Inesperado (capítulo cinco)

[Visto: 285 veces]

(viene del capítulo anterior)

He despertado. No sé cuántas horas han pasado. Sólo siento que ha sido mucho tiempo y ya no quiero estar echado. Me incorporo y me pongo de pie. La puerta de la habitación está abierta. “Es mi oportunidad”, pienso mientras avanzo hacia esa salida. No parece haber ningún peligro y camino a la sala.

Tampoco hay nadie. Miro a mi alrededor. Una mesa, un sofá, una puerta. Me dirijo hacia la puerta, con la esperanza que sea la salida de mi escondite. Cuando estoy por alcanzarla, algo me llama la atención sobre la mesa. Son una serie de fotografías. Veo una y otra y otra. Y me dejan desconcertado.

En ellas estoy con Alisa. Alisa me sonríe, ella me abraza, ella me besa. No sé cómo pueden existir esas fotos si recién las miro. No lo entiendo. Trato de huir. Mi mano se posa sobre la manija de la puerta… y empiezo a recordar. De pronto, ella se me hace tan familiar que ya no tengo temor. Las emociones afloran naturales. “¿Qué es lo que me pasa?”, me pregunto sin comprender del todo lo que ha sucedido.

(continuará)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *