La escalera de Chronos (capítulo tres)

[Visto: 555 veces]

(viene del capítulo anterior)

Contenta de su buena fortuna, Pitia se apresuró en recoger las monedas, apagó el fuego con algo de arena y se dispuso a ir a su aposento a guardar el tesoro. Una vez dentro, otra figura encapuchada se le apareció.

“Veo que te han recompensado bien”, dijo la voz femenina. Pitia la reconoció y se acercó a ella para abrazarla. Sin embargo, sintió una punzada en la espalda que la desangraba gravemente. “Dije lo que me pediste”, habló con dificultad la vidente y cayó muerta.

“Y ahora te toca guardar el secreto”, afirmó la desconocida saliendo del aposento. Una vez fuera del lugar, levantó los brazos y recitó un hechizo. Un violento terremoto azotó la región: cuando los peregrinos salieron de sus guaridas, encontraron el antiguo templo convertido en destruidas piedras.

(continúa)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *