Lúgubre veredicto

[Visto: 356 veces]

No es este un juicio

delicado y objetivo

sobre tu tenue presencia

en los actos de la vida.

No pienso razones,

tan solo álgidas pasiones

que me mueven

hacia un lúgubre veredicto.

Que me has abandonado,

que no estás presente,

que eres ausente

porque no existes.

No me queda entonces

nada más por decir,

te devuelvo el silencio

y regresan mis ganas de vivir.

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *