Archivo de la categoría: Reflexiones

Artículo que filosofa sobre un tema profundo

Una reflexión en 28 de julio

[Visto: 1091 veces]

¿Qué es lo que nos impide avanzar a los peruanos? Es una de las preguntas recurrentes que vuelven a actualizarse cada 28 de julio. Escuchaba al presidente García hablar con cierta impotencia sobre el tema de la corrupción, la cual ha golpeado de forma muy dura su gobierno.

Al margen de que cada uno de los peruanos puede o no creerle a sus palabras en este apartado, para mí la corrupción representa una consecuencia y no una causa en sí de por qué los peruanos no podemos avanzar más. Puesto que mucho se habla que un peruano es una persona trabajadora, emprendedora y de ingenio ante la necesidad.

Pero también algo desordenada y con tendencia a las maneras informales de hacer las cosas. Por lo cual me animo a pensar que la causa primera de todas esas virtudes y todos aquellos defectos es el hecho de ser voluntariosos, en vez de ser voluntarios. Porque al voluntario lo anima el deseo de ayudar al otro, sin esperar qué recibir a cambio.

Al contrario, el voluntarioso sólo hace algo si puede conseguir un beneficio, temporal o permanente, que lo motive hasta que deje de ser importante para él. Y es ése el que considero como el principal drama de la peruanidad: en la mayoría de los casos, las “virtudes” antes mencionadas aparecen por acción de la actitud voluntariosa.

John F. Kennedy decía en un discurso “no te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país”. Algo de esa nueva mentalidad empieza a florecer en los peruanos, a partir de su gastronomía, algunos triunfos deportivos y los emprendimientos de pequeños empresarios y exportadores.

Pero ese impulso puede ser otra oportunidad perdida si queda sepultado ante la apatía y la mediocridad de los que aún piensan que hay “maneras fáciles”, pero no necesariamente éticas, de conseguir logro económico y bienestar en este país. Por lo que (en la mentalidad de los peruanos) hay entonces, como decía Vallejo, mucho por hacer… Sigue leyendo

El barbero y su cliente

[Visto: 932 veces]

Cuando muchas veces nos sentimos frustrados por los males del mundo o por las desgracias propias, decimos por qué Dios lo permite. Y quizá no nos damos cuenta que los que posiblemente estamos lejos somos nosotros y no él. Una muestra de ello se puede encontrar en una historia que circula en Internet sobre este particular:

Un hombre entra a una barbería a hacerse un corte de pelo. El barbero le hace la conversación y le pregunta al hombre si cree en Dios. El cliente asiente y le devuelve la pregunta al barbero. El barbero le señala la calle y dice: “Mire a ese pordiosero fuera de mi tienda. Todos los días mendiga un pan qué comer. Yo no creo que Dios exista, porque si él existiera, no permitiría que hubiera una persona en esa situación”.

El cliente medita un poco. Al poco rato, mira pasar por la vitrina de la barbería a un muchacho con el cabello largo y el bigote abundante. Al terminar, paga al barbero por su servicio y, cuando se va retirar, voltea y dice: “Los barberos no existen”. El barbero se echa a reír y es obvio el por qué. “¿Entonces por qué hay muchachos barbados que caminan por la calle?”, inquiere el cliente. “Es porque ellos no se acercan a mí”, replicó el barbero.

A partir de su respuesta, el cliente responde: “de la misma forma, el mundo estaría mejor si tan sólo los hombres se acordaran de Dios y se acercaran a él”. Y en esta reflexión, ya con la Semana Santa que finaliza con Cristo resucitado, toca recordar que si bien las preocupaciones propias sean fuertes, que nos alejen de Dios, él pide que nos acerquemos a él, para seguir en el camino de los buenos valores y ayudar al mundo a que cada día sea un mejor lugar. Sigue leyendo

Haití, el lugar de la desolación

[Visto: 662 veces]

Dramáticas son las escenas que hemos visto de Puerto Príncipe, la capital de Haití, asolada por un violento terremoto de grado 7 que destruyó la mayor parte de la ciudad, incluyendo varios edificios gubernamentales. Gran cantidad de escombros de casas que se desplomaron ante la destructiva onda sísmica y miles personas sepultadas bajo los restos de la ciudad, además de un masivo movimiento de los sobrevivientes en busca de un poco de alimento, o de ayuda solidaria para enterrar a sus muertos.

Recuerda mucho al escenario de Pisco tras el terremoto del 2007 y aun peor: la capital caribeña tendrá una limpieza que demorará un muy largo tiempo, no sólo por el trabajo en sí, sino por la logística que tendrá que proveerse porque las mismas autoridades han perdido los instrumentos para organizar los grupos de apoyo. Tendrán de su lado la ayuda internacional que no ha dudado en mostrarse generosa, tanto en personal como en financiamiento, que espero aprovechen bien para la nueva arquitectura de la ciudad; mientras hoy, sólo quedan las postales de Haití como el lugar de la desolación. Sigue leyendo

Lo que se me quedó en el tintero este 2009

[Visto: 611 veces]

Viernes primero de enero de 2010. Es una mañana algo cálida en el mundo aunque un poco resaqueante para mí. Un baile, dos tragos, un baile y otro trago. Ni recuerdo bien cómo terminé en mi casa. Después del desayuno, sólo tengo ganas de bajar al Sótano de los Papeles, un lugar que – como ustedes comprenderán – me resulta un sitio obvio para despejar la mente, leer un tanto y escribir un poco.

Y entonces, vienen a mi memoria aquellos temas que, por demora o por la programación del blog, quedaron fuera de mi agenda el año que acaba de expirar. Allí están Honduras y su crisis política, un presidente destituido que quiere volver, uno en supuesto ilegal y otro electo que no sabemos cómo manejará la situación, un golpe de Estado que dividió a un continente y una negociación entrampada que no esclarece el horizonte.

Está la comisión de la verdad sobre los hechos de Bagua y la divergencia de opiniones de sus miembros, un informe que sacará ronchas tanto en el oficialismo como en oposición, en los policías y los militares, en los nativos y los agitadores, una conclusión que, parece, no consolará a los familiares del desaparecido ni de los indígenas y unifomados fallecidos.

Está la salida sorpresiva de Luis Carranza del MEF y la entrada de Mercedes Aráoz, tan popular y con una mochila tan pesada por demostrar que la disciplina fiscal se puede condecir con mayor gasto público; una inconsulta exoneración a la industria después de los tres mil metros de altura, y el temor que una supuesta farra fiscal en un año pre electoral nos haga perder todo lo avanzado.

También los logros de tantos deportistas, como la victoria en casa de Sofía Mulánovich en la competencia de surf en Piura y su tercer puesto en el campenato mundial de tabla, el momento cumbre en el juego del futbolista Juan Vargas en Europa, y los brillantes desempeños de los hermanos Cori entronizados con trofeos mundiales en sus respectivas categorías.

Sí que quedó mucho de qué hablar este año que acaba de terminar: de lo bueno y lo malo, de lo bonito y lo feo, de las aspiraciones y frustraciones, sueños, confirmaciones y decepciones. Es esto y más lo que se me quedó en el tintero en el 2009. Y cierro por ahora esta carpeta que, en el Sótano de los Papeles, en púdico silencio guardaré. Sigue leyendo

11-S: a ocho años de la tragedia

[Visto: 796 veces]

Una mañana absolutamente normal se convirtió en un infierno cuando cuatro aviones comerciales fueron secuestrados por fundamentalistas islámicos. Dos de estos impactaron contra las torres gemelas del World Trade Center, un tercero contra el Pentágono y el último se estrelló a tierra tras la valerosa reacción de sus pasajeros.

El posterior derrumbe de los dos edificios dejó una estela imborrable de muerte y desolación. Los Estados Unidos entendieron, de forma trágica, que no vivían en una burbuja de seguridad. A la par que se comenzaba con las labores de rescate, se buscó culpables a los cuales castigar con todo el peso de la ley.

Sin embargo, las formas no fueron lo suficientemente éticas. Tras derrocar al régimen talibán del gobierno afgano, por sus vínculos con la red terroristas Al-Qaeda, las falsas pruebas de arsenal nuclear en Irak, llevaron al fin de la dictadura de Saddam Hussein pero sentaron endebles bases democráticas en el desangrado y violento país árabe.

Con la guerra impopular, los cuestionamientos cada vez más críticos y el recorte de derechos de la ley Patriota en nombre de la seguridad, el liderazgo estadounidense perdió credibilidad en el mundo. Diversos líderes, impulsados por la influencia de sus recursos energéticos o armas de destrucción masiva, han atacado el argumento de la hegemonía americana y quieren configurar una primera etapa de poder multilateral.

Pensar que esta situación no hubiese ocurrido de no ser porque personas como George W. Bush hubieran actuado no sólo con firmeza sino también con el compromiso de guiar esta lucha contra el terror bajo parámetros de confianza. Sin embargo, la política de “conseguir sin importar el costo” hizo que perdiera la oportunidad histórica de consolidar una buena política exterior.

Corresponde, entonces, a los ciudadanos del mundo entender que los cambios venideros deben pasar por restablecer la confianza perdida en el alma humana y utilizarla en beneficio de las generaciones de esta nueva era. Sigue leyendo

Esfuerzo y resultado

[Visto: 757 veces]

No siempre lo que miro son brumas tapando mi horizonte. Alguna vez vi al sol tratando de sojuzgar a las fieras nubes del otoño. Es en esos momentos cuando noto que toda la seguridad que muestro a mis creencias se hace añicos. Sería torpe si digo que tal seguridad era ideológica puesto que a nadie hoy en día le interesa fundamentarse en una ideología. Yo tampoco. Sin embargo, me abrazo a la discreta certidumbre sobre lo que tienen que ser y cómo deben ser las cosas.

Porque, opiniones aparte, la contradicción de este mundo sobrepasa todo conocimiento recolectado y estructurado: creemos que podemos vivir de un modo siempre, pero la vida contiene nuestra pretensión y destroza todos aquellos hábitos que un día consideramos imperecederos. Muchas veces las personas se lastiman intentando restaurar épocas perdidas y, otras más, nos emociona saber que el infructuoso resurgir ha creado un nuevo tiempo.

¿Qué sucederá el día que ese esfuerzo se apague o su resultado carezca de sentido? Creo que nadie ha considerado en su total dimensión esa situación; y si esa falta se presenta, es gracias a que ese esfuerzo siempre se renueva y ese resultado siempre satisface. En definitiva, sólo un fin del mundo puede acabar con estos dos factores. Muchos están convencidos, de una u otra forma, que este asombroso e infortunado acontecimiento sucederá pronto. A pesar de ello, no parece que los esfuerzos o sus resultados conduzcan a evitarlo. Eso lo considero penoso y, aún más, amargo. (11-10-2008)

(Esta fue la última reflexión de mi amigo Luis, probablemente la más sombría que hay escrito jamás. Y quizá la más inspiradora, porque me ha impulsado a vivir, vivir en el incesante esfuerzo de escribir el texto que, al ser leído, satisfaga). (02.08.2009) Sigue leyendo

La transición en el tiempo: Por qué otoño es mi estación favorita

[Visto: 860 veces]

¿Qué esperas de una tarde frente al mar? Océano azul, playa desierta y una caminata que a la imaginación despierta. Sol de ocaso, botes en regreso y marea tranquila. Da la suerte que una escena así, en otoño no se presenta; a pesar de ello, resulta mi estación favorita. No es el viento, tampoco las lluvias, ni mucho menos los emolientes de a sol (y eso que calienta el cuerpo y más el ánimo). No son cosas que representen tanto como un momento de reflexión. Habrán de los que me dirán que tales momentos se presentan sin importar qué estación sea, y dicen bien.

Pero no es menos cierto que el retiro obligado al que nos confina, nos pone más cercano con lo que queremos y estimamos. Nada como ese viento fresco y pernicioso para dejar de lado los individualismos del verano y prepararnos para la crudeza del invierno. Por cuanto supone una transición, transita ante nos el devenir del tiempo, que se manifiesta en el cambio de clima. Tal transición repercute a la época primaveral pues discurre hacia un estado de carencias y no uno de abundancias. Entonces, es formidable convencerse que no hay lo uno sin lo otro, y que las manifestaciones del mundo recitan nuestro contradictorio devenir. (11-10-2008) Sigue leyendo

¡Alto al Friaje!

[Visto: 880 veces]

Once de la noche de un lunes cualquiera llegando de clases a cenar y descansar. Prendo el televisor en el programa de siempre, y lo que veo, simplemente no puede descibirse como humano: ante los ojos de miles de peruanos, el espacio Enemigos Íntimos narró las últimas horas de John León Flores, un pequeño niño puneño afectado por una neumonía que no lo dejaba respirar. El desgarrador relato me termina convenciendo que no es posible imaginar un Perú moderno si siempre estamos viendo una cara de la misma moneda.

Como él, ya son 140 los fallecidos a causa de la ola de frío que azota la sierra sur del país, en su mayoría menores de 5 años. Y pienso en el calor que sentía hasta hace unos días y la molestia que me daba cargar con una chompa. “Estaba engañado”, me dije para mí, estaba engañado y muchos de nosotros también pensando en las inclemencias de un tórrido sol, sin imaginar la tragedia que sigue ocurriendo en los Andes. Tal parece que todo este clima nos confundió los sentidos y olvidamos el drama de los que menos tienen.

Mentras el Dr. Ugarte, ministro de salud, y Hernán Fuentes, presidente regional de Puno, siguen enfrascados en un terco e innecesario juego del gran bonetón, a ver quién tiene la responsabilidad de tamaña neligencia, en tanto que Defensa Civil aún no distribuye las frazadas para las zonas afectadas “porque aún no recibe la alerta oficial del Senamhi” (absurda decisión reñida con el más elemental criterio de supervivencia) y se desconoce la estrategia del Promudeh y otros programas sociales, hay personas que se han puesto de pie para colaborar solidariamente con la gente del sur del Perú.

Así que, pasado el natural repudio e indignación por la crítica situación de estas zonas afectadas por el friaje, acerquémonos al centro de recolección más cercano, colaborando con ropa, alimentos no perecibles, medicamentos y todo aquello que pueda servir para paliar en algo las míseras condiciones de estos compatriotas y, en especial, de estos niños que tienen derecho a un mejor nivel de vida. Sigue leyendo

Elecciones REA 2009: Mucha gente para poca cama

[Visto: 802 veces]

Iniciamos el primer día de votaciones para elegir a nuestros representantes ante la Asamblea Universitaria. Desde el comienzo de la campaña, sorprendió el número de inscritos lo cual hace que la proporción, 93 candidatos para 26 cupos, sea algo exagerada (1 llegará de cada tres y medio candidatos). Como bien se comentó en el .edu de hace dos semanas, no es la cantidad de representantes sino la calidad de los mismos lo que puede establecer una verdadera participación de los delegados estudiantes en uno de los máximos órganos de gobierno de la PUCP.

Sólo recuérdese el hecho poco glorioso de nuestro desprestigiado Congreso de la República, el que hace unos días decidió aumentar el número de parlamentarios, a partir del 2011, a 130. La excusa era darle representantes a Lima-Provincias pero, ¿acaso no era más fácil que Lima departamento dividiera su número de escaños entre la capital y las otras provincias limeñas? Puede considerarse tal como un acto de justicia con los limeños que no viven en la provincia metropolitana, pero hay otras formas y también otros momentos.

En la universidad reproducimos, cual microcosmos, las virtudes y también defectos de nuestra sociedad. Ya quedamos enterados de ciertas deficiencias de la REA 2008 y, más allá de los independientes, los entusiastas y los definidos ideológicamente, hay que estar pendientes para que la historia no se vuelva a repetir con los que salgan elegidos al finalizar el escrutinio. No basta con que se publique los acuerdos entre los delegados y los pronunciamientos conjuntos, también es necesaria una efectiva fiscalización y periódica evaluación del tercio, tanto individual como en colectivo.

Para finalizar, si bien el voto no es obligatorio, este año hay mucho en juego, en especial la elección del nuevo Rector de la universidad. Por eso, este 28 y 29 de mayo, ve a votar, tú decides. Sigue leyendo

Adiós Benedetti, adiós poeta

[Visto: 944 veces]

Tenía 88 años y un par de libros por delate, pero un problema intestinal nos lo alejó físicamente. El poeta uruguayo Mario Benedetti hallábase retirado de la vida pública en su casa de Montevideo, pero no por eso se jubiló de su eximia labor de escritor. Tuvo una vida llena de sobresaltos, como periodista, activista político (lo que le valió un exilio de diez años), pero es como escritor que logró inmensa fama. Junto con Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti formó parte de la Generación del 45, un grupo de intelectuales que le dió brillo a las letras de la república oriental.

Escritor, periodista, intelectual, político. Todas estas definiciones pueden aplicarse a Benedetti, pero sobre todas, poeta, ya que ensalzó para Latinoamérica y el mundo la belleza de los versos de nuestro generos idioma, rico en figuras y colres que describía con serena reflexión. En sus novelas, como La Tregua, deslizó esa misma serenidad para cuestionarnos por las cosas que hacemos y motivarnos, más bien, a “hacer que las cosas pasen”.

En tiempos como estos en que Dan Brown y J. K. Rowling son la norma, Benedetti nos recuerda, como en tantos otros escritores de esta parte del continente, que las obras literarias son el reflejo de las sociedades en que vivimos y que, por tanto, es compromiso del literato mostrar y, a la vez, ser motor de cambio en el camino de nuestros pueblos. Lo propuesto por el poeta, no pierde actualidad: la literatura siempre puede ser un gran espectáculo y siempre está basado en algún aspecto de lo vivido como grupo humano, literatura como entretenimiento sano y también como el espejo en el que nos reconocemos. Por sus ideas, por sus escritos, por sus poemas, Mario Benedetti estará vivo en el recuerdo imperecedero.

Adiós Benedetti, adiós poeta. Sigue leyendo