El pajarillo sobre el dintel… (hasta siempre, abuelita Tensy)

[Visto: 570 veces]

Fue un martes atípico. En pleno clima que ya comienza a calentar, fue una tarde más bien ventosa. Llegué a mi casa y no lo sabía: tuvo que decírmelo mi hermana para saber que ya te habías ido. De mañanita y a tus noventa años. Todos parecían tranquilos, menos yo. Probablemente sintiéndome culpable, impotente de saber que no podía hacer más.

Sólo me queda recordarte, Tensyta, como la abuela cariñosa que hacía palmas ante el pajarillo de juguete colgado del dintel de la puerta, para que pudiera soltar aquellos sonidos melodiosos ante los cuales reías. Como la abuela laboriosa que hacía de las migas pedacitos, sólo para desparramarlos a las palomas sobre el pasto del parque. Como la abuela amorosa y buena, que siempre nos daba consejos para vivir bien.

Hoy, tu cuarto se quedó vacío. Hoy, tu casa ya no tiene su presencia. Sé que ya no te podré ver y ese hecho no importa: porque vives para siempre en mi corazón.

[A los estimados lectores:

El Blog de Héctor Sánchez entra en receso por el luto de quien escribe. Como hace unos meses, les pido otra vez su comprensión en este difícil momento.

Dadas las circunstancias, el final de temporada terminará con pocos posteos, que serán revelados durante el presente diciembre.

A todos los cibernautas del blog, gracias por sus visitas en este año.

El autor.]

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *