El amigo imaginario (capítulo cinco)

[Visto: 593 veces]

(viene del capítulo anterior)

Roberto empezó a salir con más frecuencia con Mónica. Clara se dio cuenta de ello y le permitía salir todo lo que quisiera, aunque ya no se acercó al closet cuando iba a hacer dormir a Mateo. Más que preocuparle el horrible episodio que vivió, se pregunta si su hijo ha sido todo lo sincero con la joven.

Así que una mañana, luego que él se levantó tarde por la resaca, ella fue al grano: “¿están teniendo relaciones?”. Roberto le contestó afirmativamente. “¿Le contarás de tu operación?”, Clara disparó de nuevo. Roberto se quedó callado. Se llevó las manos a la cintura y trató de retirarse.

“Debes decírselo”, reiteró la señora. Roberto hizo una mueca de desagrado. Siente que justamente por preservar el dato en secreto, su relación está funcionando. No ve con buenos ojos poner en riesgo lo que está viviendo con Mónica. Trata de excusarse pero es inútil: Clara se mantiene firme en sus conceptos.

Harto de la presión que su madre ejerce, Roberto toma una drástica decisión. “Mamá, gracias por todo, pero ahora velaré todo el tiempo por Mateo”, respondió él con molestia. Ella le preguntó qué pasará cuando saliera con su novia. “Mónica viene a vivir aquí”, señaló Roberto ofendiendo a su madre.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *