Tiempo de venganza (capítulo nueve)

[Visto: 411 veces]

(viene del capítulo anterior)

“Los Mendoza”, recordó Eduardo el apellido de los espías asesinados luego de unos segundos. Había olvidado que ellos criaron a un niño, Sergio. Esa noche que entró en la casa no lo encontró y pensó que otros miembros del servicio secreto lo habían reasignado.

Como no hubo forma de pensar que fuera testigo del hecho, no hubo investigación y se perdió su rastro. Ahora se encontraba, veinte años después, con la trampa de Sergio esperando su menor oportunidad de escape. Puso un pie fuera de la habitación, con un miedo tan grande como no sintió nunca.

Pero nada pasó. Confiado, avanzó por el corredor estrecho y oscuro. La pareció divisar una puerta con aspecto metálico y se acercó corriendo. En ese momento, su pie golpeó contra una baldosa hueca, se rompió y sus dos piernas quedaron pendiendo de un abismo.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *