El muchacho de la noche (capítulo seis)

[Visto: 458 veces]

(viene del capítulo anterior)

Mica cumplió su promesa sin chistar y no dejaba de fantasear con los planes que le estaría preparando José. “Seguro y me lleva a un lugar muy lindo”, se decía si misma cada día al despertarse. Aquella noche de sábado en su cuarto, sintió un murmullo y se acercó a la ventana.

Era José, vestido al estilo casual, para indicarle que ya iba a entrar en la casa. José tocó el timbre y Mica empezó a alistarse. “¿Quién es?”, preguntó el padre de Mica en la puerta. José se identificó como amigo de su hija. Aunque al hombre le extrañó su facha, lo dejó pasar.

En ese instante, tanto el padre como la madre de Mica, que estaba entrando en la sala, sintieron un sopor sobre sus cabezas. Se sentaron en el gran sofá y José en una silla. Cuando bajó Mica, los tres mantenían una amena charla.

José se levantó para recibirla con un beso en la mejilla. “Justo le había pedido permiso a tus padres para salir”, dijo él con tono seguro. “Sí, ya cumpliste tu castigo, así que ve”, habló su padre muy lentamente. Mica lo miró a su papá y le pareció inusitado ver sus ojos medio cerrados, como hipnotizados.

Ella le preguntó si estaba bien. “Sí, todo bien, anda hijita, vuelve temprano”, le dijo su papá del mismo modo. Mica dejó de preocuparse y salió junto con José. Adentro, sus padres empezaron a roncar en medio de su sueño.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *