Disputa en Los Robles (capítulo once)

[Visto: 484 veces]

(viene del capítulo anterior)

González lo llevó hasta las caballerizas. Allí había una cerca donde colocó algunas botellas como blancos. “Intenta derribar esas botellas”, dijo el capataz y alejó a Lucho como unos veinte metros de la cerca. Dominado por los nervios iniciales, los disparos del joven se fueron totalmente desviados.

“Muchacho, veo que tendré harto trabajo contigo”, dijo González, acercándose al joven con cara de preocupación. El capataz le hizo el ademán y Lucho le entregó el arma. Se paró con una pierna delante de la otra y miró hacia una de las botellas. Luego, extendió el brazo y apuntó: fue el primer disparo e impactó destrozando el centro de la botella.

“Es así como se hace un buen disparo”, señaló el capataz y le entregó otra vez el arma. Lucho respiró hondo y se colocó justo como había hecho González. Falló la primera bala, falló también la segunda. La tercera destruyó el pico de la segunda botella.

Lucho se alegró de haber acertado, pero miró a González y vio el fastidio en su cara. Le recordó que otros acertaban al primer disparo: “para entonces, ya estarás muerto”, aseveró el capataz y le ordenó que siguiera practicando.

(continuará)

Puntuación: 0 / Votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *