Al horizonte del mar

[Visto: 307 veces]

Si pudiera hablar

sintiendo que escucharías,

si pudiera esperar

sabiendo que vienes;

no estaría parado aquí

en el borde del acantilado,

mirando siempre fijo

al horizonte del mar.

Como antes tus pasos,

tan suaves al andar,

me señalaban tu presencia

para poder conversar.

Como entonces tus labios,

tan tibios al besar,

me mostraban tu cariño

y me volvía a enamorar.

Ya no estás, ya no más,

te fuiste sin hablar,

te fuiste sin besar,

y solo me decidiste dejar.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *