Archivo de la categoría: Política peruana

New category

Las Joyas de Nadine

 

Primera Dama Nadine Heredia

LAS JOYAS DE NADINE

¿Serviría de algo que alce la voz y me ponga a tono con el actual despelote de la política nacional? Estamos tan sumergidos en la mediocridad de algunos comunicadores/as estridentes que no alcanzamos a ver el horizonte. Este refleja una encarnizada lucha por posicionar el siguiente escándalo, la siguiente denuncia, mi denuncia, para así arrinconar a mi contrincante y fortalecer mi posición. Así está planteada la partida de ajedrez.

El problema es que hemos convertido lo que debería ser una dimensión de la política en toda la política y no existe debate más allá del escándalo de turno. Los medios, claro, se frotan las manos. De un lado tenemos a Nadine vapuleada entre la frivolidad de las joyas y sus cuentas en Europa, y, de la otra, la final de Esto es Guerra, Combate o alguna que otra franquicia que consume masivamente la audiencia nacional.

Si me preguntan si Nadine es responsable, mi respuesta es un sí rotundo. No sé si de las joyas y cuentas; es más, he llegado a sospechar que todo aquello no es más que una “cortina de humo del mal menor”; mientras ven la forma de callar a Martín Belaúnde, que recién declaró, no dijo nada y casi nadie se enteró.

Pero Nadine es responsable del ruido político, del bumerang que lanzó y ha regresado con violencia en contra de ella. Del evidente afán – ya abortado- de postularse en 2016 y de la persecución contra Alan García, supuestamente el rival a vencer. Y, en el camino, de convertir nuestra política en el vertedero que es ahora y que, coyunturalmente, ella protagoniza.

Por eso no somos más que una ruleta del escándalo, un pérfido péndulo que una vez alcanza a los unos y otra a los otros. Somos la fallida aventura caudillezca que una vez inició la Primera Dama junto a su esposo y no al revés; somos la exacta medida de la mediocridad de quienes nos gobiernan y los/las que se han alineado servilmente con ellos. Estos últimos son las verdaderas “joyas de Nadine”.

Quizá no estaría de más un pacto con la prensa seria para comenzar a discutir las cuestiones de fondo. Total, ellos ya se van, se nos vienen elecciones generales y tenemos muchos temas importantes que debatir. No nos equivoquemos, ni las “Joyas de Nadine”, ni “Esto es Guerra” nos van a hacer recuperar el camino del crecimiento y el desarrollo.

Twitter: @parodirevoredo

Página Historiador Daniel Parodi Revoredo

https://www.facebook.com/parodidaniel?ref=hl

Con o sin reelección

 

Avance de resultados de elecciones para presidentes regionales según boca de urna de Ipsos

informalidad y fragmentación son las características de los gobiernos regionales

Con o sin reelección

No sirve prohibir la reelección inmediata de autoridades regionales y alcaldes como recién se ha aprobado en el Congreso si no se fortalecen los partidos políticos. Expliquemos el tema. Los dos grandes errores de la bien intencionada ley de regionalización aprobada durante el gobierno de Alejandro Toledo (2002) fueron los siguientes:

En primer lugar, crear una región por departamento (24 en total) con la ilusa esperanza de que, posteriormente, estas renunciasen al poder recientemente adquirido para fusionarse con otras y crear demarcaciones políticas de mayor envergadura. El fracaso de esta intención se expresó en el referéndum de octubre de 2005 en el que la población rechazó abrumadoramente las 5 propuestas de unificar varias regiones en una sola. Por ello, lo que tenemos en el Perú, más que una regionalización, es una aguda fragmentación política.

En segundo lugar, la creación de las 24 regiones se dio apenas a dos años de superado el fujimorismo con todo lo que trajo de antipolítica y de crisis de los partidos políticos. Es decir, cuando no existía en el Perú una oferta medianamente aceptable de cuadros profesionales que pudiesen ejercer los nuevos cargos públicos con una mínima garantía de eficiencia.

De allí que son otros actores locales, más bien provenientes del sector informal, los que han copado los gobiernos regionales a través de centenares de movimientos provinciales y distritales que solo ejercen influencia en su propia jurisdicción.  En la mayoría de los casos, estos grupos reproducen prácticas clientelares de empoderamiento del entorno cercano y no cuentan con cuadros con la capacitación necesaria para el ejercicio de la función pública.

Ante este panorama ¿qué es lo que puede lograr por sí sola la no reelección de autoridades? Muy poco. A lo sumo que el grupo empoderado tenga que dejar la administración que ejerce para ser reemplazado por otro de similares características. En el peor de los casos, que el presidente regional saliente coloque a un paniaguado en el cargo para que él siga gobernando a la sombra.

Lo que el Perú necesita son cuadros profesionales formados en las universidades y capacitados por los partidos políticos para ejercer la función pública, pero los partidos hoy casi no existen y por eso requieren el financiamiento del estado. Si no logramos que la política nacional le ofrezca a la sociedad dirigentes capacitados y con conciencia de lo que significa servir a la comunidad, la relección o su prohibición, por si solas, no van a solucionar el problema.

Publicado hoy en Exitosa Diario

 http://www.larepublica.pe/columnistas/historia-presente-daniel-parodi/yo-no-te-espio-tu-si-me-espias-07-03-2015

Mi facebook:  https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Mi twitter: @parodirevoredo

» Leer más

2015 : ¿año del sentido común?

Sentido común para concluir dignamente

2015: ¿año del sentido común?

¿Qué gran reforma podría encabezar Ollanta Humala? Ninguna. A Hugo Chávez le tomó coraje, convicción e inventiva arruinar a Venezuela. Incluso arruinar las cosas requiere de algún talento”. (Alberto Vergara 2012)

Daniel Parodi Revoredo

En un artículo publicado en 2012, Alberto Vergara sugiere que gracias al “éxito” del modelo económico neoliberal de hace dos décadas, en los ministerios más importantes del país se enquistó una tecnocracia que es la que realmente gobierna  y define cómo se hacen las cosas. Para Vergara, el poder de esta tecnocracia se potencia gracias a la mediocridad de nuestra representación parlamentaria que ofrece un pobre contrapeso a la capacidad de iniciativa de un Poder Ejecutivo todopoderoso.

De esta manera, el modelo de administración engendrado por el fujimorismo se ha organizado para que nada se modifique, para que no sean posibles cambios estructurales y para permanecer inmutable al ruido político y a buen recaudo de cualquier aventura reformista.

Es por eso que, desde hace veinte años, la gestión de un gobernante se mide por su capacidad de administrar lo que hay y eventualmente mejorarlo. Allí se encuentra su margen de maniobra. Ello explica que el gobierno de Alejandro Toledo haya sido mejor que el de Ollanta Humala y que Alan García, con su apuesta por la inversión, la infraestructura y la reducción de la pobreza, haya superado largamente a los otros dos.

A mí no gusta el panorama que nos pinta Vergara (a él tampoco). Creo que el Perú necesita utopías y no solo administrar con aceptables estándares de calidad algunos sectores estratégicos. Creo imperativo formar al ciudadano peruano y forjar la clase política del mañana, provista de visión de futuro y capaz de construir un país que sepa quién es y qué república quiere ser (Hugo Neira dixit).

Pero si Ollanta Humala quiso ser reformista perdió demasiado tiempo en su vano empeño reeleccionista conyugal y en la guerra abierta que le declaró a sus adversarios. Humala, además, sólo tenía (tiene) tecnócratas, carecía de políticos, de operadores y, sobre todo, de estadistas.

Es por eso que al 2015 solo le queda ser el año del sentido común. El humor nacional no está para reformas tardías. Lo que necesitamos, más bien, es salir del ruido político. Para el año que comienza, al gobierno nacionalista le deseo la sapiencia para administrar adecuadamente lo actuado, afrontar con sobriedad las controversias y preparar el camino de una transferencia democrática modélica y transparente. El país se lo agradecerá.

Mi facebook:   https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Mi twitter: @parodirevoredo

Publicado hoy en Exitosa Diario

» Leer más

La Ruleta del Escándalo

 

LA RULETA DEL ESCÁNDALO

Daniel Parodi Revoredo

Hace más o menos un mes, el ministro de Justicia Daniel Figallo se encontraba contra las cuerdas. La razón: las declaraciones de la exprocuradora Yeni Vilcatoma quien denunció las presiones del alto funcionario para otorgarle al prófugo Martín Belaúnde la calidad de colaborador eficaz y así acabar con lo que, al día de hoy, es la peor pesadilla del gobierno.

De pronto, con la opinión pública dividida y el país absorto, surge una iniciativa legislativa con la aparente finalidad de formalizar el trabajo de los jóvenes entre 18 y 24 años. La Ley, que recorta sensiblemente sus beneficios laborales, llamó también la atención por su escaso sentido de la oportunidad: ¿por qué aprobar una medida controversial con el potencial de movilizar a los jóvenes en momentos de crisis política por la cuestión de Belaúnde y de Figallo?. De hecho, el resultado no fue otro sino el esperado: al día de hoy los colectivos juveniles ya han tomado tres veces las calles y algunos sectores están planteando ir a referéndum para bloquear la inoportuna iniciativa.

Cuando parecía que peor no cerrábamos el año, el cuestionado fiscal Carlos Ramos Heredia es suspendido seis meses por el CNM, a lo que aquel replica denunciando que ya se conoce el paradero del prófugo Martín Belaúnde. Horas después, el gobierno admite que Belaúnde está en Bolivia y un patético Daniel Urresti despide el 2014 diciéndole al país lo que ya nadie cree: que se están realizando esfuerzos para repatriar al prófugo amigo de la pareja presidencial. Y así la “ley pulpín” salió disparada de las primeras planas. El primero de enero de 2015, es otro el escándalo que acapara los titulares.

¿Casualidad o “ruleta del escándalo”?

Al finalizar estas líneas, me pregunto si esta seguidilla de destapes y desafortunadas iniciativas no evidencian la penosa estrategia de un gobierno decadente, cuyo último recurso para salir de un escándalo es fabricar  otro.  Así pues, a Figallo lo salvó la “ley pulpín”, mientras que el anuncio del paradero de Belaúnde mitiga las protestas juveniles.

La táctica de salir de una coyuntura creando otra es tan vieja como la política misma. Lo dramático es que, paradójicamente, el gobierno no cuente ya con más recursos que dispararse,  uno a uno, a los dedos de los pies para mantenerse erguido. Finalmente, Martín Belaúnde es una dura realidad que, psicosociales más o psicosociales menos, la pareja presidencial tendrá que afrontar tarde o temprano.

Publicado en Exitosa Diario, el domingo 4 de enero

Mi facebook:   https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Mi twitter: @parodirevoredo

» Leer más

CRUZANDO SALAVERRY. Para entender la ley de Mypes y compararla con la actual

LA LEY DE MYPES DE 2008 PERSEGUÍA UNA FINALIDAD MÁS ALTRUISTA

CRUZANDO SALAVERRY

Para entender la ley de Mypes y compararla con la actual

Al costado del cruce entre Salaverry y Pershing, en la esquina que ya le corresponde al distrito limeño de Jesús María, hay un pasaje con cuatro bodegas, dos peluquerías, dos lavanderías, un señor que repara artefactos eléctricos y una señora que es costurera. Esas bodegas cuentan con servicio delivery y atienden hasta los domingos.  

A veces los llamo para hacerles pedidos diversos: fideos, agua, jabón, lo que haga falta, en realidad es un gran servicio, creo que somos el único país del mundo que lo tiene, ve tú a Europa a ver qué bodega, que en muchos casos ya ni existen, te lleva las cosas a tu casa, solo existen grandes cadenas y mejor guarda pan para el domingo.

Alberto es el nombre de un señor de unos sesenta años que hace el delivery en una de esas bodeguitas; le pregunté si era pariente de los dueños y me dijo que no, que él trabaja nomás; que hace los mandados; le pregunté cuánto gana, poco me dijo, casi propinas; le pregunté si firmaba planillas, si tenía beneficios y seguro; nada me dijo, así nomás trabajo.

Es para combatir situaciones como esta que el 2008 el gobierno de Alan García aprobó la ley de MYPES pensada para empresas de menos de 10 trabajadores que realmente no podían pagarles todos sus beneficios. No pensemos sólo en las bodegas (algunas ganan mucho dinero y abusan de sus empleados), pensemos si esa costurera tiene una ayudante; o en un textilero joven de Gamarra, que ajustadamente ha comprado dos máquinas y que opera una él y para la otra requiere la asistencia de otro trabajador. Porque como esos hay cientos de miles de casos en el Perú que constituyen el gran porcentaje del trabajo informal. Por cierto, la ley de MYPES de 2008 no establece ninguna reducción de beneficios en base a la edad del trabajador.

Muy diferente es el caso de Kentucky Fried Ckicken, o de las azucareras de los grupos Gloria y Wong en el norte del Perú, o de las mineras formales que operan en el país (mucho peor son las informales por supuesto). Y es que la ley recientemente aprobada, y que reduce los beneficios laborales a los jóvenes entre 18 y 24 años, no está pensada para Alberto, el mandadero de la bodega del cruce de Salaverry y Pershing que ya pasó los sesenta, ni para el operario del mini-empresario textil. De hecho, todos ellos ya cuentan con la ley de las MYPES, ellos no necesitan esta nueva ley para formalizarse, lo que necesitan es la fiscalización del Ministerio de Trabajo para que la ley se cumpla.

No, no es así. La nueva ley está pensada para que Kentucky y Wong contraten jóvenes baratos, para que reduzcan costos y aumenten sus ganancias. Quien sabe y la causa sea racional. Talvez el frenazo del país requiera aumentar la capitalización de la gran empresa para promover una mayor reinversión y mover la economía. Pero de ser el caso es justo que le hablen con sinceridad al país y que se lo consulten previamente.

Mientras tanto, los jóvenes han convocado otra movilización para hoy lunes y el ruido e inestabilidad políticos ensombrecen el horizonte económico del 2015. El gobierno debería pensárselo bien y adoptar, mejor, una postura sensata de transición democrática, que el momento de la gran transformación se le pasó hace rato.

Publicado en Diario La República el 22 de diciembre de 2014

http://www.larepublica.pe/columnistas/palabras-esdrujulas/para-entender-la-ley-de-mypes-22-12-2014

Mi facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Twitter: @parodirevoredo

» Leer más

Sinrazones de la ‘Ley Pulpín’

JÓVENES MARCHARÁN EN TODO EL PAÍS,

SINRAZONES DE LA “LEY PULPÍN”

 

Si me dices que se justifica el nuevo régimen de trabajo juvenil porque en el Perú los beneficios laborales son muy altos, yo te responderé que los salarios son lo suficientemente bajos como para compensar la situación. Máxime si comparamos nuestro sueldo mínimo de 267$, frente a los 314 de Brasil o los 420 de Chile.

Si me dices que se justifica para formalizar al sector informal; yo te responderé que hace años existe una ley especial para las MYPES (similar al proyecto actual). Ella se creó para que la gran mayoría del sector informal, pequeños y microempresarios, pudiese formalizarse, considerándose su mucho menor margen de ganancias.

Luego, si me dices que frente al sector informal, que no paga absolutamente nada, el sector formal es caro; te responderé que claro que lo es, porque siempre será más barato no pagar ningún beneficio. Por eso me pregunto si todo esto trata simplemente de reducirle sus derechos a los jóvenes porque luego existe la alternativa de contratar en negro. Más bien, yo creo que esto pasa por un tema de civismo, de cultura tributaria, y por la fiscalización del Ministerio de Trabajo al sector informal.

Lo que aquí realmente está en juego es que el nacionalismo ha frenado tanto la economía del país -este año solo creceremos 2.3%- que ahora se requiere liberar capitales del empresariado para aumentar sus excedentes y reinvertirlos en sacarnos de la crisis. Esta ley no está hecha para reducir el empleo informal sino para reducir los costos de la mediana y gran empresa. Es desde allí de donde proviene su lobby.

El sentido de la oportunidad

Más allá de las razones o sinrazones de esta ley y su carácter antipopular (hay leyes antipopulares pero necesarias), me preocupa la actual coyuntura. Con Belaúnde Lossio que no aparece y Yeni Vilcatoma anunciando nuevos destapes ¿a qué escenario podría conducirnos una masiva movilización juvenil acompañada de poderosos virales saturando las redes?

Si fuese que el frenazo de la economía peruana amerita recapitalizar la mediana y gran empresa reduciendo los beneficios del trabajador joven  (porque de eso estamos hablando y no de formalizar a los informales), entonces es pertinente que el próximo gobierno tome al toro por las astas y le diga con franqueza al país lo que está pasando.

Pero un gobierno de salida, con poca credibilidad y argumentos falaces, no puede asumir este desafío sin exponer la mismísima gobernabilidad del país. Por ello espero que el sentido común prevalezca en quienes toman las decisiones que nos afectan a todos. A estas alturas del partido, los peruanos no nos merecemos menos que eso.

Mi facebook: https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

Twitter: @parodirevoredo

Publicado en La Mula el 18 de diciembre de 2014

» Leer más

¿Jóvenes a la obra o a las calles?

MÁS ALLÁ DE ARBITRARIA, LA LEY ES  INOPORTUNA

“¿JÓVENES A LA OBRA O A LAS CALLES?”

Hace unos días escuché al Ministro de Economía Alonso Segura señalar que la mano de obra peruana es la más cara del mundo. Primera noticia, yo pensaba que en Alemania, Francia o USA se pagaba mucho más; también pensaba que a través de los services muchos se evaden indebidamente de pagar derechos laborales en nuestro país. En resumidas cuentas, pensaba que el Perú, ni de lejos, era el que nos pinta Segura.

En todo caso, talvez los economistas más enterados en el tema puedan brindarnos algunas luces porque, o somos un país dónde el sueldo mínimo es buenísimo y todo el mundo vive feliz, o sencillamente alguien trata de mandarnos directo al desvío y sin la más mínima consideración.

Claro que la reducción de beneficios a los jóvenes hasta 24 años es una cuestión de justicia o, mejor dicho, de injusticia, pero también trae consigo cuestiones prácticas que, evidentemente, los promotores de la norma sí se han planteado. Una de ellas es que las empresas van a preferir contratar al sector más joven del mercado laboral en desmedro del resto; de suerte que tendremos como resultado el despido cuasi masivo de empleados de más de 24 años o la generalizada renegociación de sus ingresos para nivelarlos, a la baja, con los que pasarán a cobrar menos.

Así que aquí nos perjudicamos todos, el menor de 24 años porque se queda sin beneficios y el mayor porque se queda sin trabajo o le disminuyen los ingresos dado que el empleador siempre tendrá la posibilidad de presionarlo con la contratación de alguien más joven. Tremendo lío, sin considerar que se les niega a los menores de 24 inclusive la asignación familiar. ¿No conoce el gobierno las estadísticas de la paternidad joven en nuestro país?

Torpeza política

¿Tan mal está nuestra economía que, en medio de una fuerte crisis política, se lanza una medida tan arbitraria y antipopular? Me lo he preguntado porque parece un nuevo disparo a los pies una disposición así cuando la gente ya está bastante caliente con Belaúnde Lossio todavía suelto en plaza. Por eso se me hace un errado cálculo político la nueva norma que contiene la explosiva capacidad de movilizar precisamente al sector de la ciudadanía más movilizable; es decir, los jóvenes.

La yapa: los de la CGTP señalan que esta ley es inconstitucional pues el artículo 25 de la Constitución consagra el derecho a la igualdad de oportunidades. ¿No sabe el gobierno que el ruido político también ahuyenta la inversión y el normal desenvolvimiento de la economía? porque de otra manera no entiendo tanto disparate.

 Publicado en La Mula el 16 de diciembre de 2014
Mi facebook, https://www.facebook.com/daniel.parodi.14
Mi twitter: @parodirevoredo

» Leer más

El Mundo de la Fantasia

Ministro Daniel Figallo

El Mundo de la Fantasía

Daniel Parodi Revoredo

En el Perú la corrupción es casi una subcultura, esa del “cómo es”, del “cuando hay” y la de su amigo más mediocre, el “ya fue” que hace que se pierdan las mejores causas por no lucharlas hasta el final; ¡qué irritante esa  actitud de resignación anticipada! Y tan cierto es que se trata de una subcultura, cómo que hasta ahora nadie en nuestra política, y al decir nadie digo nadie, la combate frontalmente.

Esta introducción me sirve para analizar la confrontación entre el Ministro Daniel Figallo y la ex-procuradora Yeni Vilcatoma. He escuchado con atención todos los audios hasta ahora difundidos; he leído diferentes opiniones sobre el asunto, incluso la de Ricardo Vásquez Kunze que llama loca y desvariada a la ex-funcionaria.

¡Qué fácil es!, así tan tranquilo, sentado frente a una PC como lo estoy yo, ofender a David cuando se defiende de Goliat. Y es que no he podido sino pensar en la fábula bíblica cuando escucho al titular de justicia asediar por el flanco derecho, el izquierdo, desde arriba, por abajo y por los costados a una señora muy digna que se defiende como puede y que cuando le dice a aquel que el Ministerio Público es independiente, él le responde risueño: “tú estás en el mundo de la fantasía”.

No sé si para ustedes no es suficiente, pero para mí, que me aprendí la lección de Montesquieu (ese que hablaba de la división de los poderes), sí lo es. Por eso espero que el domingo, cuando lean esta nota, Daniel Figallo ya no sea el Ministro de Justicia del Perú.

Mi cuenta en facebook

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

» Leer más

Los frentes del 2016

PUEDEN  COMPETIR EN EL 2016

LOS FRENTES DEL 2016

¿quiénes competirán en las próximas presidenciales? 

2014-11-30

Si estuviésemos en España, Estados Unidos o Chile ya sabríamos quienes serían los candidatos para las presidenciales de 2016. En la península, uno del PSOE y otro del PP; en Estados Unidos, uno demócrata y otro republicano, y en Chile uno de la Concertación de centro izquierda y otro de la Coalición de derecha.

Sin embargo, estamos en el Perú y aunque algunas cosas parecen claras otras no lo son tanto, al punto de que varios analistas están a la espera del outsider no sé si por convicción académica o para que los libre de su peor pesadilla: la segunda vuelta entre Alan García y Keiko Fujimori. Pero hagamos el ejercicio de deshojar margaritas y propongamos un escenario electoral de cuatro frentes para el 2016. Analicemos, además, las fortalezas y debilidades de cada uno de ellos.

1. El fujimorismo con Keiko Fujimori a la cabeza:

El fujimorismo es hoy el movimiento político nacional que cuenta con más adeptos o seguidores incondicionales. Esta lealtad, de naturaleza clientelar, se la ganó Alberto Fujimori a pulso durante su largo y autoritario gobierno (1990-2000). Lo hizo no sólo con el trabajo que realizó con los sectores urbano-marginales sino por el sello paternalista que le imprimió a sus políticas, de manera que quedó, ante millones de ciudadanos carentes de servicios básicos, como el gran dador de estos.

En esa línea de razonamiento, Keiko Fujimori es candidata de fuerza para alcanzar la segunda vuelta pero al mismo tiempo es también muy posible que la pierda por el altísimo anti-voto de su movimiento. Además, su casi nulo protagonismo estos años mantiene la incertidumbre sobre su verdadero liderazgo y sobre cuál será su desempeño durante la lid electoral.

2. El APRA, con Alan García a la cabeza:

Actualmente Alan García no lidera las encuestas y el Partido Aprista ya no le asegura un importante núcleo duro de electores como en el pasado. Sin embargo, Alan García tiene a su favor, ya no sólo su gran oratoria y su capacidad para leer acertadamente las coyunturas electorales, sino el activo de su buena segunda gestión gubernalmental.

Esta relucirá tanto o más al ser comparada con la presente que, en resumidas cuentas, ha frenado el crecimiento y dejado la sensación de desgobierno e improvisación en el manejo del Estado. De esta manera, para un importante sector del electorado, Alan García representará la experiencia y la seguridad de una buena gestión, ambas fortalezas que lo colocan en una posición muy interesante en el partidor electoral.

Para el APRA y García, el desafío está en competir en todos los sectores. Así pues, la propuesta del shock social de inversiones parece adecuada para obtener el apoyo de sufragantes más asociados con el Perú informal o de electorados mayormente pragmáticos y resultadistas. Por eso mismo, Alan García debe apuntar también al votante institucionalista, ese que está más interesado por la consolidación del orden democrático y sus instituciones.

García debe apurar el paso en ganar a este sector porque parece el escenario natural de desenvolvimiento de otros actores políticos, como los que están nucleándose alrededor de la candidatura de Gastón Acurio. A su favor, García puede explotar el hecho de no haber quebrado, ni intentado quebrar jamás el orden constitucional y apostar por el fortalecimiento de su partido, vía Congreso Nacional y elecciones internas que sus bases le reclaman.

Estas estrategias de campaña potenciarían la candidatura del líder del APRA con un perfil más institucional y fortalecerían la organización y moral del Partido de la Estrella. Estos dos elementos serán muy importantes en campaña, dada la demostrada capacidad de movilización que mantienen hasta hoy las bases de la nonagenaria Alianza Popular.

3. Frente de Centro-Izquierda con Gastón Acurio a la cabeza:

A diferencia de las otras dos, esta candidatura es aún especulativa, aunque es verdad que viene siendo alentada tanto por Acción Popular como por los sectores de la izquierda nucleados alrededor de la aún alcaldesa Susana Villarán. Estos últimos están deseosos de encontrar un candidato que les permita mantener sus espacios en el Estado bajo el viejo y cómodo esquema de no presentar lista propia y de abdicar del desafío de articular una propuesta política seria para el país.

Una cuestión importante es saber a quién más podrá aglutinar el susodicho Frente pues de lanzarse PPK, con o sin el PPC, ambos postulantes competirían por el mismo universo de votantes a pesar de situarse el último unos pasos más a la derecha. No olvidemos que Gastón es empresario y que su perfil puede resultarle también grato a la derecha del espectro electoral institucionalista. Ello no le niega al chef la posibilidad de sintonizar con una parte del electorado pragmático que verá en él a un emprendedor.

La debilidad de Gastón Acurio es su nula trayectoria política que hará que los votantes se pregunten sobre su real capacidad de conducir los rumbos de un país en extremo complicado como el nuestro.

4. Alianza Partido Nacionalista-Perú Posible con un candidato por definir a la cabeza:

Esta alianza sería la cuarta en discordias y la que presenta menores posibilidades de triunfo pues de algún modo el nacionalismo, al menos el de Ollanta Humala, ha perdido la mayor parte de su caudal electoral debido a su viraje a ninguna parte. Humala abandonó absolutamente sus posiciones etno-caceristas y hoy presenta la imagen de un gobernante sin norte claro, más allá de mal administrar el piloto automático y la senda de crecimiento que le legaron las gestiones que lo antecedieron. Se le suma la incertidumbre respecto de los recientes destapes de corrupción asociados a personajes tales como Martín Belaúnde u Óscar López Meneses.

Los candidatos de esta alianza podrían ser 3: Alejandro Toledo, que algo mantiene de su carisma popular; Daniel Urresti cuyo discurso simple de la seguridad y su estilo directo podrían ser más efectivos de lo que parecen y la actual presidenta del Consejo de Ministros Ana Jara, de perfil más político que Urresti, pero visiblemente menos popular.

No he incluido ni al nacionalismo, ni a Perú Posible en la tercera opción, porque no creo que Gastón Acurio y el núcleo que lo rodea tengan mayor interés en ampliar su alianza a sectores políticos que, por cuestionados, tenderían más a restarle votos que a sumárselos.

En fin, en las líneas anteriores he intentado presentar un esquema inicial de los posibles frentes que competirán en las próximas presidenciales. He utilizado también los conceptos de electorado pragmático e institucionalista para definir dos tendencias muy generales que aceptan mil y un matices y combinaciones en el plano de los votantes a nivel nacional, tanto como al interior de cada alianza propuesta. En todo caso, se trata de identificar la ubicación de las piezas al inicio de la partida y de dejar algunas pautas para el análisis de sus posteriores movimientos.

Mi cuenta en facebook

https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

» Leer más

Orellana: claroscuros de una victoria táctica

Rodolfo Orellana tras su captura en Colombia

ORELLANA: claroscuros de una victoria táctica

2014-11-16

La captura de Rodolfo Orellana y su hermana constituye la más importante victoria política del nacionalismo en lo que va de su gestión. Arrinconado por sus malos resultados económicos y los escándalos de López Meneses y Belaúnde Lossio; un exitoso operativo oficial triangulado entre las policías de Perú, de Colombia y la DEA era lo que le hacía falta al gobierno para sacudirse de su mala racha.  

De hecho, las felicitaciones que han llegado desde el fujimorismo (Martha Chávez), el reconocimiento a regañadientes del APRA (Mauricio Mulder) y la congratulación de la embajada de Estados Unidos en el Perú extienden la línea de crédito del gobierno por un tiempo más. Bien administrada la oportunidad, el nacionalismo podría reducir la imagen de corrupto que venía labrándose a pulso con tanto destape sin resolver.

Pero al mismo tiempo, el cobarde asesinato del joven practicante de periodismo Fernando Raymondi en Cañete nos vuelve a la realidad de un país que los últimos años ha perdido harto terreno frente a la delincuencia y el crimen organizado; tanto como a la de un Estado que retrocede día a día ante el centrifuguismo regional a veces vinculado –y lo digo claramente: “a veces”- con ese crimen organizado que refiero.

Ciertamente, el Perú de hoy no es el que el Presidente Humala recibió en 2011; lo bueno que le fue heredado, como el crecimiento económico y de la inversión se ha descontinuado, mientras que los pendientes como avanzar en la reforma del Estado sencillamente no han formado parte de la agenda política. El resultado es un país en el que ya asoma la nube de la aventura autoritaria para “reestablecer el orden”, lo que no sabemos es si dicha aventura adoptará el rostro del mismísimo Urresti o de alguno otro más. No quiero ser agorero, pero en el Perú las crisis de la institucionalidad democrática han desembocado, todas, en autoritarismos, así que se trata de saber si seremos capaces o no de corregir el rumbo.

Quiero finalizar señalando que con esta columna no he intentado ser mezquino, ojalá y la captura de Orellana signifique el inicio de un re-empoderamiento del principio de la autoridad estatal a nivel nacional y no sólo una victoria que el mismo centro del gobierno interpreta como un movimiento táctico que lo reposiciona en el tablero político. En el tintero, se me sigue quedando la sensación de que el nacionalismo llegó al poder para aprender y que por ello hemos perdido muchísimo tiempo.

Publicado hoy en Exitosa Diario

Mi facebook https://www.facebook.com/daniel.parodi.14

» Leer más