Una reflexión en 28 de julio

[Visto: 1323 veces]

¿Qué es lo que nos impide avanzar a los peruanos? Es una de las preguntas recurrentes que vuelven a actualizarse cada 28 de julio. Escuchaba al presidente García hablar con cierta impotencia sobre el tema de la corrupción, la cual ha golpeado de forma muy dura su gobierno.

Al margen de que cada uno de los peruanos puede o no creerle a sus palabras en este apartado, para mí la corrupción representa una consecuencia y no una causa en sí de por qué los peruanos no podemos avanzar más. Puesto que mucho se habla que un peruano es una persona trabajadora, emprendedora y de ingenio ante la necesidad.

Pero también algo desordenada y con tendencia a las maneras informales de hacer las cosas. Por lo cual me animo a pensar que la causa primera de todas esas virtudes y todos aquellos defectos es el hecho de ser voluntariosos, en vez de ser voluntarios. Porque al voluntario lo anima el deseo de ayudar al otro, sin esperar qué recibir a cambio.

Al contrario, el voluntarioso sólo hace algo si puede conseguir un beneficio, temporal o permanente, que lo motive hasta que deje de ser importante para él. Y es ése el que considero como el principal drama de la peruanidad: en la mayoría de los casos, las “virtudes” antes mencionadas aparecen por acción de la actitud voluntariosa.

John F. Kennedy decía en un discurso “no te preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país”. Algo de esa nueva mentalidad empieza a florecer en los peruanos, a partir de su gastronomía, algunos triunfos deportivos y los emprendimientos de pequeños empresarios y exportadores.

Pero ese impulso puede ser otra oportunidad perdida si queda sepultado ante la apatía y la mediocridad de los que aún piensan que hay “maneras fáciles”, pero no necesariamente éticas, de conseguir logro económico y bienestar en este país. Por lo que (en la mentalidad de los peruanos) hay entonces, como decía Vallejo, mucho por hacer…

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *