Un buen amigo

[Visto: 651 veces]

Sentado en la barra

espero a mi amigo.

No lo veo tal vez ocho

o quizá diez años,

ni sé siquiera si vendrá.

Él me ofreció buenos momentos,

yo sólo devolví atrasos,

olvidos y caras largas.

Fui torpe y descuidado

para con mi amistad:

Siempre tan lejos

y tan poco dado a escucharlo.

Pensando en todo esto,

sentí una mano sobre mi hombro:

Era él y nadie más,

era él y su amplia sonrisa,

que hacía que borrara

todo mi pasado absurdo.

Una ronda de cervezas

en recuerdos nos hizo navegar.

En un ¡salud! borró mi tristeza

y en un ¡salud! amplió la alegría.

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *