Inesperado (capítulo dos)

[Visto: 176 veces]

(viene del capítulo anterior)

Alisa avanza por la calle. Su rostro inexpresivo oculto bajo unos anteojos oscuros no muestra la determinación con la que viene. En su mano, una bolsa de papel decorado parece llevar algo que parece un regalo. Llegando a una esquina, se detiene ante el semáforo. Mira el reloj en su brazo: son las seis y veinticinco.

Sabe que no queda mucho tiempo, pero no podría apurar el paso sin darse por descubierta. Qué va si acelero un poco el paso, piensa para sí, y se permite avanzar con mayor vigor. Su paso se vuelve más apresurado pero nadie más lo nota. Llega a tiempo al lugar donde todo ocurrirá.

Hace como que recibe una llamada y deja la bolsa detrás de un arbusto. Cuál autómata, se va alejando por el lado contrario de la calle. Nadie nota de su olvido. Vuelve a acelerar su paso, segura de su éxito. De pronto, mira que en sentido contrario, avanza una persona. Un joven no consciente de lo que está por venir.

Quiere ignorarlo. Sigue avanzando pero no puede. Sabe que no tiene nada que ver con lo que va a suceder. Detiene su paso y voltea pero no dice nada. Se queda a cierta distancia y ocurre la explosión. Entonces se acerca: el joven cae golpeado contra una puerta. Alisa va a recogerlo mientras él se va durmiendo.

(continuará)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *