El misterio del atrapasueños (capítulo trece)

[Visto: 318 veces]

(viene del capítulo anterior)

Apenas salieron de la casa del vecino, los dos hombres vieron a Nora correr hacia ellos. “Alonso entró en la casa y se encerró en su habitación”, dijo sintiéndose confundida por la situación. “Nuestro hijo está secuestrado, pero vamos a salvarlo”, le explicó Alfredo mientras Yarek se adelantó y entró en la casa.

El juguetero caminó hasta la puerta, mientras el atrapasueños brilla tenuemente. Acciona la manija y abre la puerta. El niño, poseído por Muchek, está sentado al costado de la cama, jadeando por el cansancio producido. “Te pido por favor que abandones a este niño y regreses a tu descanso”, le pidió Yarek desde la entrada de la habitación.

“¡Jamás!”, gritó Muchek y se abalanzó contra el juguetero, quien no tuvo otra opción que levantar en sus manos el atrapasueños. El cuerpo del niño cayó al piso y empezó a convulsionar, mientras Yarek vio cómo el espíritu salió del niño y es absorbido por el resplandeciente artefacto. “Está hecho”, clamó el juguetero y se arrodilló en el piso.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *