Disputa en Los Robles (capítulo quince)

[Visto: 411 veces]

(viene del capítulo anterior)

Lucho y Constanza volvieron hacia el pueblo. El celular de la muchacha sonaba constantemente dentro de su pequeña cartera. El joven le preguntó si acaso iba a contestar. “Lo haré cuando lleguemos”, respondió ella con cierta incomodidad.

Luego de unos minutos, Lucho estacionnó la camioneta en una cafetería. Ambos ingresaron en el local y pidieron unos cafés y hamburguesas. A pesar de que el celular siguió sonando, los jóvenes disfrutaron el lonche como si nada. “¡Qué bueno es tener este momento de libertad!”, señaló Constanza esbozando una amplia sonrisa.

Habían pasado ya más de media hora en ese lugar, y eso inquietó a Lucho; así que le pidió a ella su celular. Constanza se lo dió y él contestó brevemente: “sí, estamos en la ciudad… en la cafetería, al final del pueblo”.

“¿Por qué hiciste eso?”, preguntó la joven muy enojada. “Si quieres que sigamos vivos, es mejor mantener el perfil bajo”, respondió Lucho con una mezcla de prudencia y temor. A los cinco minutos, Rodolfo y González aparecieron en la otra camioneta.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *