Reflexionar sobre la culpa

[Visto: 2673 veces]

(Somos proclives a experimentar culpa ante una serie de acciones que consideramos no debieron suceder o, en todo caso, debieron evitarse pero, ¿ayudan estos pensamientos? De hecho que sí ayudan, porque desarrollan un sentido de alerta que permite, ante situaciones similares que experimentamos, actuar de forma satisfactoria en el futuro. Ahora bien, no se puede decir lo mismo sobre el mantenimiento de la culpa.)

(La culpa, a través de estos pensamientos, está para ser reflexionada, para ser reconocida y para proponerse, temporalmente, como un estado de adquirir importante atención a un individuo afectado por las implicancias negativas de un acto realizado por uno mismo. Sin embargo, cuando el contexto se convierte en “vivir con la culpa”, significa que ha sido reconocida pero no ha sido apropiadamente reflexionada, lo que trastoca el acto de sentir culpa y convierte al individuo en mera materia andante cuyo raciocinio está en entredicho.)

(Entonces, ¿cómo hacer efectiva una certera reflexión sobre tal sentimiento? Mencionado está que el reconocimiento es el primer paso. Segundo, pensar en los motivos que llevaron a tales implicancias negativas. Tercero, analizar cada uno de estos motivos, procurando que nos señalen el error en el acto que quisimos evitar. Finalmente, contrastar el error con el acto en busca de mejorarlo. De este modo, las situaciones que uno enfrenta serán mejor enfrentadas. Esto no significa que no se vuelvan a cometer errores, pero el individuo estará mejor premunido al enfrentar la culpa.) (21-03-2007)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Un pensamiento en “Reflexionar sobre la culpa

  1. Juan Antonio Pérez

    Muy bueno y muy precisa la aclaración sobre tan importante aspecto de la vivencia humana. De ser posible, pediría que se compartiesen más reflexiones que enriquezcan aún más el tema ya mencionado. Gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *