Archivo por meses: enero 2017

Inesperado (capítulo final)

[Visto: 201 veces]

(viene del capítulo anterior)

“Lo recuerdas, ¿verdad?”, Alisa habla detrás mío y un nombre se le escapa. “Markus”, me llama y la incertidumbre se desvanece. Me acerco a ella. La abrazo. La beso. Alisa me sonríe. No deja de mirarme por haberme recuperado. Hasta aquí la parte cursi…

“Me he perdido estos cinco años”, le comento aún aturdido por los recuerdos que siguen volviendo a mi memoria. “Desde tu desaparición no dejé de buscarte, pero era difícil: había que saldar la deuda primero”, señaló Alisa y me mostró las amplias cicatrices de su espalda, aquellas marcas que sólo la tortura le podía dejar.

“¿Quién era el cliente?”, pregunta Markus cada vez más enojado. “Aquel que nos tendió la trampa y me apartó de tu lado”, respondió Alisa con un semblante duro y homicida. “¿Tienes un plan para hallarlo?”, señaló Markus decidido. La fría sicaria sonrió maléfica: “Pues claro. ¿Cuándo le hacemos una visita?”.

Inesperado (capítulo cinco)

[Visto: 234 veces]

(viene del capítulo anterior)

He despertado. No sé cuántas horas han pasado. Sólo siento que ha sido mucho tiempo y ya no quiero estar echado. Me incorporo y me pongo de pie. La puerta de la habitación está abierta. “Es mi oportunidad”, pienso mientras avanzo hacia esa salida. No parece haber ningún peligro y camino a la sala.

Tampoco hay nadie. Miro a mi alrededor. Una mesa, un sofá, una puerta. Me dirijo hacia la puerta, con la esperanza que sea la salida de mi escondite. Cuando estoy por alcanzarla, algo me llama la atención sobre la mesa. Son una serie de fotografías. Veo una y otra y otra. Y me dejan desconcertado.

En ellas estoy con Alisa. Alisa me sonríe, ella me abraza, ella me besa. No sé cómo pueden existir esas fotos si recién las miro. No lo entiendo. Trato de huir. Mi mano se posa sobre la manija de la puerta… y empiezo a recordar. De pronto, ella se me hace tan familiar que ya no tengo temor. Las emociones afloran naturales. “¿Qué es lo que me pasa?”, me pregunto sin comprender del todo lo que ha sucedido.

(continuará)