Nuevo sistema de abastecimiento del sector público

[Visto: 4522 veces]

El día de hoy, en el diario Gestión, se publica una nota en la página 16, en la que se recoge el anuncio del Primer Ministro, Fernando Zavala, de que uno de los proyectos de Decreto Legislativo que presentaría el Poder Ejecutivo, de ser aprobadas las facultades legislativas en materia económica, estaría referido a la creación de un nuevo sistema de abastecimiento público, el mismo que estaría conformado por el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (que al momento sigue aún con una Presidenta Ejecutiva encargada), Perú Compras (la central de compras del Estado peruano) y la Superintendencia de Bienes Nacionales.

Sistema de abastecimiento

Esta idea parece interesante, aunque queda a medio camino, pues uno de los mayores problemas con los que se enfrenta la contratación pública es la profusa dispersión de regímenes y subregímenes de contratación; a este problema, debemos agregarle la dispersión institucional de Entidades que tienen a su cargo los diferentes tipos de contratación. Se puede hacer una breve presentación de esta dispersión:

  • Contrataciones del Estado, régimen general, bajo la supervisión del OSCE (Ley N° 30225 y su Reglamento)
    • Regímenes especiales:
      • Qaliwarma
      • Petroperú
      • Contratos internacionales
      • Contrataciones a cargo del Ministerio de Relaciones Exteriores para cumbres internacionales de interés nacional
  • Inversiones privadas, bajo la supervisión de Proinversión
    • Concesiones de obras y servicios públicos (Decretos Supremos N° 059 y 060-96-PCM)
    • Asociaciones Público Privadas (Decreto Legislativo N° 1224 y Reglamento)
    • Obras por impuestos (Ley N°29230)
  • Procesos de contratación especiales de organismos reguladores
  • Sistema Nacional de Bienes Estatales, a cargo de la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales (Ley Nº 29151 y otras) y que regula la gestión integral de los bienes estatales:
    • Bienes inmuebles
    • Bienes muebles

Como puede apreciarse de esta simple relación de regímenes e instituciones supervisoras o rectoras, la dispersión es profusa y eso hace, sin lugar a dudas, más compleja la gestión pública de abastecimiento del Estado, así como más complejo e ineficaz el control. Con apoyo del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, se llevó a cabo el segundo Diagnóstico del Sistema de Adquisiciones Públicas del Perú en el que puede leerse que “la buena práctica internacional supone que todas las contrataciones se realicen mediante un único régimen general, ya que la multiplicidad de regímenes dificulta la aplicación de la normativa para los operadores así como su supervisión y control”. Este es un paso necesario si, de verdad, quiere hacerse una reforma en el sistema de contratación pública del Perú con criterios modernos y de buenas prácticas internacionales.

Ya José Antonio Moreno escribió algún tiempo atrás que este tipo de circunstancias nos colocan en una situación que constituye “una excelente oportunidad para llevar a cabo una reforma sustancial de nuestro sistema de contratación pública y aprobar una nueva regulación que de forma decidida simplifique e impulse el cumplimiento de los principios esenciales de la contratación pública y permita una uniformidad jurídica en todos los contratos del sector público”.

Puntuación: 3.5 / Votos: 4

Comentarios

  1. GILBERTO CARDENAS escribió:

    Estimado Derik Latorre,

    Excelente tu Blog, ciertamente la dispersión del proceso de Contrataciones del Estado, se hace tedioso e innecesariamente de manera que a mayor procesos, mayor directivas, guías, y por ende burocracia, que se hace muy elitista y especializado para una empresa estandar, que no cuenta los tiempos y costos para abocarse a la profundización de los laberintos, de las contrataciones.

    A lo ya señalado por los tipos de contratación, en tu blog, también están los Decretos de Urgencia; Decretos de Urgencia: N°015-2009 del 01 de febrero de 2009 que a la fecha esta vigente (único en sus naturaleza que ya tiene carácter permanente). El D.U. 015-2009 trata de las compras MYPERú, que se ejecuta a través de los núcleos ejecutores y los Sectores, que demanda uniformes, busos, calzados, carpetas escolares, bicicletas, entre otros.

    Para agradecerte por tu excelente trabajo.

    1. Derik Roberto Latorre Boza Autor escribió:

      Gracias, Gilberto, por leer el blog. Me parece que tu frase de que las empresa que no cuentan con los tiempos y recursos “para abocarse a la profundización de los laberintos de las contrataciones” es precisa. Y eso, en buena cuenta, es una barrera de acceso al mercado público.

  2. Jorge Antonio Morel Gutierrez escribió:

    Felicitándole por sus opiniones, quisiera agregar algo: el tema técnico, que incluye el normativo, no siempre está sintonizado con el tema operativo, que incluye la gestión. Con esto quiero decir que aún “cumpliendo” con la letra de la norma, le puedo estar “sacando la vuelta” al espíritu de la norma. O aprovechándome de sus muchos “vacíos” (todo eso que misteriosamente “la norma no contempla”). Y cuando esto ocurre, el tema es que prácticamente no se sanciona. O sea, impunidad. ESE es, para mí, el problema. Pensamos en cómo mejorar los controles, pero no pensamos en aplicar los medios disuasivos que fortalezcan esos controles. ¿Que la pena de muerte no evita que sigan habiendo crímenes? yo preguntaría si alguien se ha dado el trabajo de realmente medir el antes y el después para afirmar algo así, que es un lugar común sin mayor sustancia. Si en mi análisis costo beneficio me es más rentable una coima de un millón porque después no pasa nada, pues pensemos en la forma que el costo de ese millón sean dos millones y medio, y que el riesgo de que me identifiquen sea más alto (como probabilidad y como impacto). Ahí nos daremos cuenta que antes de más y mejores controles, necesitamos aplicar SIEMPRE disuasivos más contundentes.
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *