No nos compare Sr. Netanyahu

Palestinos tras bombardeo. Hubo excesos en lucha contra SL y MRTA pero comparación con ataque a Gaza es inaceptable 

No nos compare, Sr. Netanyahu

 

Gobierno de Netanyahu compara nuestra lucha contra el terrorismo con su ataque a Gaza. Aquí les presentamos algunas diferencias. 

He leído con atención la respuesta israelí a la decisión del gobierno peruano de llamar a consulta a su embajador en Israel. Esta expresa el malestar nacional frente a los ataques de aquel país contra la población palestina que habita en la Franja de Gaza y que ya cuenta más de un millar de víctimas civiles, niños y ancianos incluidos. De hecho, así lo han entendido las autoridades israelíes quienes, en una nota bastante extensa y peculiar, han protestado la decisión peruana, la que no hace más que sumarse a la vocación humanitaria de muchos países de esta y otras latitudes.

El reclamo judío comienza invocando las buenas relaciones entre Israel y el Perú en los últimos cincuenta años para luego evocar la época de la violencia en nuestro país y recordarnos su apoyo en aquellas dolorosas circunstancias. Lamenta por ello Israel, que el Perú no responda con reciprocidad al terror de Hamás que supuestamente ha asolado Israel con el lanzamiento de 3000 cohetes en contra de su población. Añade el comunicado que de seguro “el Perú hubiese reaccionado igual con tal de proteger la vida de sus ciudadanos”.

La comparación israelí, por definición odiosa, raya en el desparpajo por lo que conviene establecer algunas necesarísimas precisiones:

1.- Durante el periodo del terror en el Perú, nuestra sociedad fue atacada dentro de su territorio -que no le arrebatamos a nadie- por dos grupos terroristas que fueron el resultado del fanatismo comunista. Dicho terrorismo tiene un origen diferente al extremismo que surge en el seno de una sociedad, la palestina, sistemáticamente invadida y desplazada al menos los últimos sesenta años. Ciertamente, este distingo no resta un ápice mi condena a Hamás como a cualquier organización terrorista que persigue el logro de objetivos políticos a través del atentado, el sabotaje y la violencia.

2.- El Perú no reaccionó igual que Israel al terrorismo de SL y MRTA, no perpetró bombardeos aéreos contra ciudades produciendo miles de bajas civiles en pocos días. Las violaciones de derechos humanos, que las hubo, se denunciaron y ventilaron ante la justicia. Muchos responsables de dichos excesos purgan condena o la purgaron, el más célebre de entre ellos, el ex presidente Alberto Fujimori, preso por crímenes contra la humanidad.

Además, una vez concluida la violencia se creó una Comisión de la Verdad y la Reconciliación CVR cuyas conclusiones, es verdad, hasta hoy dividen a la opinión pública. Sin embargo, su debate público no la invalida en tanto que esfuerzo oficial por investigar la respuesta militar del Estado ante una guerra que este ni siquiera inició. ¿Acaso Israel se ha autocriticado e investigado a si mismo?

3.- Las estadísticas son odiosas en casos como estos, pues toda vida humana será siempre lo más importante, pero las víctimas civiles de este triste conflicto suman tres entre los israelíes y más de mil entre los palestinos. Tal desproporción en los caídos de un lado y el otro solo desnuda la irracionalidad e indiscriminación de la respuesta israelí en algunos casos demencialmente dirigida contra escuelas y campos de refugiados. Vea las estadísticas en el caso peruano Sr. Netanyahu y verá que son los terroristas, y no nuestro Estado, el causante de la mayoría de las bajas, todas lamentables, punibles e injustificables por cierto. 

El año pasado visité en Berlín el monumento a las víctimas del holocausto nazi y vi los murales que muestran los rostros de toda una brillante generación judeo-germánica exterminada por la barbarie nazi. Me pregunto si dentro de cincuenta años, en las calles de Jerusalem y Tel Aviv, algún obelisco le rendirá homenaje a los caídos palestinos de este nuevo crimen contra la humanidad en el que las viejas víctimas se han convertido en los nuevos victimadores. Mientras tanto, le ruego no compararnos Sr. Netanyahu.

Mi cuenta en twitter @daupare

Puntuación: 5.00 / Votos: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *