Disputa en Los Robles (capítulo veintiuno)

[Visto: 385 veces]

(viene del capítulo anterior)

Rodolfo ingresó con Lucho y su otro guardaespaldas en el taller. Aunque era de día, se notaba un tanto oscuro. “Sería bueno que prendieras uno de los focos”, dijo el patrón a su sobrino. Lucho así lo hizo y encontró una escena escalofriante.

Un hombre estaba tendido en medio del taller, en medio de un charco de sangre y con un agujero de bala en la cabeza. El patrón le explicó que el fallecido le debía mucho dinero y que, a pesar de todas las oportunidades que le dio para pagarle, no lo hizo.

“Es una pena que así termine la gente que te falla, incluso si la quieres mucho”, sentenció Rodolfo mirándolo fijamente. Lucho ya no se sintió tan confiado y el patrón le preguntó a su sobrino si le fallaría. “No tío, no te fallaré”, respondió el joven y volvieron a la camioneta.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *