Antes de los 28 (capítulo doce)

[Visto: 242 veces]

(viene del capítulo anterior)

Aún arrodillado, Nico retrocedió su mente hasta el día de su anterior cumpleaños. Él y sus dos amigos habían salido hace poco del bar y deambulan por una de las calles, avanzando con borracho acompasamiento. Fue en esa circunstancia que se cruzaron con dos hombres que venían en dirección contraria.

“Sí, carajo, tenía que morir como un perro”, dijo uno de ellos todo eufórico, sin percatarse que venían personas del otro lado. Al instante, callaron y se dirigieron hacia la otra acera. Sin embargo, Sergio, José y Nico ya se habían puesto a pensar de qué estarían hablando. “No sé broder, pero mejor caminamos caleta como si no oímos nada”, habló Sergio en voz baja.

Cuando se aproximaron al bar para ingresar otra vez, la seguridad de la zona ya había asegurado la calle y no se podía pasar. José indicó con su dedo un punto en el callejón: tendido en el suelo, allí está Dante. Los tres amigos vieron el cuerpo y se les pasó la borrachera de un susto. Pronto, decidieron tomar un taxi de vuelta a sus casas. Detrás de ellos, una camioneta negra los venía siguiendo.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *