Se queman los recuerdos

[Visto: 453 veces]

Estaba muy seguro

que no me quedaría

cuando el último de nosotros

enfrentara la indolencia.

Al abandonar el hogar

respiro el polvo del pasado,

vienen a mi los recuerdos

y asoma la tristeza.

Pero no me dejo convencer,

mis ojos refresco con el agua,

y los seco con cuidado

con la última toalla que quiero usar.

Luego prendo un fósforo

y quemo esa toalla,

la arrojo a la casa vieja

que en el fuego desaparece.

Se consumen las tristezas

y desvanecen los recuerdos,

ninguno me acompaña

en mi camino hacia el sur.

 

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *