Tan sólo unos momentos

[Visto: 334 veces]

No supe bien cómo llegué al sitio. Apenas subí al segundo bus, le dije al cobrador que me dejara en el centro comercial. Tras un corto recorrido, me encontré frente a mi destino. Eran las diez y cuarto en mi reloj de pulsera y me quedé esperando junto a la escalera blanca que conduce al segundo piso.

Conforme pasaban los minutos, vi algunas nubes aparecer en el cielo. Sentí que podía llover y yo tan sólo vestido con la camisa blanca y el jeans nuevo. “Desearía haber traído una chompa”, pensé para mis adentros. Como no quería ingresar solo, llamé a mi amiga que me hizo la invitación. “Ya estoy llegando”, dijo mientras algunas sonrisas se escuchaban por el auricular.

Diez minutos más tarde, un taxi paró en la esquina. Ella y sus dos amigas bajaron a pesar de la leve llovizna que se había iniciado. Se le veía elegante con sus jeans pegados, la blusa verde y, sobretodo, con esos adorables zapatos blancos que vestía la última vez que la vi. “Amigo, ¿Cómo estás?”, fue como me saludó apenas me reconoció después de tantos meses.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *