Entre Emi y Rodri: Sentimientos a distancia (capítulo tres)

[Visto: 443 veces]

(viene del capítulo anterior)

Rodrigo sintió desmoronarse su autoestima luego de leer el mensaje. Apagó la computadora y se echó a dormir. O al menos eso intentaba hacer pero no podía: la sola idea de que ella se haya ido lejos le causa preocupación y vívidas pesadillas en donde ella le dice que no volverá.

Se levanta asustado y agitado de su cama: la oscuridad de su habitación es lo único que lo devuelve a la realidad. Exhala aire y se dice a sí mismo: “Tranquilo broder, ya te dijo que volverá”. Se repitió la frase como si fuera un mantra hasta que se quedó dormido.

Luego que terminaron los exámenes, Rodrigo sintió la necesidad de contactarse con Emilia. Se conectaba al chat y, cuando la veía “conectada”, le decía “Hola” o “Hi” para que entablar conversa. Y si bien ella le devolvía el saludo, demoraba varios minutos en hacerlo.

Luego le preguntaba cómo estaba. “Bien” era lo único que obtenía de respuesta. Luego de unos minutos, Emilia se desconectaba de nuevo, hasta el día siguiente, cuando Rodrigo hacía lo mismo y recibía el mismo trato.

Así se la pasó durante varias semanas hasta que se acabó el verano. Él incluso había olvidado la noción del tiempo transcurrido, cuando recibió un mensaje en su celular: “Rodri, we need to talk!”, fue toda la frase pero suficiente para que al joven se le aumente la ilusión.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *