El rostro de Paul (capítulo tres)

[Visto: 596 veces]

(viene del capítulo anterior)

Fue hasta el final del pasillo, abrió el grifo del lavadero y se echó un poco de agua a la cara. “¿En qué estaba pensando?”, se dijo mirando el espejo medio sucio. Le devolvió una mueca a su reflejo y salió, creyendo que la modorra lo vencería y se quedaría dormido sobre la cama.

Paul caminó de regreso por el pasillo y una llamativa luz verde que salía del 307 atrajo su atención. Quería ignorarla y seguir recto, pero la atrayente luz lo convenció y entró en la habitación.

Diez minutos después, Paul aún no regresaba y las chicas ya hacían bromas al respecto. “Seguro y se pasó por el wáter”, bromeó Elisa y las dos amigas rieron de buena gana. En ese momento, la puerta se abrió lentamente y él entró con una sonrisa en los labios.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *