Espíritu nocturno

[Visto: 269 veces]

La noche me ampara

bajo su fría cubierta

siendo amiga cómplice

y amante sincera.

Vueltas y más vueltas

doy por su extraña ruta

que invita a perderme

por lugares siniestros.

Es el camino que me llama,

que insistente me busca

en la ciudad salvaje

donde no mora el silencio.

Un ruido infernal

que destroza mis oidos

se acumula violento

en mi intranquilo cerebro.

Me somete y me sofoca,

me hace daño demasiado

y me acoge con dureza,

me convierte.

Ya no soy yo,

soy algo nuevo,

más que noche,

más que ruido.

Espíritu nocturno

envuelto en el sonido,

que se desvanece pronto

en el amanecer.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *