Archivo por meses: mayo 2009

A mi madre

[Visto: 894 veces]

Hola mamá.

Se supone que hoy estaría contigo el día entero, pero las obligaciones que tengo me alejarán de ti al menos por unas horas. Y me duele pensar que esto pasa, porque hay muy pocos días en los que nos encontramos. Tú fajándote día a día por nosotros en tu trabajo, durante el día, y cuidando a mi abuelas por la noche. Yo, pasándomela en clases, leyendo o conversando con mis amigos en la universidad: diez y media de la noche al regresar ya no es hora que te encuentre en casa.

Llega el fin de semana, un par de saludos, yo en mi cuarto y tú, con mucho merecimiento, viendo tu novela, olvidando que quizá estás esperando que te dirija la palabra, para comentarme cómo te fue en la semana o para contarte cuánto he avanzado en mis estudios. No puedo menos que declararme culpable de esta desidia infinita. Y al final del día te vas, y me quedo triste, ausente en mi melancolía, buscando la forma de acompañarte bien.

Pues no es la duración del tiempo lo que puede unirnos sino la calidad del mismo el que crea los vínculos y lazos entre nosotros. Hoy que estando cerca, me siento lejos, no quiero estar en esta rutina ni un segundo más. Hoy que estando cerca, quiero sentirme cerca, te abrazaré, te besaré y te desearé Feliz Día, mamá.

(Hago extensivo mi saludo a todas las madres del mundo, en especial a las madres de nuestros estimados lectores, que gocen de buena salud y que vivan siempre rodeadas del cariño de sus hijos.) Sigue leyendo

Goles fortuitos

[Visto: 798 veces]

Minuto 83. Joris Mathijsen intenta dar un pase a su arquero, pero un vaso en pleno césped le levanta el esférico y su tiro sale por la línea del campo. A la salida del córner, Baumann anota para Werder Bremen el gol que, a la postre, se convertiría en fundamental para clasificarlos a la final de la Copa UEFA. Philip Butters se comienza a preguntar si acaso aquel vaso fue determinante para decretar una circunstancia a favor de uno y desfavorable al otro, y recordaba casos de árbitros que pararon partidos debido a causas diversas, como la pica-pica, el calor, la neblina y muchos otros factores en el mismo sentido.

Vale la apreciación porque, si bien una circunstancia como la descrita puede o puede influir en el desarrollo, en este caso, de un partido de fútbol, cuando influye, cambia el normal ritmo de las situaciones, permitiendo que uno se vea beneficiado sobre otro con absoluta ventaja en lo que a posteriori ocurra. Y vaya si muchas veces esto que ocurre en un campo de fútbol ocurre en la vida diaria: el dato escuchado entre susurros, la puerta entreabierta o la discusión en los baños públicos hacen que información, que mucha gente no debía ni enterarse, sea utilizada para sacar algún provecho posterior, muchas veces cómplice de una conducta antiética.

Es cierto que en muchos pasajes de nuestras vidas estamos expuestos a “ganarnos” con este tipo de escenarios fortuitos donde la suerte de uno se convierte en la suerte de otro por obra y gracia del descuido o la impericia de los demás. Vale entonces preguntarnos si estamos llanos a actuar bajo el filtro ético que debemos poner para evitar que estos goles fortuitos, encontrados de la nada, nos desvien de un camino de rectitud y justicia. Sigue leyendo

(Desaparecido) En la niebla

[Visto: 826 veces]

Caminas por la senda
un día olvidada,
ventea la brisa
en la noche estrellada.

El tiempo en segundos
pasa y traspasa
el clima tranquilo,
el camino a casa.

Mas baja la niebla
que aturde y enfría
el aire más blanco,
la tundra más fría.

Pues es niebla de encanto
que a los cuerpos atiesa,
les quita los sentidos,
los congela y apresa.
Sigue leyendo

Escandaloso envío de ‘encomienda’ causa destitución del jefe policial del VRAE

[Visto: 936 veces]

El pasado sábado se informó sobre el negligente estado en que se envió armamento de guerra al valle de los ríos Apurímac y Ene. Envueltos y empaquetados en bolsones de arroz y tubérculos, los 150 fusiles AKM y 34 mil municiones viajaban en la bodega de un ómnibus rumbo a la zona de combate. Tras el destape periodístico, el general PNP Percy Rivera Paiva, encargado de dicha zona policial, fue inmediatamente relevado de su cargo y enfrenta un proceso administrativo.

Sin embargo, en declaraciones recogidas por El Comercio en su edición dominical, el general Rivera ha hecho un deslinde con dicho “envío”, señalando que desde hace unos días se encontraba con permiso por “razones personales” y que la responsabilidad de tamaña acción recae sobre el coronel PNP Jesús Caman Farge, cabeza de la Unidad Logística de dicho puesto policial. El destituido oficial, quien se encuentra en Huamanga reuniendo documentación para realizar sus descargos, afirmó también que, a la fecha, el coronel Caman continúa en su puesto.

Mientras tanto, la ministra del sector, Mercedes Cabanillas, ha desmentido enfáticamente que la mencionada “encomienda” sea un supuesto tráfico de armas al narcoterrorismo. Igualmente, sostuvo que la separación de Rivera de dicha jefatura es merecida, y que politizar el tema “no es necesario ni responsable”.

Ante la situación descrita, la pregunta viene a continuación:

20150423-cual_fue_el_motivo_de_esta_negligencia.jpg

Sigue leyendo

De la sobradez al hecho…

[Visto: 1152 veces]

(Debo reconocer que mal no te va, pero cuestiono que no seas lo suficientemente aplicado para las lecturas. En principio pueden parecer fáciles pero, a medida que avancen las semanas, el material ni será muy “easy” ni será muy poco.)

El hecho de que no lea con tanto ahínco no significa que no haga el esfuerzo. Además, hasta el momento, un poco de relax no hace daño: entre hora y hora una llamada a los amigos, una conversa informal, un rato de tele o un juego de compu. Me verás lúdico pero lo cierto es que respondo.

(Claro que respondes y respondes bien, mas una cosa son las calificadas y otra los exámenes. Tantas consultas, difícil que te otorguen. Es mejor tener a conciencia los conocimientos aprendidos; no vaya a ser que el coco se te blanquea y la tembladera no sea del frío sino de la angustia.)

Que ni por un segundo dudes que no soy un descuidado, un malandro, un vago que los lugares de su jato recorre como si el estudio no importara. Tres horas antes de la prueba estoy más concentrado, más fresco, más atento. No creas en todo lo que percibes, mira que te engañas si sales del contexto.

(Del contexto no me salgo, sólo opino lo que veo, y sugiero que no seas tan sobrado con los hechos. La confianza en lo leído no se construye de memoria: se discute, se analiza, se aprende y se cuestiona. No pienses que con media hora se repasa un semestre. Ay de aquellos que, confiados como tú, muy mal terminaron. Bicas y tricas no es mi deseo, así que ahí tienes mi consejo.)

Bueno, está bien. Gracias por el exhorto. ¿Qué horas son?

(Son las cinco en punto.)

¡Qué chévere! Tres horas más de descanso.

(¿Comenzamos con la “despuesitis”?) Sigue leyendo