22/12/14: Felices Fiestas

Categoría: General
Publicado por: parodi.da
Visto: 39 veces

20141222-retablo_navideno.jpg

Queridos amigos y amigas:

Es muy grato para mi desearles unas felices navidades y un venturoso año 2015 que les traiga mucha alegría y prosperidad.

Desde Palabras Esdrújulas seguiremos compartiendo nuestras ideas con ustedes  para generar el buen diálogo al que estamos acostumbrados y ofrecer ideas que pudiesen favorecer el desarrollo del país y su integración con los vecinos de la región.

MUY FELICES FIESTAS 

Daniel Parodi Revoredo

Categoría: Política peruana
Publicado por: parodi.da
Visto: 53 veces

Ministro Daniel Figallo

El Mundo de la Fantasía

Daniel Parodi Revoredo

En el Perú la corrupción es casi una subcultura, esa del “cómo es”, del “cuando hay” y la de su amigo más mediocre, el “ya fue” que hace que se pierdan las mejores causas por no lucharlas hasta el final; ¡qué irritante esa  actitud de resignación anticipada! Y tan cierto es que se trata de una subcultura, cómo que hasta ahora nadie en nuestra política, y al decir nadie digo nadie, la combate frontalmente.

Esta introducción me sirve para analizar la confrontación entre el Ministro Daniel Figallo y la ex-procuradora Yeni Vilcatoma. He escuchado con atención todos los audios hasta ahora difundidos; he leído diferentes opiniones sobre el asunto, incluso la de Ricardo Vásquez Kunze que llama loca y desvariada a la ex-funcionaria.

¡Qué fácil es!, así tan tranquilo, sentado frente a una PC como lo estoy yo, ofender a David cuando se defiende de Goliat. Y es que no he podido sino pensar en la fábula bíblica cuando escucho al titular de justicia asediar por el flanco derecho, el izquierdo, desde arriba, por abajo y por los costados a una señora muy digna que se defiende como puede y que cuando le dice a aquel que el Ministerio Público es independiente, él le responde risueño: “tú estás en el mundo de la fantasía”.

No sé si para ustedes no es suficiente, pero para mí, que me aprendí la lección de Montesquieu (ese que hablaba de la división de los poderes), sí lo es. Por eso espero que el domingo, cuando lean esta nota, Daniel Figallo ya no sea el Ministro de Justicia del Perú.

Mi cuenta en facebook

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Publicado por: parodi.da
Visto: 47 veces

ABRAZO EN SANTIAGO

 20141209-abrazo_en_santiago.jpg

Vicecancilleres Claudio de la Puente y Edgardo Riveros

Con la llegada a Lima el próximo 10 de diciembre de la Presidente chilena Michelle Bachelet culmina un periodo de relativo enfriamiento de la relación bilateral. La visita de la mandataria es el resultado de la importante reunión que la semana pasada sostuvieron en Santiago los vice-cancilleres Claudio de la Puente y Edgardo Riveros por parte del Perú y de Chile, respectivamente. Esta contó además con la asistencia de Fernando Rojas Embajador del Perú en el vecino país del sur y de Roberto Ibarra su homólogo chileno en nuestro país.

Al finalizar una importante ronda de sesiones y actividades, los vice-cancilleres se estrecharon en un fuerte abrazo e hicieron de conocimiento público una ambiciosa agenda bilateral para el año 2015. Entre los temas abordados se destaca la recíproca satisfacción por la forma respetuosa como se manejó, a ambos lados del Punto Concordia, el litigio de La Haya.

También se abordó la lucha contra la pobreza que motivará dos reuniones el próximo año (en marzo y mayo) del Consejo de Integración Social, mecanismo bilateral que trata  esta sensible problemática. A ese nivel, se ha acordado difundir el convenio ya existente que permite el acceso irrestricto a la seguridad social de cada país por los migrantes del otro.

Por otro lado, se ha decidido potenciar la integración fronteriza a través del control integrado de los puestos limítrofes. La meta es que, a finales de 2015, tanto las personas como la carga que pasa de un país a otro requieran de un solo control. La declaración resalta también los esfuerzos integracionistas de intelectuales y de la sociedad  civil, tanto como el valor del intercambio cultural binacional, entre muchos otros temas como los económicos y el ramo de ciencia y tecnología.

¿Triángulo de la discordia?  

Es posible que sea pertinente, al momento de repotenciar la integración peruano-chilena, no tocar el pendiente limítrofe relativo al triángulo terrestre. Pero también resulta claro que el mismo proceso de la Haya nos muestra la solución. Somos dos países que hemos tenido la madurez para resolver por medios pacíficos una controversia sobre 66.000 km2 de mar por lo que nos toca resolver del mismo modo una diferencia sobre 3 hectáreas de tierra. Ojalá que para el aniversario de la lectura del fallo, el próximo 27 de enero, las diplomacias de ambos países nos regalen el anuncio del mecanismo a través del cual resolverán nuestro último pendiente fronterizo. Peruanos y chilenos se los agradeceremos.    

Mi cuenta en facebook:   https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Categoría: Aprismo
Publicado por: parodi.da
Visto: 163 veces

Jovencitas apristas saludan a Armando Villanueva

EL APRA NUNCA MUERE

Una respuesta a Steve Levitsky

Daniel Parodi Revoredo

En una nota titulada ¿Se muere el APRA?, el politólogo Steve Levitsky casi vaticina la desaparición del PAP, como la han vaticinado tantos otros en diferentes coyunturas del pasado. Por ejemplo, tras el golpe de Odría en 1948, o en 1980, luego de la división del partido entre los bandos de Armando Villanueva del Campo y Andrés Townsend Ezcurra. 

Tras reconocer que el movimiento fundado por Víctor Raúl Haya de la Torre podría alcanzar, con Alan García a la cabeza, la segunda vuelta electoral en 2016 (lo que contradice la mayor parte de su argumento), el politólogo norteamericano sustenta su tesis en el deterioro electoral del APRA, el que constata al comparar los resultados regionales de 2002 con los de 2014. En efecto, estos demuestran que la antigua Alianza Popular ha perdido presencia al nivel de los gobiernos locales.

Alan García y el APRA en tiempos de la antipolítica

Para Levitsky, una de las razones de la crisis del aprismo es la extrema personalización del poder al interior de la institución, la que se habría convertido en un instrumento de su líder Alan García Pérez. Según el politólogo, el APRA sin García se reduce a nada, a menos del 4% del electorado y casi sostiene su pronta desaparición debido a que no ve, ni encuentra, generaciones de recambio.  

Al respecto, es constatable que el APRA siempre ha sido un partido caudillista, de allí la tesis de Hugo Neira que nos habla de una agrupación que contiene, al mismo tiempo, dos esencias aparentemente contradictorias: una monárquica y la otra republicana. La primera se explica en una larga tradición nacional hasta hoy no superada y en la mitificación del líder-fundador en tiempos de persecusiones y clandestinidad. La  segunda, en el rol republicano del aprismo en el siglo XX que ha llevado a Sinesio López a proponer que este encabezó una gran oleada democratizadora entre 1930 y 1956.

Un tema menos trabajado por Levistsky en su nota es el contexto de la crisis de los partidos políticos en los años noventa y el de la subsecuente antipolítica. En los noventas, entre muchos otros fenómenos sociales canalizados por el fujimorismo, el Perú asiste a la aparición de un nuevo electorado mucho más dado al asistencialismo por sus propias circunstancias materiales que a las lealtades partidarias.

Es en esta década que Alberto Fujimori configura una clientela política  que hasta hoy le es fiel a sus descendientes, lo que explica que sea el partido de dimensión nacional con mayor presencia electoral provinciana.  Al contrario, el APRA retrocede a sus reductos mientras se fortalece la figura de Alan García Pérez en un contexto socio-político mucho más proclive a los caudillismos personalistas que a las instituciones. En todo caso, los militantes de la avenida Alfonso Ugarte lograron adecuarse exitosamente a la nueva circunstancia, alcanzaron el poder en 2006  y son favoritos para vencer el 2016.

Por otro lado, la sola postulación de Enrique Cornejo a la alcaldía de Lima matiza en mucho la tesis de la “alanización” del APRA que desarrolla Levitsky. La candidatura del destacado tecnócrata fue impulsada desde los comités y bases distritales de Lima, lo que expresa la existencia de un espacio para la negociación y el diálogo al interior del partido, o entre este y su Presidente.  Un ejemplo de ello es el colectivo aprista RENOVAR que desempeñó un importe rol oponiéndose a la reelección conyugal y que ahora promueve la realización de elecciones internas y un congreso nacional con miras a fortalecer su institución. 

El APRA joven

Un aspecto en el que el politólogo norteamericano manifiesta un absoluto desconocimiento de las interioridades de la vieja alianza indoamericana es cuando señala que en esta no hay recambio generacional. Me extraña sobremanera pues la afirmación proviene de un hombre de universidad y de las redes sociales.

Al contrario, son miles (no me animo a señalar que decenas de miles) los jóvenes universitarios apristas integrados a través de la internet y son ellos los que están adecuando espontánea e inexorablemente su partido a las formas de participación política del siglo XXI.  Al respecto, la estupenda campaña de apoyo a Enrique Cornejo realizada por estos estudiantes y jóvenes profesionales en las redes sociales es la primera manifestación exitosa de esta realidad.

Sobre este particular, basta acceder a la página Soy Aprista, que cuenta con casi ocho mil miembros, o a los portales Punto de Encuentro y La Pipa los que, liderados por jóvenes militantes, son espacios plurales que promueven el debate entre analistas y especialistas de diversas tendencias y áreas de conocimiento. Por eso, al contrario de lo que piensa Steve, yo tengo la sensación de que uno de los poquísimos lugares en los que se está formando y renovando la clase política peruana es en el APRA, talvez un poco en el PPC y paro de contar. 

El reposicionamiento del APRA

La segunda razón que esgrime Steve Levistsky para sustentar la agonía del APRA es la destrucción de su marca,  la cual adjudica también al supuesto conservadurismo de su líder Alan García Pérez. Señala el politólogo que hoy el PAP no representa nada y advierte que si “caballo loco” volviese a Palacio lo haría con un APRA moribunda. No voy a detenerme a analizar la pertinencia o no de que los investigadores denosten con epítetos su objeto de estudio pero sí creo que el APRA, lejos de convertirse en nada, se está reposicionando en un contexto complejo y cambiante.

Al respecto, un elemento que no observa Steve es la capacidad de adaptación del APRA a las diferentes coyunturas políticas y circunstancias históricas, característica que motivó la acusación de traición ideológica tesis que, felizmente, ha sido revisada hace ya décadas desde posiciones no apristas por académicos de la talla de Hugo Neira, Sinesio López y Martín Tanaka. Este último antepone a dicha tesis la del aprendizaje democrático.

Al respecto, tanto la praxis política del Partido de la Estrella como la ideología aprista siempre antepusieron el cambio histórico y el análisis de la realidad sobre el dogma. De allí que, como he mencionado en otras ocasiones, Haya anticipase cuatro décadas la caída del socialismo soviético. 

Lo dicho no niega una realidad palpable: hoy día hay tantas ideologías apristas como hay apristas (ya sean el 4, 8 o 10% del electorado) por lo que un congreso ideológico que ponga al día la doctrina del viejo partido se cae de maduro. Contrariamente a lo que piensan los pragmáticos, el APRA sí necesita ideología y el Perú necesita que el APRA tenga ideología porque ello coadyuvará a la reinstalación de la política en nuestra sociedad contemporánea que es más bien heredera de la antipolítica fujimorista.

A manera de conclusión             

Es muy probable que al iniciar el 2015 el APRA convoque a elecciones internas y Congreso Nacional, todo parece indicar que así será. En esta lógica, a lo que asistiremos el próximo año es a una repotenciación dialéctica entre el partido y su líder, y a la posibilidad de iniciar otro gobierno exitoso el 2016. De allí en adelante, el APRA debe afrontar el pendiente histórico de llevar al Perú a la política del siglo XXI que pasa por el fortalecimiento de la institucionalidad democrática y por la modernización de los canales de participación ciudadana.

En las actuales circunstancias vaticinar la muerte del APRA es condenarnos al fuego eterno de la antipolítica, por lo que esperamos que persista ese viejo y militante adagio que grita “el APRA nunca muere”                        

 

Categoría: Arte y Cultura
Publicado por: parodi.da
Visto: 48 veces

PERSONAJES MASCULINOS DE "EL CHAVO" NO ERAN DOMINANTES

Chespirito y su tiempo

De Roberto Gómez Bolaños hay que ver sus valores de vanguardia antes que los tradicionales

Daniel Parodi Revoredo

 

2014-12-03

 A Carolina, que me enseñó que Chespirito es mucho más que “El Chavo del 8”

No pensaba escribir una nota sobre Chespirito ahora que falleció y no porque no me gustase pues soy su fan como la mayoría de niños setenteros y ochenteros, sino porque no tenía claro qué decir distinto a lo que ya todos pensamos y sentimos. Por eso preferí despedirme como todos los demás, con un post en mi facebook (en mi caso escogí la foto en el que se va de la vecindad porque lo han acusado de ratero) y diciéndole adiós chavito. No sé, me pareció más propio.

Pero si finalmente me animo a escribir estas líneas es por algunas críticas que han circulado sobre él en las redes. Por supuesto que tengo clarísimo que cada quien es libre de tener sobre Chespirito, Tutankamón o la Virgen María el concepto que quiera, pero analicemos los argumentos de los críticos de Roberto Gómez Bolaños.

Es complejo responder a la pregunta de si podemos criticar “El Chavo” con ojos de nuestro presente, toda vez que en la década de 1970 el sentido común sobre muchas cosas era distinto. Es por eso que sin ese filtro podríamos encontrar un chespirito contemplativo con la violencia infantil o machista. Difícil tema pues, porque no podemos dejar de ver el mundo desde el prisma de nuestros valores contemporáneos, pero difícil también pues un análisis sin regulación temporal sólo podría terminar con discursos como los que escuché en las conferencistas de un curso de feminismos que llevé en mi postgrado madrileño. En ellas, a muchos de los principales pensadores occidentales de todos los tiempos, desde Aristóteles hasta Freud, les encajaron sin miramientos el rótulo de misóginos (machistas).

Debo confesar que a mí tampoco me gustaban las bofetadas de Doña Florinda a Don Ramón, ni los cocachos de este al chavo, también puedo cuestionar las orejas de burro que le ponen a Valdez en la escuelita. Sin embargo, para juzgar ideológicamente la obra de chespirito no podemos limitarnos a subrayar los valores tradicionales de su tiempo que esta manifiesta. Al contrario, se trata de destacar sus elementos de vanguardia con los que se adelanta a su época.

Así pues, tratándose “El Chavo” de un programa setentero de la tierra de las rancheras y los charros, es notable que los personajes dominantes del reparto de la vecindad sean precisamente las mujeres: Doña Florinda, la del fuerte carácter, y la pícara Chilindrina que supera en astucia a los cándidos Chavo y Quico. Chespirito va mucho más allá con su personaje Marujita del programa “Los caquitos”. Marujita es nada menos que una prostituta cuya medio de vida no es cuestionado por los parroquianos del hotel quienes las integran a su círculo sin mayores prejuicios. Inclusive, el sargento Refugio (policía), que viene a representar la autoridad, se le declara en matrimonio en una célebre y enternecedora escena.

 

 CHIMOLTRUFIA Y MARUJITA

 

Volviendo a "El  Chavo”, junto con los cocachos y las bofetadas, se devanea también el llamado a la inclusión de los más necesitados, como cuando este niño pobre le genera a Don Ramón una crisis de sonambulismo pues le preocupa que no haya desayunado. Ocurre lo mismo cuando el Chavo se va a Acapulco porque El Señor Barriga, el bonachón dueño de la vecindad, se enternece al verlo quedarse solo y se lo lleva de vacaciones. Es este mismo propietario inmobiliario el que le perdona, una y mil veces, la renta a Don Ramón, viudo y desocupado que no ha podido recuperarse de la pérdida de su esposa y que dista de parecerse al típico “macho mexicano” que nunca se raja. Al contrario, chespirito muestra al hombre vulnerable, tierno, desprotegido y con ello rompe muchos de los estereotipos de la sociedad más machista de América Latina.

En fin, el arte es por el arte, si no me gustan los debates sobre la naturaleza “reaccionaria y antiindigenista” del criollismo, tampoco me agrada ponerme a desojarle las margaritas a un “difunto muerto que ya se murió” (de El Chapulín Colorado) y menos tomando la flor de uno de los arreglos que adorna sus exequias. Mejor, probemos si realmente nos hace reír con el link adjunto. https://www.youtube.com/watch?v=Ic9MAu28cwc

MI facebook

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Categoría: Política peruana
Publicado por: parodi.da
Visto: 39 veces

PUEDEN  COMPETIR EN EL 2016

LOS FRENTES DEL 2016

¿quiénes competirán en las próximas presidenciales? 

2014-11-30

Si estuviésemos en España, Estados Unidos o Chile ya sabríamos quienes serían los candidatos para las presidenciales de 2016. En la península, uno del PSOE y otro del PP; en Estados Unidos, uno demócrata y otro republicano, y en Chile uno de la Concertación de centro izquierda y otro de la Coalición de derecha.

Sin embargo, estamos en el Perú y aunque algunas cosas parecen claras otras no lo son tanto, al punto de que varios analistas están a la espera del outsider no sé si por convicción académica o para que los libre de su peor pesadilla: la segunda vuelta entre Alan García y Keiko Fujimori. Pero hagamos el ejercicio de deshojar margaritas y propongamos un escenario electoral de cuatro frentes para el 2016. Analicemos, además, las fortalezas y debilidades de cada uno de ellos.

1. El fujimorismo con Keiko Fujimori a la cabeza:

El fujimorismo es hoy el movimiento político nacional que cuenta con más adeptos o seguidores incondicionales. Esta lealtad, de naturaleza clientelar, se la ganó Alberto Fujimori a pulso durante su largo y autoritario gobierno (1990-2000). Lo hizo no sólo con el trabajo que realizó con los sectores urbano-marginales sino por el sello paternalista que le imprimió a sus políticas, de manera que quedó, ante millones de ciudadanos carentes de servicios básicos, como el gran dador de estos.

En esa línea de razonamiento, Keiko Fujimori es candidata de fuerza para alcanzar la segunda vuelta pero al mismo tiempo es también muy posible que la pierda por el altísimo anti-voto de su movimiento. Además, su casi nulo protagonismo estos años mantiene la incertidumbre sobre su verdadero liderazgo y sobre cuál será su desempeño durante la lid electoral.

2. El APRA, con Alan García a la cabeza:

Actualmente Alan García no lidera las encuestas y el Partido Aprista ya no le asegura un importante núcleo duro de electores como en el pasado. Sin embargo, Alan García tiene a su favor, ya no sólo su gran oratoria y su capacidad para leer acertadamente las coyunturas electorales, sino el activo de su buena segunda gestión gubernalmental.

Esta relucirá tanto o más al ser comparada con la presente que, en resumidas cuentas, ha frenado el crecimiento y dejado la sensación de desgobierno e improvisación en el manejo del Estado. De esta manera, para un importante sector del electorado, Alan García representará la experiencia y la seguridad de una buena gestión, ambas fortalezas que lo colocan en una posición muy interesante en el partidor electoral.

Para el APRA y García, el desafío está en competir en todos los sectores. Así pues, la propuesta del shock social de inversiones parece adecuada para obtener el apoyo de sufragantes más asociados con el Perú informal o de electorados mayormente pragmáticos y resultadistas. Por eso mismo, Alan García debe apuntar también al votante institucionalista, ese que está más interesado por la consolidación del orden democrático y sus instituciones.

García debe apurar el paso en ganar a este sector porque parece el escenario natural de desenvolvimiento de otros actores políticos, como los que están nucleándose alrededor de la candidatura de Gastón Acurio. A su favor, García puede explotar el hecho de no haber quebrado, ni intentado quebrar jamás el orden constitucional y apostar por el fortalecimiento de su partido, vía Congreso Nacional y elecciones internas que sus bases le reclaman.

Estas estrategias de campaña potenciarían la candidatura del líder del APRA con un perfil más institucional y fortalecerían la organización y moral del Partido de la Estrella. Estos dos elementos serán muy importantes en campaña, dada la demostrada capacidad de movilización que mantienen hasta hoy las bases de la nonagenaria Alianza Popular.

3. Frente de Centro-Izquierda con Gastón Acurio a la cabeza:

A diferencia de las otras dos, esta candidatura es aún especulativa, aunque es verdad que viene siendo alentada tanto por Acción Popular como por los sectores de la izquierda nucleados alrededor de la aún alcaldesa Susana Villarán. Estos últimos están deseosos de encontrar un candidato que les permita mantener sus espacios en el Estado bajo el viejo y cómodo esquema de no presentar lista propia y de abdicar del desafío de articular una propuesta política seria para el país.

Una cuestión importante es saber a quién más podrá aglutinar el susodicho Frente pues de lanzarse PPK, con o sin el PPC, ambos postulantes competirían por el mismo universo de votantes a pesar de situarse el último unos pasos más a la derecha. No olvidemos que Gastón es empresario y que su perfil puede resultarle también grato a la derecha del espectro electoral institucionalista. Ello no le niega al chef la posibilidad de sintonizar con una parte del electorado pragmático que verá en él a un emprendedor.

La debilidad de Gastón Acurio es su nula trayectoria política que hará que los votantes se pregunten sobre su real capacidad de conducir los rumbos de un país en extremo complicado como el nuestro.

4. Alianza Partido Nacionalista-Perú Posible con un candidato por definir a la cabeza:

Esta alianza sería la cuarta en discordias y la que presenta menores posibilidades de triunfo pues de algún modo el nacionalismo, al menos el de Ollanta Humala, ha perdido la mayor parte de su caudal electoral debido a su viraje a ninguna parte. Humala abandonó absolutamente sus posiciones etno-caceristas y hoy presenta la imagen de un gobernante sin norte claro, más allá de mal administrar el piloto automático y la senda de crecimiento que le legaron las gestiones que lo antecedieron. Se le suma la incertidumbre respecto de los recientes destapes de corrupción asociados a personajes tales como Martín Belaúnde u Óscar López Meneses.

Los candidatos de esta alianza podrían ser 3: Alejandro Toledo, que algo mantiene de su carisma popular; Daniel Urresti cuyo discurso simple de la seguridad y su estilo directo podrían ser más efectivos de lo que parecen y la actual presidenta del Consejo de Ministros Ana Jara, de perfil más político que Urresti, pero visiblemente menos popular.

No he incluido ni al nacionalismo, ni a Perú Posible en la tercera opción, porque no creo que Gastón Acurio y el núcleo que lo rodea tengan mayor interés en ampliar su alianza a sectores políticos que, por cuestionados, tenderían más a restarle votos que a sumárselos.

En fin, en las líneas anteriores he intentado presentar un esquema inicial de los posibles frentes que competirán en las próximas presidenciales. He utilizado también los conceptos de electorado pragmático e institucionalista para definir dos tendencias muy generales que aceptan mil y un matices y combinaciones en el plano de los votantes a nivel nacional, tanto como al interior de cada alianza propuesta. En todo caso, se trata de identificar la ubicación de las piezas al inicio de la partida y de dejar algunas pautas para el análisis de sus posteriores movimientos.

Mi cuenta en facebook

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Publicado por: parodi.da
Visto: 98 veces

 

20141130-manual_escolar.jpg

Manual pionero

LA HAYA EN LA ESCUELA

“Este Acontecimiento histórico nos brinda una oportunidad privilegiada para comprender la importancia de las decisiones que tomamos como Estado y la conveniencia de resolver pacíficamente las controversias. (…) Permitirá a nuestros estudiantes reflexionar acerca de un asunto público de interés nacional que contribuye a la unidad entre peruanos y a una convivencia pacífica entre países vecinos”. (Introducción del manual)

El Ministerio de Educación del Perú, con la asesoría de su homólogo de Relaciones Exteriores, acaba de publicar el manual de “Orientaciones para el tratamiento pedagógico del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el Diferendo de Delimitación Marítima entre el Perú y Chile”.

 Por dos razones este manual representa un hito en la enseñanza de la Historia del Perú. La primera, porque permitirá la difusión de un acontecimiento positivo de nuestro pasado, tanto por el resultado obtenido como por la comprensión de la importancia de mantener políticas de Estado que abarquen varios gobiernos. La segunda, porque aborda la relación peruano-chilena desde un enfoque integracionista, lo cual resulta en un esfuerzo absolutamente pionero en el nivel de la educación escolar.

 Recuérdese, que tanto en el Perú como en Chile, los textos escolares aún insisten en el estudio de la Guerra del Pacífico como solitario evento binacional. Por esta razón, el discurso histórico, a un lado y otro del Punto Concordia, recoge todavía una retórica nacionalista que debe revisarse. Es en esa línea que he propuesto la recuperación de acontecimientos históricos positivos entre ambos países, tanto como la aplicación de una política de reconciliación para cerrar la herida que dejó en la sociedad peruana aquel infausto acontecimiento.

Un aspecto importantísimo del referido manual es que presenta recomendaciones para los profesores de las áreas de Historia, Geografía y Economía, y de Formación Ciudadana y Cívica, para luego desarrollar sus respectivas unidades didácticas. De esta manera, es esperable obtener como resultado a jóvenes con una idea más clara de lo importantes que son las políticas de Estado para el desarrollo del país y a futuras generaciones que carguen una mochila menos pesada respecto de su concepto del país vecino.

 El siguiente paso tiene que ser la reconciliación, el reconocimiento –amistoso y no humillante- de los excesos de un pasado que no volverá y la elaboración de unidades didácticas binacionales que contengan episodios positivos de nuestra historia como lo fueron la Guerra contra España de 1864-66 y el recorrido en procesión, por las calles de Santiago, del Señor de los Milagros. Así peruanos y chilenos lograremos mirarnos con ojos del siglo XXI.

Mi página en facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Publicado por: parodi.da
Visto: 145 veces

Evo Morales

¿Y BOLIVIA-MAR?

¿Debemos integrarnos con Bolivia? Aquí un ensayo de respuesta

2014-11-02

La reelección de Evo Morales en Bolivia obliga a revisar la relación binacional y evaluar los benefi­cios futuros que puede ofrecerles a ambos países. La clave está en el des­plazamiento de Morales hacia el centro político a través de una estrategia mixta que combina los beneficios de las inver­siones extranjeras con un Estado que negocia fuertemente el aumento de sus utilidades.

Este es el caso de los hidrocarburos en los que el retorno para Bolivia es del 50%, cuyos YPFB (Yacimientos petro­líferos fiscales bolivianos) han logrado contratos de venta del gas con Argenti­na y Chile altamente superiores que los suscritos anteriormente por la Henry Hub de USA. El resultado de esta políti­ca es un vertiginoso crecimiento de las reservas bolivianas que hoy superan los 30.000 millones de dólares frente a los 65.000 millones del Perú.

Partiendo de estos presupuestos, el Perú debe potenciar el vínculo con el vecino altiplánico concretando dos proyectos fundamentales: el Protoco­lo Complementario de Ilo de 2010 y el Ferrocarril Santos-Ilo. El primero de ambos -que comúnmente llamamos Bo­liviamar- consiste en otorgar a Bolivia una zona franca comercial, industrial y turística en las costas de Ilo. Cabe seña­lar que en 2013 se retiraron del Protoco­lo algunos contenidos controversiales como la construcción en la zona de un anexo de la escuela naval boliviana con lo que parece allanado el camino hacia su suscripción definitiva. El segundo es un emprendimiento de la China Har­bour Engineering Company que quiere unir los puertos de Santos en Brasil e Ilo en Perú con un impresionante ferroca­rril que atravesará Bolivia.

Con ambos proyectos funcionando, el 95% del comercio de la pujante Boli­via saldrá al Pacífico por el Perú con el subsecuente beneficio económico y po­sicionamiento regional de nuestro país, además de la interconexión directa con Brasil.

EL FACTOR EVO

Si Evo Morales es el puntal de la re­cuperación económica boliviana, tam­bién es el principal obstáculo para la concreción de estos proyectos. Calificar de “lacayos del imperialismo” a los Pre­sidentes de la Alianza del Pacífico, entre ellos al peruano, no favorece el avance de las negociaciones. Ya en el pasado sus excesos verbales incomodaron a nues­tras autoridades políticas, por lo que, por paradójico que parezca, el éxito de la integración se supedita a que Morales se muestre respetuoso con países cuyos modelos económicos y de sociedad son diferentes al suyo.

La integración peruano-boliviana es un viejo anhelo que hoy cuenta con masa crítica suficiente para llevarse a cabo; por ello es impostergable realizar una utopía que traerá prosperidad y desarrollo a dos pueblos hermanados desde siempre.

Daniel Parodi Revoredo

Mi facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Categoría: Aprismo
Publicado por: parodi.da
Visto: 162 veces

Dos veces Presidente Alan García Pérez

Alan, el republicano

A diferencia de otros líderes de la región y el país, Alan García se ciñe a las reglas del juego democráticas. Es hora de reconocérselo.

2014-11-06

En la América Latina contemporánea no es la dictadura militar el cáncer de la democracia, como lo fue durante el siglo XX: el cáncer es el caudillismo populista. En ocasiones, se trata de líderes providenciales que traspasan la línea dictatorial como Chávez y Maduro en Venezuela, y antes Fujimori en el Perú. En otros casos, se limitan a modificar la Constitución a través de congresos sumisos para así perpetuarse en el poder, como Rafael Correa. Finalmente, está la modalidad que he llamado de la “picardía criolla”, concepto muy usado en Argentina y será por ello que a la pareja Kirchner se le ocurrió la “brillante idea” de alternarse en el poder para saltarse la Constitución y, una vez más, entornillarse en él. 

Fue esta última modalidad la que quiso aplicar en el Perú la actual pareja presidencial la que, anonadada por el aluvional respaldo popular con el que contaba al iniciar su mandato, urdió su estrategia reeleccionista y comenzó a otorgarle a la Primera Dama un presupuesto y protagonismo inmensos. En simultáneo, la Comisión Tejada se ocupaba de la contraparte del proyecto: inhabilitar políticamente al ex-presidente Alan García que ya entonces aparecía como favorito para ganar las presidenciales del 2016 y aguar la caudillesca aventura oficialista.

Sin embargo, la oportuna intervención de Contraloría que observó que los gastos de la Primera Dama superaban a los del mismísimo Presidente (tanto como su exposición pública) y el contraataque de colectivos y parlamentarios apristas bajo la efectiva consigna de “no a la reelección conyugal” bastó para activar la reserva republicana del país y movilizar otros sectores en contra del autoritario e ilegal proyecto. Por el otro lado, el trabajo de la Comisión Tejada obtuvo como único y discutible resultado magullar la imagen del líder aprista tras exponerlo por años a una investigación con una evidente direccionalidad política, aunque hay quienes dicen que, más bien, le hicieron un favor al convertirlo en protagonista de un quinquenio ajeno.

Cuando flanqueamos el último cuarto del gobierno nacionalista, el verdadero resultado de su fallida aventura caudillista es el de un pésimo gobierno que ha frenado el crecimiento económico, que no logró mejorar la calidad de vida de los peruanos y que ha permitido que el sicariato y la delincuencia se conviertan en flagelos tan grandes como los del terrorismo ochentero. El Estado central está perdiendo inexorablemente el control del país que avanza a paso firme a su ”mexicanización”: esto es lo que nos va dejando una gestión que sólo se preocupó por perennizarse en el poder y que ahora liberaliza irresponsablemente el gasto público cuando nuestras reservas están descendiendo, quizá jugándose una última carta reeleccionista que aún no ha puesto sobre la mesa.

Y bien, a Alan García le dijeron de todo; sus detractores le dicen todo lo que no le dicen ni a Alejandro Toledo, ni al propio Ollanta Humala, suegras, belaúndes y orellanas incluidos. También le cuestionan sus reiteradas postulaciones a la presidencia a pesar de que todas ellas se ajustaron a las reglas del juego democráticas. García tuvo un buen segundo gobierno, infinitamente superior al actual, y sin embargo no se le pasó por la cabeza cambiar constituciones, o torcer las reglas para perennizarse en el poder. García no direccionó ninguna investigación congresal para inhabilitar al hoy Presidente aunque en ese entonces asomaba como la amenaza de introducir al Perú en la órbita chavista.

Alan García podrá postular por cuarta vez a la presidencia pero lo hará de acuerdo con la Constitución. Más bien, su imagen republicana se verá potenciada si conduce al APRA –partido que Haya fundó para construir la democracia en el Perú- a su fortalecimiento institucional. Para ciertos sectores es casi pecaminoso subrayar lo positivo de García, pero ya es hora de reconocer que nuestro desfalleciente republicanismo le debe a él y a su partido la legitimidad de nuestra próxima alternancia gubernamental tanto como tumbarse un inconstitucional proyecto reeleccionista. Téngalo en cuenta sus detractores, sobre todo aquellos que se rasgan las vestiduras clamando por el fortalecimiento de los partidos políticos y de la institucionalidad democrática.

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14
Daniel Parodi Revoredo
Categoría: Aprismo
Publicado por: parodi.da
Visto: 128 veces

Víctor Raúl Haya de la Torre

HAYA Y EL FIN DEL SOCIALISMO

Fundador del APRA vaticinó caída del bloque soviético antes de la construcción del muro de Berlín

2014-11-09

Alboreando la década de 1990, Hugo Neira escribió que a Haya de la Torre no le hubiese sorprendido la caída del Muro de Berlín, ni la debacle del socialismo soviético y no le faltó razón. Ya en 1927, en Bruselas, Haya se negó a firmar el manifiesto de la Tercera Internacional Socialista y un año después debatiría con Mariátegui sobre la revolución y sus partícipes. Para el político trujillano, las clases medias debían formar un frente junto con obreros y campesinos para alcanzar la revolución democrática. Para el intelectual moqueguano, en cambio, las clases medias debían desaparecer como consecuencia natural de una sociedad sin clases, por consiguiente, quedaban al margen de la revolución socialista.

El primer periplo de Haya por Europa, como consecuencia de su exilio en 1924, lo convenció de que el socialismo podía ser eventualmente un camino para la URSS y Europa pero no para América Latina. Pensaba Víctor Raúl que nuestro continente debía seguir su propia senda hacia el desarrollo y la justicia social. Decía que Indoamérica, del capitalismo, sólo conocía su fase imperialista, exteriorizada en el Perú a través de la abusiva presencia del capital norteamericano durante el Oncenio de Leguía.

Haya creía que la meta para América Latina era desarrollar el capitalismo para lo que resultaban imprescindibles las inversiones y tecnologías de las potencias. Entonces planteó la unión política indoamericana para poder negociar de igual a igual con USA. Sin embargo, en su segunda visita al viejo continente, en la década de 1950, como exiliado de Odría, Haya observó el nacimiento de la Unión Europea a través de la comunidad del acero y el carbón.

Por ello escribió entonces que la integración de los pueblos debía partir, más bien, de una base económica. También en esa década vaticinó la caída del socialismo , señalando que, de acuerdo con el principio de la “negación de la negación”, el experimento soviético también sería superado. En tiempos en que la teoría buscaba imponerse a la realidad, Haya apostaba por el cambio y escribió que las políticas de hoy no serían nada en 100 años: certera sentencia contra el determinismo ideológico.

Décadas después de que Haya vaticinase el fin del socialismo, cayó el muro de Berlín. Por ello hoy es de consenso que nuestros países deben conformar foros económicos para integrarse a la globalización y negociar en pie de igualdad con los poderes económicos transnacionales. Así podremos obtener la tecnología y capitales para alcanzar el desarrollo. La conmemoración de los 25 años de la caída del muro de Berlín debe servirnos para ubicar en el lugar que le corresponde al pensador político peruano más lúcido y brillante del siglo XX.

Mi página en facebook

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14