el que el politólogo norteamericano manifiesta un absoluto desconocimiento de las interioridades de la vieja alianza indoamericana es cuando señala que en esta no hay recambio generacional. Me extraña sobremanera pues la afirmación proviene de un hombre de universidad y de las redes sociales.

Al contrario, son miles (no me animo a señalar que decenas de miles) los jóvenes universitarios apristas integrados a través de la internet y son ellos los que están adecuando espontánea e inexorablemente su partido a las formas de participación política del siglo XXI.  Al respecto, la estupenda campaña de apoyo a Enrique Cornejo realizada por estos estudiantes y jóvenes profesionales en las redes sociales es la primera manifestación exitosa de esta realidad.

Sobre este particular, basta acceder a la página Soy Aprista, que cuenta con casi ocho mil miembros, o a los portales Punto de Encuentro y La Pipa los que, liderados por jóvenes militantes, son espacios plurales que promueven el debate entre analistas y especialistas de diversas tendencias y áreas de conocimiento. Por eso, al contrario de lo que piensa Steve, yo tengo la sensación de que uno de los poquísimos lugares en los que se está formando y renovando la clase política peruana es en el APRA, talvez un poco en el PPC y paro de contar. 

El reposicionamiento del APRA

La segunda razón que esgrime Steve Levistsky para sustentar la agonía del APRA es la destrucción de su marca,  la cual adjudica también al supuesto conservadurismo de su líder Alan García Pérez. Señala el politólogo que hoy el PAP no representa nada y advierte que si “caballo loco” volviese a Palacio lo haría con un APRA moribunda. No voy a detenerme a analizar la pertinencia o no de que los investigadores denosten con epítetos su objeto de estudio pero sí creo que el APRA, lejos de convertirse en nada, se está reposicionando en un contexto complejo y cambiante.

Al respecto, un elemento que no observa Steve es la capacidad de adaptación del APRA a las diferentes coyunturas políticas y circunstancias históricas, característica que motivó la acusación de traición ideológica tesis que, felizmente, ha sido revisada hace ya décadas desde posiciones no apristas por académicos de la talla de Hugo Neira, Sinesio López y Martín Tanaka. Este último antepone a dicha tesis la del aprendizaje democrático.

Al respecto, tanto la praxis política del Partido de la Estrella como la ideología aprista siempre antepusieron el cambio histórico y el análisis de la realidad sobre el dogma. De allí que, como he mencionado en otras ocasiones, Haya anticipase cuatro décadas la caída del socialismo soviético. 

Lo dicho no niega una realidad palpable: hoy día hay tantas ideologías apristas como hay apristas (ya sean el 4, 8 o 10% del electorado) por lo que un congreso ideológico que ponga al día la doctrina del viejo partido se cae de maduro. Contrariamente a lo que piensan los pragmáticos, el APRA sí necesita ideología y el Perú necesita que el APRA tenga ideología porque ello coadyuvará a la reinstalación de la política en nuestra sociedad contemporánea que es más bien heredera de la antipolítica fujimorista.

A manera de conclusión             

Es muy probable que al iniciar el 2015 el APRA convoque a elecciones internas y Congreso Nacional, todo parece indicar que así será. En esta lógica, a lo que asistiremos el próximo año es a una repotenciación dialéctica entre el partido y su líder, y a la posibilidad de iniciar otro gobierno exitoso el 2016. De allí en adelante, el APRA debe afrontar el pendiente histórico de llevar al Perú a la política del siglo XXI que pasa por el fortalecimiento de la institucionalidad democrática y por la modernización de los canales de participación ciudadana.

En las actuales circunstancias vaticinar la muerte del APRA es condenarnos al fuego eterno de la antipolítica, por lo que esperamos que persista ese viejo y militante adagio que grita “el APRA nunca muere”                        

 

» Leer más