La Casa Roja

Estimados amigos:

Comparto con ustedes el poemario titulado “La Casa Roja”. Con este trabajo gané los juegos florales de UPC en 2007 o 2008, ya no lo recuerdo bien.

Espero les agrade

Daniel

LA CASA ROJA

20100617-casa-roja.jpg

La Casa Roja

He contemplado por la tarde
Que había tonalidades en la casa
Donde persuadido de pasado
Creí sepultar mis ilusiones

Antes

No sé si atarme a la ilusión
De tu singular imagen
O si detenerme a contemplar
Cuatro trepidantes sobras
A la caza de tu laberinto

El camino

No sé hasta dónde lleva
La pequeña embarcación marina
Al océano verde de árboles y flores
O hacia el firmamento de gigantes marionetas

Por las escaleras

Soy el espiral y el vértigo
El tiempo ha vuelto a refregar mi vida
El infinito anuncia a lo alto
Que la ameba asecha
Se acerca y me intimida

Pecas

Sólo sé que no he entendido
Absorto de tu claroscuro
Los infinitos puntos que he unido con delicadeza
Para delinear perfectas tus constelaciones

Cóncavo y convexo

Con colores tenues configuras
Tus graves y agudos con los que trajinas
A mis sensaciones tras la curvatura

Voy hacia el serpentín
Que convoca tu violencia

Coloquio

El ritmo ha vencido al contenido
Del coloquio por donde se asoma
El refugio del pequeño arácnido

La cadencia ha dado paso al vértigo
Que sosiega la avidez de mi ternura
De mis ocho patas
Y mi aguijón ponzoñoso

Castañas

Las castañas que dejé sobre la mesa
Prodigaron la noche a la intemperie
Pernoctaron mirando su árbol
Y esperaron con paciencia
La graciosa calidez de su crepúsculo

Lomas

Recorrí el camino en que se extienden
Sobradas y laxas curvaturas
Con rosadas lomas que salpican
Manantiales de aguas cristalinas

Intersección

Se cruzaron las dos sendas que transito
En la intersección de un reino imaginario
Donde detallé confines y parajes
Donde pernoctó la eternidad
De mi centésima de segundo

El cactus de las lomas frescas

Me he arrebatado de la noche cubierta
Para descubrir las lomas matinales
Húmedas y versátiles

Y me deslicé desde la cima
Donde florece a veces
El frágil cactus que mañana
Humedecerá de nuevo la pradera

Pan árabe integral con queso fresco y salsa de tomate

De marrón, de rojo y blanco
Edifiqué el confín de tu paraje
Que mi saciedad ha procreado
Al atardecer de su fortaleza

Retorno

Dejé con la penumbra
Las tonalidades de la casa roja
Zarpó mi embarcación marina
A mi otra selva de cemento
De metal y de barullo

pd. 70

Falta un verso para el número 70 de tu cábala extraña

Puntuación: 5.00 / Votos: 3

Comentarios

  1. Ricardo escribió:

    me gustò la parte de las lomas: evoquè alguos recuerdos..te felicito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*